miércoles, 29 de febrero de 2012

Dorada al horno - Reto "In the mood for love" / Film & Food


Ingredientes :

4 cucharadas de Aceite
1 Patata grande
1 Dorada de 600 grs aprox.
50 grs de Panceta
25 grs de Mantequilla
2 cucharadas de Harina
Sal
Pimienta Negra
100 ml de Nata agria


Preparación :

Precalentamos el horno a 200ºC. Cubrimos una bandeja de horno con papel y lo engrasamos con el aceite. Pelamos y cortamos la patata en rodajas y las repartimos por la fuente. Las pincelamos con aceite y las salamos.

Hacemos unos cortes transversales en la dorada y ponemos en cada corte un trozo de panceta. Derretimos la mantequilla y pincelamos con ella la superficie de todo el pescado. Salamos.


Colocamos el pescado encima de una rejilla y ésta sobre la bandeja de horno, de manera que todo el jugo de la dorada caiga sobre las patatas.

Metemos la bandeja al horno y lo horneamos 10 minutos. Pasado ese tiempo espolvoreamos el pescado con harina y pimienta molida. Horneamos otros 10 minutos y cuando se haya formado una costra sobre el pescado, vertemos por encima la nata agria y dejamos que se ase 10 minutos más.

Sacamos el pescado del horno, lo limpiamos de cabeza, pieles y espinas y lo servimos acompañado de las patatas.


El reto que nos propusieron desde Film &Food para el mes de febrero, consistía en hacer una receta oriental con algún producto de temporada. La idea está basada en la película china, “In the mood for love”, ya que según nos cuentan (porque yo no he visto la película), la comida tiene un símbolo especial en la película y nos va indicando el paso de las temporadas, a través de  los productos típicos de cada estación.

Además, ya que se trata del reto del mes de febrero, nos piden que con la receta, rindamos un homenaje al amor y reflejemos en la misma, algún momento especial de nuestras vidas.

Los que me conocéis un poco, os podréis imaginar como me sentí cuando leí la propuesta de este mes…. fatal. No me gusta nada la cocina china, ni la japonesa, es más, me había propuesto no volver a intentar probar a hacer otra receta de estas cocinas, sobre todo para ningún reto de los que participo. Siempre las preparo para poder opinar y luego o no soy capaz de probarlas o si lo consigo, generalmente no me gustan nada….

Por otro lado, la faceta amorosa del mes de febrero, me va menos todavía….. de todo lo que nos proponían, solo me apetecía lo de hacer un plato de temporada, que eso si que me va de verdad…..



Y os estaréis preguntando cómo he llegado a preparar una dorada al horno para este reto, verdad? Pues se debe solamente a mi afán de cumplir con mis compromisos y por otro lado, no traicionar mis decisiones…. bueno tampoco es para tanto, no me tomo esto con tanta trascendencia…..

Decidí buscar un país o un ingrediente que pudiera cumplir los requisitos del reto y que me gustara a mí. Y entre tanto libro, tanto Internet y tanta receta en la cabeza, llegué a la conclusión de que quizás en Rusia, podía encontrar alguna receta de la zona oriental….  Dí en el clavo. En el libro “Culinaria Rusia”, encontré esta receta, típica de Vladivostok. Si miráis en un mapa donde está esta ciudad, veréis que tiene frontera con China, Corea del Norte y está justo enfrente de Japón y es conocida por ser el destino final del Transiberiano y ser el mayor puerto pesquero de Rusia. Estoy segura de que por su situación geográfica, su población es de raza china….. o parecida, pero su cocina es totalmente diferente……

Y la dorada, según este enlace de dieta Mediterránea, es un pescado de la temporada de invierno. Aunque esto hoy en día nos da un poco igual, porque casi siempre las compramos de piscifactoría……

Y de la faceta más sentimental de la receta, deciros solamente, que la receta es como yo, sin florituras. En este terreno doy poco de si....

Y por supuesto que está buenísima. Me gustan mucho los pescados al horno, así de sencillos, con todo su sabor. Me ha recordado a la merluza que preparamos en mi casa de toda la vida…. pero estilo oriental…..

Y como siempre agradecerles a Ingrid y Alba, su dedicación y esfuerzo para hacernos pasar un rato tan entretenido. Mil gracias!!!!

lunes, 27 de febrero de 2012

Bizcochos rápidos / "Quick Bread" - D.B. February 2012

The Daring Bakers’ February 2012 host was – Lis! Lisa stepped in last minute and challenged us to create a quick bread we could call our own. She supplied us with a base recipe and shared some recipes she loves from various websites and encouraged us to build upon them and create new flavor profiles.

