sábado, 30 de junio de 2012

Corona de Jamón, Espinacas y Queso

Ingredientes :

2 láminas redondas de Hojaldre
250 grs de Espinacas
10 lonchas de Jamón Cocido
1 Limón
10 Tomates Cherry (o secos en aceite)
1 Cebolleta
10 Champiñones
50 grs de Rúcula
5 cucharadas de Queso Mascarpone (o Philadelphia)
50 grs de Queso Gruyère rallado
Pimienta Negra
Aceite de Oliva
Sal
1 Huevo

Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos una bandeja de horno cubierta de papel engrasado, donde montaremos la corona. El hojaldre lo dejamos en el frigorífico hasta el último momento.

Limpiamos bien las espinacas y las salteamos en una sartén con el fondo cubierto de aceite, durante 3/4 minutos, hasta que se pongan tiernas. Las salamos un poco.

Mientras tanto cortamos el jamón en tiras y lo ponemos en un bol. Añadimos el zumo del limón, los tomates, la cebolleta picada muy fina, los champiñones pelados y cortados en láminas y la rúcula. Mezclamos bien.

En cuanto tengamos listas las espinacas, las añadimos a la mezcla junto con el queso Mascarpone. Mezclamos todo bien y lo espolvoreamos con pimienta negra recién molida.

Sacamos el hojaldre del frigorífico y cortamos cada lámina en ocho triángulos. Colocamos los triángulos sobre la bandeja de horno que teníamos preparada, superponiéndolos por la base del triángulo, formando un círculo. Nos tiene que quedar una banda de unos 6 cm de ancho, donde pondremos el relleno. 


Una vez que tengamos formado el círculo completo, distribuimos el relleno por encima y lo espolvoreamos con el queso rallado. Entonces cerramos los triángulos sobre si mismos, metiendo el vértice del triángulo por debajo de la base y presionando bien, para que quede cerrado.

Batimos el huevo y pincelamos toda la superficie de hojaldre para darle brillo.

Horneamos la corona durante 30 minutos, hasta que esté bien dorada. La servimos inmediatamente.


Una cena diferente, fácil, que se puede dejar casi lista con antelación y que además está buenísima!!! Qué más podemos pedir. Una manera diferente de presentar unos ingredientes con los que también, hubiéramos podido preparar un sándwich.

La receta es, una vez más, del libro de Tana Ramsay “Home Made”. Ella prepara esta corona con masa de croissant, pero como en España no venden esta masa preparada, yo la he hecho con hojaldre. Se podría hacer igualmente con láminas de hojaldre rectangulares, pero es más fácil hacer los triángulos de una masa circular.

miércoles, 27 de junio de 2012

Battenberg Cake


Mandy of What The Fruitcake?! came to our rescue last minute to present us with the Battenberg Cake challenge! She highlighted Mary Berry’s techniques and recipes to allow us to create this unique little cake with ease.


Ingredientes :

200 grs de Mantequilla
200 grs de Azúcar
4 Huevos
1 cucharadita de Extracto de Vainilla
240 grs de Harina
1 cucharadita de Levadura
2/3 cucharadas de Leche
2 gotas de colorante Rojo
2 gotas de colorante Amarillo

Mermelada de Albaricoque
200 grs de Mazapán


Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos un molde cuadrado de 20 cm de lado, dividiéndolo en dos con una tira de papel de aluminio hecha de varias capas del mismo. La cubrimos de otra tira de papel y de esa manera, la fijamos lo más posible al molde, para que no se mueva. Tenemos que hornear la masa en dos colores, en el mismo molde. Engrasamos bien todo el molde.


Este sistema es un poco chapucero, sería mejor tener un molde, que existe, especial para este bizcocho. Pero como sustituto, sirve. Otra opción sería hacer el doble de cantidad y hornearlo en dos veces, cada una de un color.


Ponemos la mantequilla a temperatura ambiente en un recipiente y la batimos junto con el azúcar, hasta que blanqueen y se esponjen. Añadimos los huevos uno a uno, esperando a que se incorpore uno totalmente antes de añadir el siguiente. Añadimos también el extracto de vainilla.

Añadimos la harina tamizada y mezclada con la levadura, incorporándola con cuidado, con ayuda  de una espátula, con movimientos envolventes. Echamos a la mezcla dos o tres cucharadas de leche, para hacerla un poco más cremosa.


Dividimos la mezcla en dos partes iguales, poniéndolas en dos recipientes separados. Coloreamos cada una con dos gotas de colorante, una en rojo y otra en amarillo. Mezclamos bien para que el color de cada uno sea homogéneo.


Repartimos las mezclas, cada una en una mitad del molde que habíamos preparado. Alisamos bien la superficie y lo horneamos durante 40/45 minutos, hasta que esté bien hecho por dentro. Lo dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde y después los desmoldamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


Una vez fríos los dos bizcochos, los ponemos sobre una tabla de cortar y con ayuda de un cuchillo de sierra, los cortamos por la superficie, para igualarlos y alisarlos. Cortamos los dos bizcochos por la mitad, a lo largo e igualamos todos los bordes, de manera que obtengamos cuatro trozos de bizcocho del mismo tamaño.


Con ayuda de una brocha, untamos todos los trozos de bizcocho con mermelada de albaricoque. Si estuviera muy espesa, la aligeramos con un poco de zumo de limón. Montamos el cake poniendo dos trozos de base y los otros dos trozos por encima, alternando los colores. Tiene que quedarnos una sola pieza, bien armada, de manera que no se despegue.


