sábado, 6 de agosto de 2011

Tartaletas de Fresa y Ruibarbo


Ingredientes :

3 tazas de Harina (350 grs)
3 cucharadas de Azúcar
1 cucharadita de Sal
¼ taza + 1 cucharada de Margarina fría (100 grs)
¾ taza de Mantequilla fría (150 grs)
½ taza + 2 cucharadas de Agua helada (125 ml)

1 Huevo
Azúcar

2 tazas de Fresas (300 grs)
3 tazas de Ruibarbo (500 grs)
Ralladura de 1 Naranja
¼ taza de Zumo de Naranja (50 ml)
¼ taza de Grand Marnier (50 ml)
1 ½ tazas de Azúcar (300 grs)


Preparación :

Para hacer la masa, ponemos en el recipiente de la amasadora la harina, el azúcar, la sal y la margarina y la mantequilla, cortadas en trocitos. Utilizamos la pala para mezclar todos los ingredientes, a velocidad baja, para que se integren bien, sin llegar a derretirse la mantequilla. Tenemos que conseguir una mezcla arenosa, uniforme. 


En ese punto añadimos agua fría, cucharada a cucharada, hasta conseguir que se forme una bola. Dependiendo de la harina, necesitaremos más o menos agua, por eso conviene echarla poco a poco y en cuanto veamos que se une bien, paramos. 


Dividimos la masa en dos partes y la estiramos, entre dos láminas de papel de horno, formando dos planchas de 3 mm de espesor. Las guardamos en el frigorífico durante al menos 1 hora. Podemos preparar la masa incluso con un día de antelación.


Mientras tanto preparamos el relleno. Limpiamos y troceamos las fresas y hacemos lo mismo con el ruibarbo. Mezclamos la fruta con la ralladura de naranja, el zumo, el licor y el azúcar. Calentamos la mezcla y la dejamos hervir unos minutos. La dejamos enfriar totalmente y la colamos.

Necesitamos que la fruta esté lo más escurrida posible, para que no empape la masa. El líquido sobrante lo podemos guardar para reducirlo más  y utilizarlo como sirope en cualquier otro postre.


Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos los moldes de tartaletas. Sacamos la masa del frigorífico, la estiramos un poco más, para que quede más fina y cortamos 24 círculos usando un cortador ondulado, de diámetro superior al del molde. Cubrimos con ellos los moldes y presionamos bien para encajarlas perfectamente, igualando con los dedos la superficie de los bordes.

Volvemos a estirar los recortes y cortamos 24 tiras de unos 12 cm de longitud por ½ cm de ancho, para hacer las rejillas. Guardamos todo en el frigorífico durante 30 minutos.



Pasado ese tiempo, rellenamos cada tartaleta con dos cucharadas de la mezcla de fruta. Batimos el huevo y con ayuda de una brocha, pintamos los bordes de la tartaleta. Cortamos las tiras de la rejilla en 4 trozos y formamos con cuidado la misma, apretando bien en los extremos, para que se fije a la base. Si hiciera falta recortamos el exceso de masa de las tiras, con cuidado. 

Pintamos toda la superficie de la rejilla con huevo y la espolvoreamos con azúcar. Volvemos a refrigerar las tartaletas 30 minutos. Después, las horneamos durante 50/60 minutos, hasta que estén doradas en la superficie.



Una vez horneadas, las sacamos inmediatamente a una rejilla, para que los líquidos no ablanden la masa. Las dejamos enfriar y las servimos a temperatura ambiente. Estas tartaletas hay que comerlas en el día. 



Unos pastelitos deliciosos, con una masa muy fácil de trabajar y con esa mezcla tan especial de sabores, de la fresa y el ruibarbo. La receta la vi en el blog “Not so humble pie”, y me gustaron nada más verlos. Pero la receta original es del nuevo libro de Martha Stewart, “New Pies & Tarts”…. mi perdición.

Un libro básicamente dedicado a tartas de frutas y algunas otras delicias dulces y saladas… no tiene desperdicio. Ya he probado más recetas y realmente es difícil decidirse por cual hacer. Todas entran por los ojos y todas son riquísimas.


Y además he querido empezar por esta receta, para enseñaros el artilugio que me han traído mis hermanas de Inglaterra. Es un palo de madera para ayudar a cubrir bien los moldes de tartaletas con la masa. Una vez que cubres los huecos del molde con los círculos, con la ayuda de este cacharrito, la masa se adhiere bien a las paredes y lo más importante, saca todo el aire del interior, por lo que las tartaletas quedan siempre perfectamente formadas.

Yo ya tenía la bandeja para hacer tartaletas (es parecida a la de los mini muffins, pero son un poco más pequeñas, de Gibraltar) y había encontrado este invento por internet, pero te lo vendían con la bandeja (aquí). Ahora me lo han comprado suelto y sirve para los dos tipos de bandeja, mini muffins y tartaletas, cada una por un extremo. No se me resiste ya ningún tipo de tartaleta, dulce o salada….