Bizcocho de Limón y Arándanos

Ingredientes :

175 grs de Mantequilla
100 ml de Yogurt Griego
2 cucharadas de Lemon Curd
3 Huevos
1 Limón
200 grs de Harina con Levadura
175 grs de Azúcar
200 grs de Arándanos

Preparación :

Precalentamos el horno a 160ºC (140ºC con aire). Engrasamos un molde de cake y lo cubrimos con una tira de papel de horno, que también engrasaremos, para facilitar el desmoldado.

Mezclamos en un bol el yogurt, el lemon curd, la mantequilla a temperatura ambiente, los huevos y la ralladura del limón. Batimos bien y añadimos el azúcar y la harina. Removemos hasta que esté todo bien mezclado.

Vertemos la mitad de la mezcla en el molde y esparcimos la mitad de los arándanos por encima. Cubrimos con el resto de la masa y terminamos con la otra mitad de las frutas. Horneamos el bizcocho durante 1 hora y 15 minutos mas o menos, hasta que la superficie esté bien dorada y el interior esté totalmente hecho.

Lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar 5 minutos y lo desmoldamos. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Para servirlo, podemos cubrirlo con una glasa de limón (zumo de limón y azúcar glas) o con un poco de lemon curd, para aportarle un sabor más intenso de limón.

La receta es de la revista BBC GoodFood de Marzo de 2010.

Bizcocho dos Chocolates

Ingredientes :

175 grs de Mantequilla
175 grs de Azúcar
3 Huevos
140 grs de Harina con Levadura
85 grs de Almendra molida
½ cucharadita de Levadura
100 ml de Leche
4 cucharadas de Cacao en polvo
50 grs de gotas de Chocolate
100 grs de Chocolate Blanco

Preparación :

Precalentamos el horno a 160ºC. (140ºC con aire). Engrasamos un molde y lo cubrimos con una tira de papel de horno, también engrasada.

Para hacer la masa del bizcocho batimos la mantequilla, a temperatura ambiente, con el azúcar. Lo hacemos con las varillas eléctricas, hasta que estén bien integrados y la mezcla sea suave. Añadimos los huevos, la harina, la almendra molida, la levadura, la leche y el cacao en polvo. Incorporamos las gotas de chocolate y vertemos la mezcla en el molde. Horneamos el bizcocho durante 50 minutos aproximadamente, hasta que esté bien hecho por dentro.

Lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar 5 minutos y lo desmoldamos. Lo ponemos a enfriar sobre una rejilla. Derretimos el chocolate blanco al baño maría o con mucho cuidado en el microondas, lo ponemos en una manga pastelera con boquilla redonda muy pequeña o sin boquilla y cortamos un poco en el extremo. Lo extendemos sobre el bizcocho haciendo un dibujo, lo dejamos enfriar y ya está listo para servir.

La receta es de la revista BBC GoodFood de Agosto de 2010.

Bizcocho de Aceite y Naranjas Sanguinas

Ingredientes :

3 Naranjas Sanguinas
200 grs de Azúcar
120 ml de Buttermilk
3 Huevos
160 ml de Aceite de Oliva
220 grs de Harina
8 grs de Levadura en polvo
¼ cucharadita de Bicarbonato de Soda
¼ cucharadita de Sal

3 Naranjas Sanguinas
2 cucharadas de Miel
Clotted Cream

Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos un molde. Rallamos la piel de dos naranjas y las mezclamos con el azúcar. Con ayuda de los dedos integramos bien la ralladura, para distribuirla por todo el azúcar.

Esas dos naranjas las pelamos a lo vivo. Es decir, cortamos los extremos, la piel a tiras, cortando toda la parte blanca y después sacamos los gajos, cortándolos sin pellejo. En el enlace podéis ver la explicación. Con ayuda de los dedos desmenuzamos todos los gajos.

La tercera naranja la exprimimos para utilizar su zumo. Mezclamos este zumo con el buttermilk, el azúcar, los huevos y el aceite de oliva. Batimos todo bien hasta que estén bien integrados.

En otro recipiente mezclamos la harina, con la levadura, el bicarbonato y la sal. Incorporamos estos ingredientes a la mezcla de ingredientes líquidos, mezclamos bien y añadimos los trocitos de naranja. Vertemos esta masa sobre el molde que teníamos preparado y lo horneamos unos 50 minutos, hasta que esté dorado en la superficie y bien hecho por dentro.

Lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar 5 minutos en el molde y después lo dejamos enfriar desmoldado, sobre una rejilla.

