jueves, 31 de mayo de 2012

Flores de Azúcar: Comunión de Irene

El pasado sábado, Irene, nuestra vecina, hizo su primera comunión. Con mucho tiempo de antelación, su madre me pidió que le diera ideas para hacer alguna tarta o dulces para la comunión de su hija y yo enseguida me ofrecí voluntaria: no te preocupes yo te preparo una tarta y unas galletas y así nos olvidamos de buscar un regalo. Nos venía muy bien.

Ya me conocéis. Si me ponen ese reto en las manos y además con mucho tiempo por delante….. la tarta y las galletas se convirtieron en esta mesa que estáis viendo….

Yo he preparado casi todos los dulces y Paloma, mi hermana ha hecho todas las manualidades. Un trabajo de locos, pero cuando se hace por gusto…..

Con tiempo, le preguntamos a la madre de Irene sobre los gustos de la niña y llegamos a la conclusión de que tenía que ser todo en azules y con detalles propios de la comunión y de una niña. No quería personajes famosos, quería una primera comunión.

Cuando planteamos los dulces que íbamos a preparar y como los íbamos a presentar, decidimos que tenían que ser cosas muy diferentes unas de otras, presentadas en soportes muy distintos y que tuvieran como denominador común el color azul y azul turquesa en todas sus gamas y las flores, las mariposas y la paloma de la paz como detalles. El color blanco, sería el contraste para todo ello.

Empezamos con unos vasos de yogurt líquido de fresa, teñido de turquesa. La decoración de los vasos la preparó Paloma con diferentes “tapes” y con el nombre de la niña y la fecha de la comunión, para identificar bien el evento.

Los vasos de yogurt los pusimos sobre unas bandejas blancas, cubiertas con unas blondas hechas con cartulinas azules y perforadores de bordes.

En el centro pusimos los recordatorios, con el nombre y la fecha.

Paloma hizo tres modelos diferentes, con los mismos detalles que los dulces.

También preparamos unas cajitas de palomitas y encontramos unos pitufos de caramelo, picantes, que cuadraban perfectamente con el conjunto. Los pinchamos sobre unos bloques de corcho verde, forrados con papel charol.

Las palomitas nos las preparó Conchi, propietaria de la tienda de chuches que hay en nuestra calle, en la misma acera que nuestra casa, que las hizo a última hora, para que estuvieran bien crujientes.

Las cajitas están hechas con una cartulina reversible muy gruesa, la mitad por el fondo azul y la otra mitad por el fondo blanco. Y superpuestas las pegatinas con el nombre y la fecha. Las cajitas también van sobre unas bandejas con blonda.

Preparamos unos cakepops, hechos con un bizcocho de chocolate y cubiertos de “Candy melts” azules y blancos. Para decorarlos, unos cuantos tips de azúcar, bolitas diferentes, blancas y azules.

Cada cakepop va envuelto en su funda de celofán y cerrado con un lacito blanco.

Y todos van pinchados sobre bloques de espuma verde forrados y dentro de cajitas de madera (de las de fresas…. todo el día buscando en las fruterías..), pintadas y decoradas con mariposas y detalles en azul.

Las mesas también las decoramos de guirnaldas hechas con papeles de dibujos, todos sobre tonos azules.

Como recuerdo de la comunión le preparamos unas galletas, que las presentamos también en una caja de madera pintada en blanco, en este caso de melocotones….

Las galletas eran crucifijos con la paloma de la paz, envueltas en celofán y con la etiqueta correspondiente.

Unos días antes de la fecha de la comunión, preparamos flores, palomitas y mariposas sin control…. no sabíamos muy bien como iba a ser la tarta, pero hicimos muchas flores diferentes, para poder elegir. Las flores son de pasta de azúcar coloreada.

Los cupcakes están hechos con la receta de los Red Velvet Cupcakes, pero teñidos en turquesa.

Y decorados con fondant blanco texturizado y cada uno, adornado con una mariposa y tres florecillas.

El resto de las flores, mariposas y palomas de la paz, las pusimos en la tarta. Según fue surgiendo. La tarta es un bizcocho “Victoria Sponge”, rellenado con buttercream de chocolate y mermelada de frambuesa. El bizcocho del piso de arriba además, iba teñido en azul.

La tarta la pusimos sobre una caja de cartón forrada, para darle altura. Y completamos la mesa con unos boles de cristal llenos de nubes blancas y azules y dos vasos altos llenos de bolas de chicle, también azules.