En una superficie espolvoreada con azúcar glas o untada de “Crisco”, extendemos el mazapán con ayuda de un rodillo. Primero hacemos un rectángulo de ½ cm de espesor, del tamaño de la base del bizcocho, precisamente para usarla de base. Volvemos a extender el mazapán hasta obtener una lámina que cubra toda la superficie del bizcocho. 


Con mucho cuidado, pasamos el mazapán con ayuda del rodillo y lo ponemos sobre el bizcocho. Lo extendemos bien y lo pegamos por toda la superficie, evitando que se formen pliegues. Recortamos el mazapán sobrante y pegamos bien la parte de arriba con la base. 


Podemos marcar un dibujo en la superficie o decorarla con adornos de azúcar y ya tenemos listo el cake.


El reto de este mes de los Daring Bakers, propuesto por Mandy del blog  “What The Fruitcake?! , ha consistido en preparar un Battenberg Cake, clásico entre los clásicos de la repostería británica. Este bizcocho lo encargó la Reina Victoria para la boda de su nieta con el Príncipe de Battenberg. 


La receta original es así, en estos colores. Yo lo he reparado según la receta del libro “British Baking” de Peyton & Byrne y os diré que además de bonito, está buenísimo, jugoso, esponjoso y el punto del mazapán, para los que nos gusta como a mi, inmejorable.

Hay otra versión hecha con un bizcocho de avellanas y otro de café, que no creo que tarde en probar. La combinación parece deliciosa…

En esta ocasión, yo he utilizado mazapán comprado, porque con los calores que tenemos ya por aquí, lo de ponerse a hacer mazapán lo dejamos para navidad. Pero si alguien quiere hacerlo, aquí encontrareis la receta.

martes, 26 de junio de 2012

Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevilla

"Es una forma muy antigua de elaborar un bizcocho y conocido era que la persona que le entregaba el vaso con la masa madre te deseaba suerte y salud.

Se requieren 10 días para la elaboración del bizcocho, sin usar batidora, ni frigorífico, no otros aparatos modernos.

La tradición dice que la masa madre te la tienen que dar, y que hay que empezar la elaboración del bizcocho en jueves para que el mismo esté listo para el sábado de la semana siguiente.

En el caso de que alguien no pueda conseguir que le regalen la masa madre, al final de esta entrada, he añadido la receta para prepararla uno mismo.
JUEVES: Se vierte el contenido del vaso entregado en un recipiente mayor y sea añade un vaso de azúcar y uno de harina. No se mezcla.

VIERNES: Se mezcla con una cuchara

SÁBADO: No se toca

DOMINGO: No se toca

LUNES: Se añade un vaso de leche, otro de azúcar y otro de harina. No se mezcla.

MARTES: Se mezcla todo con una cuchara

MIÉRCOLES: No se toca

JUEVES: No se toca

VIERNES:  No se toca

SÁBADO: Se apartan tres vasos de la masa obtenida (masa madre) que se entregan a tres personas a las que desees suerte y salud.

Al resto de masa se le añade:

2 vasos de harina
1 o 1/2 vaso de azúcar (al gusto)
1 vaso de aceite (girasol y oliva, al gusto)
1 vaso de leche
1 vaso de nueces y/o almendras picadas
1 vaso de pasas sin hueso previamente enharinadas
1 sobre de levadura
2 huevos enteros
Una pizca de sal
Una pizca de canela
Una pizca de vainilla
1 manzana troceada
Ralladura de una naranja

Se mezcla todo bien con la cuchara y se mete al horno a 180º, durante 40 o 45 minutos.".

Esta es la receta del tradicional Bizcocho de las Carmelitas Descalzas. Te tienen que regalar la masa madre para empezar a hacerlo y se supone que te va a dar salud y suerte. Con la falta que nos hace….

A mi me regaló la masa madre Lidia de “Atrapadaen mi cocina” y he copiado de su blog, las instrucciones exactas para hacerlo. Resulta un bizcocho estupendo, húmedo, con muchísimos aromas, una mezcla riquísima. Eso si, enorme!!


A su vez yo se lo he regalado a otras tres personas y hoy me he tenido que precipitar a publicarlo, porque uno de los hijos de mi masa madre, se me ha adelantado!!!....Ana Mª de “Cocinando entre olivos” ha sido más rápida que yo…. es que llevo un atraso….ufff….me tengo que poner las pilas…

*** 
Me han pedido que ponga la receta de la masa madre, para las personas que no puedan conseguirla de otra forma. Si queremos empezar el bizcocho un jueves, deberemos empezar a preparar la masa madre un domingo.

Ingredientes :

Harina de Trigo Integral o de Centeno
Agua

Preparación :

1º Día: Mezclamos n un bol, tres cucharadas de harina con un poco de agua, hasta conseguir una pasta homogénea. Tapamos el bol con un paño y lo dejamos a temperatura ambiente.

2º Día : Retiramos dos cucharadas de la mezcla y le añadimos otras dos cucharadas de harina y el agua suficiente, para obtener otra masa de la misma textura que la anterior.

3º Día : Repetimos la misma operación que el día 2º.

4º Día : repetimos la misma operación.

Ya tenemos la masa madre de arranque y podemos empezar a hacer el bizcocho.

Yo no he probado esta masa madre, pero como me la han pedido varias personas, la publico aquí. La probaré y ya os contaré.