Lo servimos acompañado de una compota de naranja, hecha con otras tres naranjas cortadas de la misma manera que las anteriores y maceradas en dos cucharadas de miel. Y también podemos acompañarlo de un poco de clotted cream o nata montada.

La receta es del blog Smitten Kitchen.

Bizcocho Tropical

Ingredientes :

3 Huevos
125 Grs de Azúcar
175 grs de Harina con Levadura
200 grs de Mantequilla
1 platano
50 grs de Golden Syrup
75 grs de Almendra molida
25 grs de Coco rallado
200 grs de Frutas Tropicales desecadas. (mango, papaya, piña…)

Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos un molde y le ponemos una tira de papel engrasada para facilitar el desmoldado.

En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos y el azúcar se disuelva.

En el bol de la amasadora, ponemos la mantequilla a temperatura ambiente con dos cucharadas de harina. Batimos bien, hasta que la mantequilla esté cremosa. Añadimos el plátano triturado y el golden syrup. Seguimos batiendo y añadimos la mitad de los huevos batidos. Incorporamos el resto de la harina hasta integrarla totalmente y entonces vertemos la otra mitad de los huevos. Seguimos batiendo para que se incorporen del todo, pero no debemos batir en exceso.

Por último, con ayuda de una espátula mezclamos la almendra molida, el coco rallado y las frutas confitadas. Vertemos la mezcla en el molde que tenemos preparado y lo horneamos durante 50 minutos. Pasado los primeros 15 minutos y cuando se haya formado ya una costra en la superficie, hacemos un corte con ayuda de un cuchillo.

Cuando el bizcocho se dore y esté bien hecho por dentro, lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar 5 minutos en el molde y después lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

La receta es del libro British Baking de Peyton & Byrne.

El reto de las Daring Bakers de este mes, propuesto por Lisa, ha consistido en hacer “Quick Bread”, o lo que es lo mismo, panes o bizcochos rápidos. Esto incluye todos aquellos cakes que no necesitan levadura para fermentar, no necesitan tiempo de levado y no necesitan amasado. Necesitan levadura química, bicarbonato y suelen llevar huevos que favorecen que las masas suban. Además se hacen como máximo en hora y media.

De entre todas las opciones posibles, nos pedían hacer “loaves” o “muffins”. Es decir bizcochos alargados o madalenas. Entre las recetas que nos proponían y las que fui encontrando en los libros e internet, he juntado una barbaridad de recetas de bizcochos rápidos y aunque me hubiera gustado probarlos todos, he hecho solo uno a la semana…. Total, que por eso he presentado cuatro tipos diferentes.

La variedad es infinita y creo que me gustan todos, aunque tengo que reconocer que entre los cuatro que he hecho, el tropical ha sido mi debilidad… el más jugoso, más sabroso,…. diferente. Aunque cada uno tiene su punto y su momento y podéis comprobar que el proceso de elaboración y los ingredientes básicos son prácticamente los mismos.

Ahora os toca a vosotros…..

domingo, 26 de febrero de 2012

Pollo asado al limón y tomillo


Ingredientes :

50 grs de Mantequilla
Tomillo
4 dientes de Ajo
2 Limones
1 Pollo
2 Zanahorias
1 Cebolla
2 hojas de Laurel
1 vaso de Brandy rebajado
1 cucharada de Harina
250 ml de Caldo de Pollo
Sal
Pimienta Negra


Preparación :

Precalentamos el horno a 200ºC (180ºC con aire). En un bol pequeño, mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con una cucharada de tomillo, un diente de ajo machacado y el zumo de medio limón. Añadimos sal y pimienta al gusto.

Con ayuda de la mano, separamos la piel de las pechugas y metemos entre las dos un poco de la mezcla de mantequilla. Extendemos el resto de la mezcla por el exterior del pollo y rellenamos el interior con los limones cortados por la mitad, tomillo y el resto de los dientes de ajo.

Esparcimos por el fondo de una fuente de horno, las zanahorias troceadas, la cebolla cortada en juliana y las hojas de laurel. Ponemos el pollo encima, con las pechugas hacia arriba y lo regamos con el brandy rebajado con agua. 


Horneamos el pollo durante 1 hora y media. A partir de los primeros 40 minutos, de vez en cuando rociamos el pollo por encima con su propio jugo. Cuando el pollo esté bien dorado, lo sacamos del horno, lo dejamos reposar 5 minutos y le sacamos del interior los limones, los ajos y el tomillo. Escurrimos bien los jugos del interior sobre la fuente de horno y reservamos el pollo sobre una bandeja aparte. Retiramos las verduras.