Bueno, como podéis comprobar, ha sido mucho trabajo, muchas vueltas a la cabeza, decidiendo qué íbamos a poner y que no, pero es que según decidíamos una cosa, se nos ocurría otra y aunque no os lo creáis, nos controlamos bastante…

La verdad es que esta comunión nos ha servido de excusa para hacer cosas que estábamos deseando, y al final, todo el trabajo ha merecido la pena, porque la cara que pusieron Irene y toda su familia, cuando lo vieron, ha compensado cualquier esfuerzo.

Me alegro de que lo pasaran bien y me quedo con el agradecimiento de todos ellos. Sé que Irene no lo va a olvidar.

(¿Os habéis dado cuenta de cómo domino los términos de los ingredientes y las técnicas de todo este mundo de la repostería decorada? Yo misma me he asustado al redactar la entrada, qué repollo!!.....jajjajajaja.... os animo a todos a probar, resulta muy satisfactorio, de verdad.)

miércoles, 30 de mayo de 2012

Flores de Azúcar : Hortensias

¿No os parecen preciosas? Desde que hace tres años compré el libro “Cake Chic” de Peggy Porschen, tenía metidas en la cabeza estas hortensias. Entonces hice las galletas de bolas de navidad para el árbol y más adelante también hice los cupcakes del lazo para el cumpleaños de mi madre.

Lola, de “Lola en la cocina” hizo los petit fours impresionantes, que ha ido perfeccionando con el tiempo y que yo tengo pendientes de hacer ya que gracias a ella tengo todos los ingredientes… Lola te prometo que es mi próximo reto!!!

Pero en un rinconcito de mi cabeza, se me habían quedado estos cupcakes de hortensia, pendientes de hacer y de vez en cuando, sonaba una alarma en mi cabeza que me los recordaba…. ahora por fin, me he sacado esta espinita.

Cuando mis hermanas estuvieron en Londres el verano pasado, me trajeron otro libro de ella: “Peggy’sn Favourite Cakes &Cookies” y varias cosas de su tienda: un delantal, decoraciones de chocolate para tartas…… y por supuesto, ellas se comieron allí sus famosos cupcakes. Su veredicto: una verdadera delicia.

Tengo que reconocer que a mi todas estas cosas me resultan muy cursis, los que me conocéis, ya sabéis como soy, un pelín más bruta…. Y por otro lado, no son dulces especialmente ricos para comerlos, pero el reto personal de ser capaz de hacerlos y que al final queden bien, me compensa todo lo demás. Estoy encantada de haberlos hecho.

No os voy a poner todo el proceso de como se hacen, porque no creo que sea lo importante de estos cupcakes (si alguien está interesado en hacerlos que me lo diga y se lo paso), simplemente os diré a grandes rasgos, como los he hecho.

Lo primero que hay que preparar son las flores. Las hacemos con pasta de azúcar teñida en 6 colores diferentes y las cortamos con el cortador de flores específico de hortensias. Las vamos poniendo en recipientes cóncavos para que se sequen con forma. 

Una vez cortadas todas (unas 12/15 flores por cupcake) las dejamos secar toda la noche. Al día siguiente y con ayuda de un pincel, espolvoreamos por encima de cada flor, polvos “dust powder” en colores que hagan contraste y aporten a cada flor una apariencia más real.

Después preparamos unos cupcakes básicos y los forramos con fondant teñido en los mismos 6 colores que las flores. Y empezando por el centro, vamos pegando las flores hasta cubrir toda la superficie. En algunos casos deberemos romper las flores para que entren en los huecos. Una vez pegadas, preparamos una glasa real también teñida en los mismos colores y dibujamos un pequeño botón en el centro de cada flor.


Es un proceso muy laborioso, la verdad es que juntar todos los materiales y productos me ha costado un poco, pero al final, todo ha merecido la pena, a la vista del resultado final.

Si alguien se anima, no dudéis en poneros en contacto conmigo y os paso el detalle de todo el proceso. Yo tuve la osadía de hacer estas flores a la vez que reparaba las flores para una mesa de dulces de una comunión, me salían las flores por las orejas…..

Mañana os mostraré el resultado del trabajo de esa comunión, una vez más muchísimo trabajo, pero en este caso, con la recompensa de una niña feliz : no tiene precio.