Ya sabéis que este verano estoy un poco perdida, pero intentaré publicar alguna receta más durante este mes. No tengo mucho tiempo, porque cuando quise decidir que era hora de retomar el blog, mi madre se puso enferma y necesita mucha atención. Después de una semana de hospital, ahora ya está en casa y hay que atenderla 24 horas. El estar tantas horas en casa supone poder cocinar y leer y visitar los blogs de los demás, pero no me permite concentrarme en redactar recetas ni escribir comentarios, para eso necesito más dedicación…

La última semana de agosto también voy a estar ocupada, pero por otros motivos que muchos ya sabéis, así que en septiembre espero poder cogerle el ritmo en condiciones a todo esto y mientras tanto me dejaré ver de vez en cuando…. Espero que todos estéis disfrutando del verano.

22 comentarios:

  1. ¡Qué receta más rica! Echo mucho de menos el ruibarbo... En Francia lo comía a menudo pero aquí no lo encuentro, dónde lo compras? Un abrazo, Aurélie

    ResponderEliminar
  2. Soy fan de las tartaletas o pies! y estos se ven divinos, los ingredientes deliciosos, y el resultado muy delicado. Yummi!

    ResponderEliminar
  3. Qué envidia de tartaletas, me voy a comprar un molde de esos pero ya! Nunca he probado el ruibarbo... me has despertado el gusanillo.

    besos

    ResponderEliminar
  4. jo bego, menuda pinta tus tartaletas, los dientes largos me has puesto!pues qui en galicia no he visto nunca el ruibarbo, tengo unas ganas de probarlo !siempre veo a jamie oliver usarlo, y ya sabes...culo veo culo quieroooo!!riquisimas!!besitosss

    ResponderEliminar
  5. Hola soy Yolanda, tienes un blog precioso, muy completo y sobre todo muy interesante...!!!
    Me quedo para seguir aprendiendo contigo!!!
    Por cierto la masa de estas tartaletas se puede hacer sin gluten???
    Gracias por compartir estas maravillas;)))
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  6. Questi dolcetti sono favolosi! Grazie per la chiarezza con cui hai spiegato la ricetta :-)

    ResponderEliminar
  7. Te han quedado perfectas!! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. tú también me creas necesidades, ahora me voy a tener que marchar a comprarme ese palito???

    POr cierto, yo aquí en Zaragoza no encuentro por ningún lado ruibarbo, snif

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué tartaletas tan preciosas, Begoña! Yo también te iba a preguntar dónde consigues el ruibarbo, tengo ganas de probar a utilizarlo, pero hasta ahora no lo he podido encontrar. Saludos y espero que tu madre se recupere con rapidez, seguro que con vuestros cuidados dentro de nada ya la tienes trasteando de nuevo.

    ResponderEliminar
  10. Impresionante, daría lo que fuera por estar ahí zamparme una.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Begoña...creo que eres la única persona capaz de encontrar ruibarbo en España, y en cantidades industriales!
    Los pastelitos tienen una pinta fantástica, además con ese artilugio te han quedado perfectos, como de pastelería, veo que aunque no publiques mucho, la cocina sigue a pleno rendimiento.
    Un besazo.
    (te he mandado un mensaje por el FB)

    ResponderEliminar
  12. Hola me han encantado tus recetas y decoraciones. Las voy a probar si no te molesta :) jaja
    Bueno te dejo mi blog por si quieres pasar.
    Saludos
    http://empezandoenlacocina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. Vaya, que tu madre se mejore pronto Begoña y que haya sido sólo un susto. Desde luego ante situaciones 100% de atención, normal que ahora estés en otras cosas.

    Tus tartaletas buenísimas, me encantan como están decoradas y me puedo imaginar su sabor, porque esa mezcla de fresas y ruibarbo la he probado, y es una delicia. No sé si viste nuestro sencillo helado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. preciosas y deliciosasssss mmmmmmmm besossss

    ResponderEliminar
  15. La fresa y la ruibarbo se unen divinamente, una delicia!! Estás muy equipada eh lo tienes todo! Me encantaría tener tantas cositas como tu jeje

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Que ricas esas cestitas
    El ruibarbo es dificil de encontrar
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa...antes de nada no sabía nada de tu lo madre, espero que vaya todo mejor. La receta divina, y por las fotos parece que tienes una pastelería, ya sabes que me muero por ver tus libros y cacharritos de cocina e ingredientes raros, para mí, la number one de las compras jeje. Bueno cariño, ahora te llamaré a ver cómo andáis¡¡¡
    Un beso para ti y la familia

    ResponderEliminar
  18. These are the cutest little tarts! One day I wish I have access to rhubarb, it sounds just so delicious!

    ResponderEliminar
  19. Pero que monada de tartaletas, de moldes, de plato, de todo.... me ha encantado

    ResponderEliminar
  20. Exquisitas y muy lindas tartas,se ven de lujo,me encantan tus recetas,una real bendición,abrazos cordiales.

    ResponderEliminar