Ponemos la bandeja del horno al fuego, exprimimos los limones y los desechamos. Añadimos la harina y removemos bien, hasta que empiece a coger color. Entonces incorporamos el caldo y dejamos que hierva 5 minutos, hasta que se desglase completamente la fuente y la salsa sea homogénea y un poco espesa.

Servimos el pollo acompañado con la salsa anterior. 


Siempre que encuentro una receta diferente de pollo asado, intento probarla y normalmente, siempre nos gusta. Es difícil que un pollo al horno, con buenos ingredientes nos falle y en este caso no ha ocurrido, el pollo estaba estupendo.

La receta es de la revista BBC GoodFood de febrero de 2012.

sábado, 25 de febrero de 2012

Muffins de Limón y Coco


Ingredientes :

125 grs de Mantequilla
2 cucharadas de ralladura de Limón
150 grs de Azúcar
2 Huevos
80 ml de Leche
60 grs de Coco rallado
185 grs de Harina con levadura

100 ml de Lemon Curd

4 Claras de Huevo
220 grs de Azúcar
100 grs de Coco rallado


Preparación :

Preparamos con antelación el Lemon Curd según la receta y lo reservamos en frío.

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos la bandeja de 12 muffins con las cápsulas de papel que hayamos elegido.

Mezclamos con las varillas eléctricas la mantequilla a temperatura ambiente, con la ralladura de limón, el azúcar y los huevos, hasta que la mezcla sea homogénea y espumosa.

Añadimos la leche y el coco rallado y después incorporamos la harina. Repartimos la mezcla entre las cápsulas de papel, sin rellenarlas del todo.


Horneamos los muffins durante 20/25 minutos, hasta que estén dorados y bien hechos por dentro. Los sacamos del horno, los desmoldamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Subimos la temperatura del horno a 220ºC.

Una vez que los muffins están fríos, les hacemos un agujero de unos dos centímetros de diámetro en el centro y con ayuda de una cucharilla, sacamos un poco de bizcocho. Rellenamos el agujero con lemon curd, y cubrimos un poco la superficie del muffin.


Montamos las claras de huevo a punto de nieve, con las varillas eléctricas. A mitad del proceso, añadimos el azúcar y seguimos batiendo, hasta que las claras estén muy firmes y el azúcar se haya disuelto. Entonces incorporamos con mucho cuidado el coco rallado y lo mezclamos con ayuda de una espátula.

Ponemos el merengue dentro de una manga pastelera con una boquilla lisa de 1 cm. de diámetro o simplemente le cortamos la punta dejando una abertura de ese tamaño. Cubrimos la superficie de cada muffin con el merengue, haciendo una espiral desde el exterior hacia el centro y los vamos poniendo en una bandeja de horno.

Cuando estén todos preparados, los horneamos unos 5 minutos, para que se tueste el merengue. Los sacamos y dejamos enfriar antes de comerlos. Este paso lo podemos sustituir por quemarlos con ayuda de un soplete.

Estos muffins los hice hace mucho tiempo, pero como otras muchas recetas, parece que no encuentran nunca su día para publicarse…. hoy les ha tocado!!

Son de un librito de Cupcakes editado por The Australian Women’s Weekly, y la verdad es que apetece hacer todas las variedades que aparecen en él. Ya os he hablado más veces de esta editorial, tengo mucho libros de ella y el estilo de recetas es de los que te enganchan, o no se si es que yo me dejo enganchar….

viernes, 24 de febrero de 2012

Tortilla de Tomates secos y Queso Feta

Ingredientes :

1 cucharada de Aceite de Oliva
2 Huevos
25 grs de Queso Feta
Lechuga
Sal

Preparación :

Batimos los huevos y los salamos al gusto. Troceamos los tomates y cortamos el queso en trocitos.

Ponemos el aceite en una sartén y la ponemos al fuego, añadimos los huevos batidos. Removemos un poco, para que empiecen a cuajarse. Cuando ya estén medio hechos, añadimos los tomates y el queso. Cerramos la tortilla y la hacemos un poco más, hasta que se cuaje del todo y se cocinen el queso y los tomates.

La servimos acompañada de una ensalada de lechuga.


Esta receta tan sencilla me ha servido para utilizar los tomates secos que he preparado y estoy encantada. Sé que les voy a dar muchos usos, y aunque he empezado por lo más fácil, ya iré proponiéndoos otros usos.

La receta es de la revista BBC GoodFood de febrero de 2012.