Y prometo que lo próximo serán los petitfours de Lola, que son una verdadera pasada y esos si que son deliciosos para comerlos, porque he tenido la suerte de que Lola los hiciera para traerlos a mi casa… y os puedo decir que son impresionantes!!

lunes, 28 de mayo de 2012

Fudge: Básico y de Chocolate con Nueces - Reto "Charlie y la fábrica de chocolate" / Film & Food

Ingredientes I :

385 grs de Leche condensada
500 grs de Azúcar
25 ml de Golden Syrup (miel de caña clara)
75 ml de Agua          
60 grs de Mantequilla
1 cucharadita de Extracto de Vainilla

Ingredientes II :

250 grs de Chocolate postres
385 grs de Leche condensada
50 grs de Mantequilla
80 grs de Nueces

Preparación :

Fudge básico :

Ponemos el agua y el azúcar en un cacito y lo llevamos a ebullición, removiéndolo, hasta que el azúcar se disuelva. Entonces añadimos la mantequilla y el Golden syrup, y seguimos removiendo para que la mantequilla se derrita.

Incorporamos la leche condensada y volvemos a llevarlo a ebullición. Bajamos el fuego, sin que deje de hervir y lo seguimos removiendo, hasta que llegue al punto de “bola suave”, es decir, hasta que adquiera un color caramelo oscuro, se empiecen a formar cristales de azúcar en las paredes del cazo y al removerlo suene, como si estuviéramos removiendo arena. Es decir, a ojo.

Lo retiramos del fuego y añadimos el extracto de vainilla. Lo batimos sin parar con una cuchara de palo, durante 5 o 10 minutos. Esto nos asegura una mejor textura del fudge, cuando se enfríe.

Ponemos la mezcla en un recipiente rectangular bien engrasado y lo dejamos enfriar completamente.

Entonces lo desmoldamos y lo cortamos en trozos, cuadrados o rectangulares, como más nos apetezca.

Fudge de Chocolate y Nueces :

Ponemos en un cazo de fondo muy grueso o antiadherente, el chocolate, la leche condensada y la mantequilla. Dejamos que se funda todo bien, a fuego medio, hasta que empiece a hervir. Removemos sin parar unos minutos, para que adquiera consistencia.

Trituramos las nueces y las añadimos al chocolate una vez que esté listo y fuera del fuego. Removemos bien y vertemos la mezcla en un molde cuadrado y engrasado.

Lo dejamos enfriar y lo cortamos en trozos cuadrados.

El reto de Film & Food del mes de abril, que había que publicar hoy, está basado en la película “Charlie y la fábrica de chocolate” y consiste en preparar un dulce en formato individual, una chocolatina, un caramelo, una golosina, pero que no fuera un postre, si no un pequeño capricho individual.

Cuando leí la propuesta que nos hacían, no se por qué se me vino enseguida a la cabeza la imagen de los “fudge”. Quizás es que reunían todas las condiciones: golosina, individual, dulce, caramelo, chocolate,…… Y además tenía muchas ganas de prepararlos.

Aquí, en Nerja, hay una tienda de chuches inglesa…. puro vicio. Y entre otras muchas cosas, véase gominolas, caramelos, regalices,… tiene una gran variedad de Toffees y de Fudges, una verdadera delicia.


El fudge es una especie de toffee, de origen estadounidense, con una textura arenosa y muy, muy, dulce. El fudge básico es leche condensada con azúcar y se cree que su origen se debe a una partida de caramelos que se estropeó y los reciclaron, de ahí su nombre “fudge”, que significa arruinar.

Hay muchísimas variedades, con diferentes frutos secos, diferentes tipos de chocolate, con otros saborizantes, con licor (buenísimos los que se hacen con el licor Bayleis),…. Pero advierto : son tan fáciles de hacer y son tan ricos, que producen adicción y tienen el inconveniente de que son una bomba de calorías!!!

Estos son los enlaces de donde he sacado estas recetas: El fudge básico y el Fudge de chocolate con nueces.

El fudge se vende siempre así, sin envasar, a trozos. Yo los he conservado dentro de un recipiente cerrado y en el frigorífico, por que los hice la semana de la ola terrible de calor…. Bueno, la verdad, es que para lo que duraron….


Y por cierto, con ellos estrené el artilugio que me trajo mi prima Isabel Gondra de Nueva York : un triturador de frutos secos de Martha Stewart. Parece otro artilugio más, verdad?.... pues no. Es perfecto para triturar los frutos secos lo suficientemente pequeños sin que se conviertan en polvo y de manera muy fácil. Estoy encantada!!

Ingrid, Alba, muchísimas gracias otra vez por vuestra dedicación. Y por lo que nos entretenéis y nos ayudáis a aprender!!!