viernes, 27 de abril de 2012

Pastel con Nuez Moscada - D.B. April 2012

The Daring Bakers’ April 2012 challenge, hosted by Jason at Daily Candor, were two Armenian standards: nazook and nutmeg cake. Nazook is a layered yeasted dough pastry with a sweet filling, and nutmeg cake is a fragrant, nutty coffee-style cake.

Ingredientes :

240 ml de Leche
1 cucharadita de Bicarbonato
280 grs de Harina
2 cucharaditas de Levadura en polvo
400 grs de Azúcar morena
170 grs de Mantequilla
80 grs de Nueces
1 cucharadita de Nuez moscada
1 Huevo

Preparación :

Precalentamos el horno a 175ºC.

Mezclamos el bicarbonato con la leche y lo apartamos.

Tamizamos la harina con la levadura en otro recipiente. Añadimos el azúcar y lo mezclamos bien. Incorporamos la mantequilla fría en trozos pequeños y con ayuda de las manos o de la pala de la amasadora, mezclamos la mantequilla con la harina y el azúcar hasta obtener una especie de arena granulosa.

Engrasamos un molde redondo de fondo desmoldable y forramos el fondo con papel de horno. Distribuimos la mitad de la mezcla anterior por el fondo del molde y lo aplastamos bien, haciendo presión, para crear una base del pastel.

Ponemos el huevo con la nuez moscada en el recipiente de la amasadora y lo batimos con las varillas hasta que esté muy espumoso. Añadimos entonces la mezcla de leche y bicarbonato y seguimos batiendo, hasta que se incorpore totalmente.

Cambiamos las varillas por la pala e incorporamos la otra mitad de la mezcla arenosa. Mezclamos bien y nos quedará una masa bastante líquida. La echamos sobre la base que teníamos en el molde. Espolvoreamos por encima las nueces troceadas.

Horneamos el pastel durante 30/40 minutos, hasta que esté bien dorado por encima y bien hecho por dentro. Lo comprobamos con  un palillo. Una vez listo el pastel, lo dejamos enfriar sobre una rejilla dentro del molde y lo desmoldamos para servirlo.


El reto de este mes de los Daring Bakers consistía en hacer dos recetas dulces de la cocina Armenia: Nazook y Pastel de Nuez moscada. Yo he hecho solamente el segundo. Un pastel delicioso, muy dulce y muy sabroso. Muy fácil de hacer y de ingredientes sencillos. No deberíais resistiros…..

La otra opción, el Nazook es un pastel enrollado con un relleno de semillas de amapola muy típico de todos los países del este de Europa…. no tardará en caer. Es una cocina bastante desconocida para nosotros, pero en el libro “Culinaria Rusia” podemos encontrar varias recetas que son una buena representación de la cocina Armenia. Tendremos que probar.

jueves, 26 de abril de 2012

Plato Alpujarreño

Ingredientes :

1 kg de Patatas
3 Pimientos Verdes
1 Cebolla
Lomo en Aceite
Chorizo
Longaniza
Morcilla
Huevos
Aceite de Oliva
Sal

Preparación :

Preparamos las patatas “a lo pobre” según la receta que encontraréis aquí.

El lomo, el chorizo y la longaniza, las freímos en una sartén con un poco de aceite, hasta que se doren un poco. Reservamos.

La morcilla la hacemos al horno, la troceamos en rodajas y la asamos unos 20 minutos a 180ºC. 

Por último freímos los huevos en abundante aceite muy caliente, para que se formen las “puntillas” y la yema quede líquida.

Repartimos todos los ingredientes en caliente, en platos y los servimos inmediatamente.  

Para los que no la conozcáis os diré que “La Alpujarra” es una comarca de Andalucía oriental, que pertenece a las provincias de Granada y Almería. Es una zona preciosa, plagada de pueblos hasta hace poco remotos, que guardan todo el encanto de la impresionante sierra que los cobija.

Entre otras muchas cosas a valorar de esta zona, se encuentra su gastronomía y por encima de todos los platos típicos, está este “plato alpujarreño”. Es un plato que de una forma u otra encontramos en toda la geografía española: huevos fritos con patatas y algo de acompañamiento.

En este caso, el acompañamiento es típico del lugar. la longaniza, que yo tuve la osadía de despreciar la primera vez que fui por allí, hasta que la probé…. (“me habéis traído hasta aquí para comer longaniza”…. qué atrevida es la ignorancia…), la morcilla típica granadina (que yo no he utilizado), el lomo en manteca o el afamado jamón de Trevélez, que sin querer compararlo con otros jamones nacionales, tiene su punto y para la cocina es excelente.


Cuando se sube a estos pueblos (subir es la palabra, ya que Trevélez es el pueblo más alto de la península), con un clima serrano indomable y te ponen por delante un plato de estos…. no te queda otra que disfrutarlo y esperar a volver otra vez por esas tierras, para repetir.