Tomates Secos al Horno - Conserva

Ingredientes :

2 Kg de Tomates Cherry
Tomillo
Romero
Sal
Aceite de Oliva
Dientes de Ajo

Preparación :

Lavamos bien los tomates, los secamos y los cortamos por la mitad. Cubrimos las bandejas del horno con papel de horno.

Con paciencia, quitamos las pepitas a los tomates, de manera, que consigamos quitar la mayor parte de líquido posible. Vamos colocando los tomates boca arriba en las bandejas.

Precalentamos el horno a 100ºC. Espolvoreamos los tomates con sal, tomillo, romero y un hilo de aceite de oliva.

Metemos las bandejas dentro del horno y las dejamos durante horas, hasta que veamos que los tomates se están secando. Podemos darles la vuelta de vez en cuando, para que se sequen por todos lados. El proceso puede durar como mínimo 5 o 6 horas, dependiendo del horno y de la cantidad de tomates que pongamos.

Cuando los tomates estén listos, los ponemos en botes de cristal esterilizados (yo los meto en el lavavajillas), mezclándolos con dientes de ajo pelados, más tomillo y romero y cubriendo hasta arriba del todo con aceite de oliva. Cerramos el bote, lo agitamos con suavidad y volvemos a rellenar de aceite.

Las conservas ya están listas para guardarse. En este caso lo que actúa de conservante es el aceite y los envases no están cerrados al vacío, por lo que podemos ir comiendo los tomates y mientras los que queden sigan cubiertos de aceite, se seguirán conservando. El aceite que utilizamos lo podemos aprovechar para aliñar ensaladas, resulta un aceite muy aromático.


Este método de secar los tomates lo he copiado del blog de Lidia, “Atrapada en mi cocina”. Es verdad que lo he adaptado un poco, simplificando el proceso. Lo primero, que yo no he puesto los tomates a secar toda la noche como paso previo y después no he removido tanto los tomates y quizás los haya dejado hornear por menos tiempo.

El resultado, creo que será parecido. He procurado escurrir los tomates lo más posible antes de hornearlos, para secarlos antes de empezar. Y por otro lado, cuando he comprado tomates secos, sin conservarlos en aceite, me resultan demasiado secos y tengo que hidratarlos un poco antes de usarlos. Es lógico que en ese caso, haya que secarlos del todo, porque si no, no se conservarían. Pero si los vamos a conservar en aceite, creo que podemos dejarlos un poco más hidratados, lo suficiente para que al usarlos, resulten carnosos. Yo lo he hecho así y han quedado muy bien.

Desde que Lidia publicó esta receta, los he hecho dos veces y desde luego, ya no van a faltar en mi despensa. Son un invento y sirven para tantas recetas….

jueves, 23 de febrero de 2012

Bocadillo de Ternera y Cheddar

Ingredientes :

6 Panecillos
250 grs de Ternera Asada
2 Cogollos de Lechuga
Pepinillos en Vinagre
200 grs de Queso Cheddar en lonchas
Mayonesa
Mostaza Antigua
Salsa Cumberland

Preparación :

Cortamos los panes por la mitad y retiramos un poco de la miga. Untamos el interior de las dos partes con una mezcla de mayonesa y mostaza antigua.

Empezamos a rellenar el bocadillo con lonchas de ternera cortadas lo más finas posible. Yo he utilizado un resto de redondode ternera en su jugo

Sobre la carne, ponemos unas hojas de lechuga bien limpia. Y por encima, unos pepinillos cortados por la mitad a lo largo.

Por último, cubrimos todo con unas lonchas de queso Cheddar.

La parte de encima del bocadillo, además de la mezcla de mayonesa y mostaza, la untamos con una capa de salsa Cumberland.

Cerramos el bocadillo y lo ponemos en el grill unos minutos, para tostar un poco el pan y conseguir que se funda el queso.


Este bocadillo nos lo comimos hace unos días para cenar, aprovechando restos del frigorífico. Me encanta conseguir una receta tan sorprendentemente deliciosa, con solo abrir la puerta de la nevera. El redondo de ternera era bastante grande y lo preparé, como de costumbre, en su jugo. Comimos un día casi la mitad. Otro tanto lo preparé con una receta impresionante, que os enseñaré dentro de poco y el último resto, lo hemos aprovechado así, en bocadillo. Últimamente estoy super aprovechadita, verdad?

En esta ocasión he utilizado una mayonesa mezclada con mostaza antigua de Dijon, de la marca Maille y que ellos llaman “Dijonnaise”, pero podemos hacer la mezcla nosotros mismos. Y la Salsa Cumberland es de la marca “Mrs Bridges”, realmente buena.