sábado, 31 de marzo de 2012

Sticky Toffee Pudding - Reto "La vida secreta de las palabras" / Film & Food


Ingredientes :

100 grs de Dátiles
80 ml de Agua
1 cucharadita de Bicarbonato
85 grs de Mantequilla
140 grs de Azúcar Moreno
2 Huevos
180 grs de Harina

50 ml de Agua
300 grs de Azúcar
200 ml de Nata (35% MG)
100 grs de Golden Syrup
100 grs de Mantequilla
½ cucharadita de Sal


Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos un molde redondo cubriendo el fondo con papel de horno, también engrasado.

Troceamos los dátiles deshuesados y los ponemos en un bol. Los cubrimos con el agua caliente y el bicarbonato y los dejamos unos minutos a remojo.

En otro bol mezclamos la mantequilla con el azúcar y batimos bien hasta que espumen y palidezcan. Añadimos los huevos uno a uno, integrándolos bien cada vez. Incorporamos los dátiles con el agua y seguimos mezclando. Entonces con ayuda de una espátula integramos la harina en la mezcla. 


Vertemos la mezcla en el molde que tenemos preparado y la horneamos durante 30/40 minutos, hasta que esté bien hecho por dentro. Lo sacamos del horno, dejamos enfriar unos minutos en el molde y después lo desmoldamos y dejamos que se enfríe sobre una rejilla.

Mientras se enfría, preparamos la salsa de toffee. Preparamos todos los ingredientes, midiéndolos bien, ya que necesitaremos tenerlos a mano, sin tiempo de espera.

Ponemos en una sartén honda el agua con el azúcar y los calentamos a fuego medio. Removemos de vez en cuando hasta que se disuelva el azúcar. En cuanto empiece a hervir, dejamos de remover y dejamos que el azúcar siga hirviendo hasta que empiece a tomar color. Tenemos que conseguir un caramelo bastante oscuro, pero no tiene que quemarse, así que en cuanto empiece a oler, lo retiramos del fuego. 


Añadimos la nata con mucho cuidado, porque al principio salpica y removemos bien. Incorporamos también el Golden syrup y seguimos removiendo.

Dejamos enfriar la mezcla unos 10 minutos e incorporamos la mantequilla cortada en cubos y una pizca de sal. Removemos hasta integrarlos y dejamos enfriar totalmente.

Servimos el pudding acompañado de la salsa de toffee y un poco de clotted cream o helado de vainilla. 

El reto que nos proponían para este mes desde Film & Food, estaba basado en la película “La vida secreta de las palabras”. Y al igual que el protagonista de la película, que a pesar de estar ciego, adivina lo que van a comer, ya que el cocinero se inspira en la música que escucha cada día, para preparar su menú, nosotros teníamos que adivinar la receta que teníamos que preparar, basandonos en la vista de dos fotos que nos proponían.

Como nos indicaban que era un dulce inglés, la verdad, es que solo me hizo falta coger el libro “British Baking” y empezar a pasar hojas hasta encontrarlo. Y no me costó mucho trabajo, allí estaba el “Sticky Toffee Pudding”. Revisé la receta y la comparé con otras que encontré en otros libros y por Internet y vi, que la receta era siempre igual. Un pudding, hecho con dátiles y con mucho azúcar “Dark Brown”, super oscuro y una salsa de toffee, también muy oscura, haciéndola con mucho cuidado para que no se nos queme.

El resultado, delicioso. Aunque, para mi gusto, excesivamente dulce. Pero creo que es una receta a tener en cuenta cuando prepare otra merienda, ya que es diferente, no es un bizcocho denso, pero si contundente.Y estoy segura de que triunfa. Y si sustituimos el Golden Syrup, por Miel de caña, de Frigiliana, nos quedaría un dulce, un poco menos "British", pero más nuestro.

Una vez más, agradecerles a Ingrid y a Alba, las organizadoras de Film & Food, los buenos ratos que nos hacen pasar. Y debo confesarles, que antes de publicarla, he comprobado que no me había equivocado de receta….. aunque os la hubiera publicado igual, porque merece la pena en cualquier caso.

jueves, 29 de marzo de 2012

Ternera Asada


Ingredientes :

1 kg de Tapa de Ternera
4 dientes de Ajo
Aceite de Oliva
Sal
1 vaso de Brandy


Preparación :

Precalentamos el horno a 200ºC. Laminamos los dientes de ajo.