O prepararlo en casa, adaptándolo a los gustos de cada uno y disfrutarlo en días que necesitan un aporte extra de energía. Hoy puede ser un día estupendo para recuperar fuerzas todos aquellos que ayer o anteayer sufrieron tanto… o para recomendárselo hoy a mis paisanos, y que acumulen energía para cantar el alirón… queda una tarde larga… AUPA ATLETIC!!!!!!!

martes, 24 de abril de 2012

Tartaletas de Platano y Toffee (Mini Banoffee Pies)

Ingredientes :

225 grs de Galletas Digestiv
120 grs de Mantequilla
400 grs de Dulce de Leche o salsa de Toffee
300 ml de Nata 35% mg
100 grs de Azúcar
3 Plátanos maduros
Virutas de Caramelo o Chocolate

Preparación :

Trituramos las galletas haciéndolas migas y las ponemos en un bol. Añadimos la mantequilla derretida y la mezclamos bien, hasta conseguir una pasta húmeda.

Engrasamos 8 moldes de tartaletas individuales o uno grande y cubrimos el fondo de papel de horno, que engrasamos también. Si los moldes no tienen el fondo movible, ponemos dos tiras de papel cruzadas para facilitar el desmoldado. 

Repartimos la mezcla de galletas sobre los moldes, cubriendo el fondo y las paredes. Presionamos bien con ayuda de una cuchara y los metemos en el frigorífico por lo menos ½ hora.

Una vez que las tartaletas estén firmes, las desmoldamos con cuidado y cubrimos el fondo con dulce de leche. Cortamos los plátanos en rodajas finas y las colocamos en orden por encima del dulce. 

Montamos la nata con el azúcar, hasta que esté muy firme y la repartimos por encima de los plátanos. Ponemos una rodaja de plátano en el centro y espolvoreamos las virutas de caramelo por encima. Servimos bien frío.


Con esta receta ya no hay excusa para no preparar un postre delicioso con el mínimo esfuerzo. Con ingredientes sencillos y sin necesidad de calor. Simplemente preparar las tartaletas y rellenar.

En este caso he utilizado la Salsa de Toffee que preparé para la receta del “Sticky Toffee Pudding”, pero podemos usar un dulce de leche comprado o hacerlo hirviendo una lata de leche condensada, o hacer una salsa de toffee más sencilla, solamente con azúcar un poco de agua, nata y mantequilla.

La receta es de la página web de BBC GoodFood.

viernes, 20 de abril de 2012

Revuelto de Setas con Huevo pochado

Ingredientes :

400 grs de Setas frescas (o 30 grs de setas secas)
300 grs de Champiñones
350 grs de Pan de Campagne
Aceite de Oliva
2 dientes de Ajo
1 Cebolla
1 Zanahoria
2 ramas de Apio
120 ml de Vino Blanco
3 ramas de Tomillo
4 Huevos
100 grs de Nata agria
4 cucharadas de Perejil y Estragón
Aceite de Trufa
Sal
Pimienta Negra

Preparación :

Si utilizamos setas secas, las ponemos a remojo en abundante agua durante al menos 30 minutos. Si son frescas las limpiamos bien a la vez que los champiñones y los troceamos. 

Precalentamos el horno a 200ºC.

Para hacer los picatostes, quitamos cortamos el pan en rebanadas y les quitamos la corteza. Cortamos el pan en cubos de 2,5 cm de lado aproximadamente.

Mezclamos dos cucharadas de aceite de oliva con los ajos machacados, perejil y estragón picados y sal. Ponemos todos los trozos de pan sobre la bandeja del horno cubierta con papel y regamos con esa mezcla. Removemos bien el pan, para que se distribuya bien el aceite y todos los trozos queden impregnados.

Horneamos el pan durante 15 minutos o hasta que estén bien dorados. Reservamos.

En una sartén con un poco de aceite, salteamos los champiñones y las setas unos minutos. Para no amontonarlos, los haremos en varias tandas y una vez terminemos con todos, los reservamos. Si hemos utilizado setas secas, las escurrimos y guardamos el líquido que sobre.

En la misma sartén, con un poco más de aceite sofreímos las verduras cortadas en brunoise, la cebolla, la zanahoria y el apio. No dejamos que cojan color, solamente tienen que ponerse tiernos. Añadimos el vino blanco y dejamos que hierva un minuto.

Añadimos ahora el líquido de las setas secas y 400 ml de agua. Incorporamos el tomillo y un poco de sal y dejamos hervir 20 minutos, hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Colamos entonces el caldo y descartamos las verduras.


Preparamos ahora los huevos, con la técnica del papel film. Ponemos un cuadrado de film transparente en una tacita y colocamos el huevo sin cáscara dentro. Le echamos sal y cerramos el paquetito con un nudo. Ponemos agua a hervir en una cazuela y colocamos los saquitos con los huevos dentro. Los hervimos 4/5 minutos y los sacamos inmediatamente. Cortamos el nudo del plástico y sacamos los huevos con cuidado de no romperlos.

Mientras se hacen los huevos, ponemos a hervir el caldo, añadimos las setas y los champiñones, incorporamos la nata y un poco de perejil y estragón y salpimentamos al gusto. Removemos todo bien, lo llevamos a ebullición y lo retiramos del fuego.