Colocamos el trozo de carne en una fuente refractaria, colocamos por encima los dientes de ajo, salamos al gusto y rociamos de aceite de oliva por todos lados.


Metemos la fuente al horno y la dejamos a temperatura alta unos 15 minutos. Pasado ese tiempo rociamos la carne con el vaso de brandy, bajamos la temperatura a 170ºC y dejamos en el horno durante otra hora y media, más o menos, hasta que la carne esté bien tierna.

Si mientras se hornea la carne, vemos que se queda seca, añadimos un poco de agua. Una vez que la carne esté bien hecha, la troceamos en lonchas y la servimos con el jugo que haya quedado en la fuente, desglasándola bien, para recoger toda la sustancia.



Hace tiempo que tenía esta receta preparada para publicarla, pero como no tiene mucha ciencia, nunca encontraba su hueco… Pero he pensado que, tal y como está todo, es bueno proponer recetas de poco coste, como este tipo de carne, que siendo de ternera, es una de los cortes con mejor precio.

Y el resultado de lujo. Ya os lo he dicho más veces, la ternera como mejor está es en su propio jugo. Y acompañada de un poco de ensalada, un plato ideal.

martes, 27 de marzo de 2012

Pan crujiente Holandés y su Bocadillo de Huevo, Bacon y Roquefort - D.B. March 2012

Sara and Erica of Baking JDs were our March 2012 Daring Baker hostesses! Sara & Erica challenged us to make Dutch Crunch bread, a delicious sandwich bread with a unique, crunchy topping. Sara and Erica also challenged us to create a one of a kind sandwich with our bread!

Ingredientes :

2,5 cucharaditas de Levadura seca de panadería
50 ml de Agua templada
200 ml de Leche templada
1 cucharada de Azúcar
2 cucharaditas de Aceite de Oliva
1,5 cucharadita de Sal
320/400 grs de Harina todo uso

1 cucharada de Levadura seca de panadería
100 ml de Agua templada
1 cucharada de Azúcar
1 cucharada de Aceite de Girasol
¼ cucharada de Sal
40 grs de Harina de Arroz

Rúcula
6 lonchas de Bacon
2 Cebolletas
3 cucharadita de Mostaza de Dijon
6 cucharaditas de Vinagre de vino
Sal
Pimienta Negra
150 grs de Queso Roquefort
Mantequilla
6 Huevos

Preparación :

Empezamos preparando el pan. Para ello mezclamos con la batidora la levadura, el agua, la leche y el azúcar. Removemos hasta que se disuelva éste último y dejamos reposar 5 minutos.

Añadimos el aceite, la sal y unos 300 gramos de harina. Con el gancho de amasar, empezamos a velocidad media, hasta que la masa se empiece a unir. Seguimos añadiendo harina a cucharadas, hasta que la mase se empiece a separar  de las paredes del recipiente.

Amasamos durante 4/5 minutos, hasta que la masa se vuelva suave y elástica. Hacemos una bola y dejamos reposar cubierta con un paño durante 1 hora, hasta que duplique su tamaño.

Una vez que la masa haya levado, la volcamos sobre la superficie de trabajo enharinada y formamos 6 bolas del mismo tamaño. Las ponemos sobre una bandeja de horno cubierta de papel de horno y las dejamos reposar, cubiertas con un paño, durante 15 minutos, mientras preparamos la cobertura.

Para preparar la cobertura, mezclamos todos los ingredientes en un bol, hasta que estén bien integrados y dejamos reposar 15 minutos. Nos tiene que salir una mezcla espesa, que luego cubra bien el pan.

Una vez que los bollitos han levado y la cobertura ha reposado, extendemos una capa generosa de pasta sobre los panecillos, de manera que queden cubierto totalmente, por todos lados. Dejamos levar otros 20 minutos.

Precalentamos el horno a 190ºC y horneamos los panes durante 25/30 minutos, hasta que estén bien tostados. Los enfriamos sobre una rejilla, hasta que estén completamente fríos y ya los podemos utilizar o en este punto es cuando los podemos congelar.

Nosotros preparamos los bocadillos de huevo, bacon y queso. Para ello preparamos todos los ingredientes de antemano. Por un lado un recipiente con la rúcula. Por otro troceamos el bacon y lo freímos en una satén, hasta que esté crujiente. Lo reservamos, escurriéndolo sobre papel de cocina.

En la misma grasa del bacon, sofreímos la cebolleta en juliana, hasta que esté tierna, pero sin que llegue a tomar color. Añadimos el vinagre, dejamos que evapore unos segundos y retiramos la sartén del fuego. Incorporamos entonces la mostaza y removemos bien. 

Desmigamos el queso en trocitos y reservamos. Y en otra sartén, con un poco de mantequilla, preparamos los huevos a la plancha con un poco de sal y pimienta. Podríamos hacerlos también fritos en aceite de oliva, un poco más pesados, pero deliciosos.

Cortamos los panecillos por la mitad y untamos todas las mitades, por la cara interna, con la mezcla de cebolla y mostaza. Cubrimos la parte inferior del pan con rúcula y espolvoreamos el bacon y el queso por encima. Cubrimos todo con un huevo a la plancha y cerramos con la parte superior del pan. Que lo disfrutéis.

El reto de este mes de los Daring Cooks ha sido propuesto por Sara y Erica del blog “Baking JDs” y consistía en preparar un pan crujiente holandés y después hacer con él un bocadillo. Este pan se caracteriza por tener una corteza muy crujiente y “craquelada”, que resulta de hornearlo cubierto con una pasta de harina de arroz. En Holanda, se llama también “Pan de Tigre”, por el aspecto parecido a las manchas del tigre. El tipo de bocadillo era libre.

Para hacer el pan he seguido al pie de la letra la receta que nos proponían. Los he hecho dos veces y en el primer intento, la cobertura me quedó más líquida, entonces la corteza se cuartea como la porcelana, pero queda menos crujiente. La segunda vez hice la cobertura más espesa y se craqueló en trozos más grandes, más del estilo “tigre”. La receta original la podéis encontrar aquí.

Y el bocadillo, lo preparé como nos enseñó Deb del blog “Smitten Kitchen” hace poco, con pocos ingredientes, pero suficientes para obtener un bocadillo impresionante. Una combinación de sabores y texturas, perfecta.


Me ha encantado esta propuesta. El pan todo un descubrimiento, no solo por esa corteza tan especial, si no que al estar hecho con harina común, resulta mucho más ligero. Supongo que será por eso, porque realmente al comerlo, no te deja esa sensación de lleno total, que te producen a veces algunos bocadillos.

Hasta ahora solo había preparado así, con este tipo de harina, los Molletes de Antequera y la verdad es que también son muy ligeros. Desde luego es un panecillo que pienso repetir muchas veces, porque es fácil de hacer y buenísimo. Y por supuesto, nos permite rellenarlo de cualquier cosa…. Las posibilidades son infinitas.

Solo una recomendación, depende del relleno que vayáis a poner, añadirle azúcar o no al pan. Porque la primera vez que los hice, los comimos con “boquerones albardados” con mayonesa y resulta un pan muy dulce para ese relleno. En el segundo caso, el toque dulce del pan iba perfectamente con los ingredientes del bocadillo. Dicho queda.

lunes, 26 de marzo de 2012

Pasta con Bonito


Ingredientes :

400 grs de Pasta corta
100 grs de Guisantes
100 grs de Maiz
50 grs de Mantequilla
50 grs de Harina
600 ml de Leche
1 cucharadita de Mostaza de Dijon
300 grs de Bonito en Aceite de Oliva
1 Cebolleta
100 grs de Queso Cheddar
Sal


Preparación :

Ponemos un cazo con agua y sal a hervir. Añadimos la pasta y la cocinamos los minutos que necesite según el tipo de pasta. Cuando falten tres minutos, añadimos los guisantes y el maíz, para que estén tiernos.

Mientras tanto en una sartén, preparamos una bechamel. Derretimos la mantequilla e incorporamos la harina. Batimos bien con las varillas para que no se formen grumos y añadimos la leche sin dejar de remover. Dejamos que hierva a fuego medio durante 10 minutos, hasta que espese.  Salamos al gusto. Retiramos la bechamel del fuego y añadimos la cucharadita de mostaza.


Encendemos el grill del horno a temperatura media. Escurrimos la pasta y la echamos en una fuente refractaria. Repartimos por encima el bonito escurrido, la cebolleta muy picadita y la salsa bechamel. Mezclamos todo un poco y lo cubrimos con el queso rallado. Horneamos la pasta 5/10 minutos, hasta que se gratine toda la superficie y se ponga dorada.


Me gusta variar la forma de comer la pasta y aunque siempre digo que a mi como más me gusta la pasta es con tomate, de vez en cuando, también me gusta probar otras recetas. En este caso, una sencillísima receta con bonito.

La receta es de la revista BBC GoodFood de Marzo de 2012.