Una vez que tenemos todos los ingredientes listos, podemos montar el plato. Ponemos los picatostes sobre el fondo de cada plato, los cubrimos con la mezcla de setas y ponemos un huevo encima. Espolvoreamos el resto del perejil y el estragón por todo el plato, regamos con un poco de aceite de trufa y trituramos un poco más de pimienta negra por encima.


No se si os acordaréis de que en octubre estuve en Barcelona y entre otras mil compras que hice, me traje una buena muestra de setas. Cuando llegué aquí las limpié, las salteé y las congelé. Bueno, pues todavía me quedaba una cajita de rebozuelos.

Entre otras mil recetas señaladas del libro de Ottolenghi, “Plenty”, tenía ésta, que me parecía una maravilla. Me regalaron unos huevos de oca (La receta original se hace así) y pensé en utilizarlos, pero yo que se, que no me apetece comer esos huevos de esta forma (acabaron en un flan) y al final preparé la receta con huevos de gallina.

Una receta ideal, sencilla y con unos sabores impresionantes. La mezcla del huevo pochado con las setas y esos “croutons” al horno, que resultan mucho más ligeros que los picatostes fritos, ha resultado perfecta. No sabría deciros que es lo que más me ha gustado, pero estoy por decir que ha sido el pan… delicioso.

martes, 17 de abril de 2012

Pollo a la plancha con Cous-cous

Ingredientes:

4 Pechugas de Pollo
2 Limones
Aceite de Oliva
½ cucharadita de Cayena en polvo
3 dientes de Ajo
Sal

200 grs de Couscous
85 grs de Pasas Sultanas
250 ml de Caldo de Pollo
100 grs de Aceitunas aliñadas
400 grs de Garbanzos cocidos
2 cucharadas de Perejil
Sal
Aceite de Oliva

200 grs de Couscous
Sal
½ cucharadita de Pimentón
250 ml de Agua
½ Cebolla roja
1 Limón
Aceite con Ajo
300 grs de Tomates en Aceite
Cilantro

Preparación :

Limpiamos bien las pechugas de pollo y las fileteamos.

Mezclamos en un bol el zumo del limón con dos cucharadas de aceite de oliva, la cayena, los dientes de ajo picaditos y sal. Introducimos en esta mezcla el pollo fileteado y lo dejamos marinar por lo menos una hora.

Mientras tanto preparamos el couscous. He preparado dos recetas diferentes, para que cada uno elija la que más le apetezca. Ambas son ideales para acompañar cualquier carne a la plancha.

Para preparar el couscous con garbanzos, podemos utilizar unos garbanzos envasados, que estén ya cocidos, o ponemos a remojo el día anterior los garbanzos secos y al día siguiente los cocemos con una cebolla y una zanahoria, en agua hirviendo, unas 2 horas, hasta que estén tiernos.

Calentamos el caldo de pollo. Ponemos en un bol el couscous y las pasas. Vertemos el caldo muy caliente por encima y tapamos el recipiente con un film transparente. Lo dejamos reposar 5 minutos.

Pasado ese tiempo, soltamos los granos de couscous con un tenedor y lo mezclamos con los garbanzos, las aceitunas deshuesadas y el perejil. Sazonamos a nuestro gusto.

Si elegimos la segunda receta de couscous, ponemos la sémola con sal y el pimentón en un bol. Vertemos por encima el agua hirviendo. Cubrimos el recipiente con film transparente y dejamos que se absorba el agua.

En otro recipiente ponemos la cebolla roja cortada en juliana muy fina y la rociamos con el zumo del limón.

Y en un tercer recipiente ponemos los tomates en aceite a los que añadimos una cucharada de aceite con ajo y dejamos marinar.

Una vez que el couscous esté listo, lo separamos  con ayuda de un tenedor y lo mezclamos con la cebolla y los tomates. Picamos el cilantro y lo espolvoreamos por encima.

A la vez que preparamos el couscous como acompañamiento, freímos las pechugas de pollo en una sartén con el fondo cubierto de aceite. Las freímos hasta que estén bien hechas por dentro y doradas por fuera. Las servimos acompañadas por el couscous que hayamos elegido.


Una vez más os presento una receta de pollo muy sencilla, pero que resulta muy completa. Un pollo sano, a la plancha acompañado de un couscous al gusto de cada uno, que se prepara muy rápido y que podemos completar con los ingredientes que más nos gusten.

La receta del pollo y el couscous con garbanzos son de la revista BBC GoodFood de Febrero 2012 y la otra versión de couscous es del libro “Kitchen” de Nigella Lawson, que ella utiliza para acompañar un salmón a la plancha.

Por cierto, las aceitunas que he utilizado, son unas aceitunas aliñadas marroquíes, que venden en el mercado de Atarazanas de Málaga, que son impresionantes!!!. Me he hecho adicta, cada vez que paso por allí, no puedo irme, sin comprar unas pocas……