sábado, 31 de diciembre de 2011

!!!!!! Feliz 2012 !!!!!!!!!


¡!! Feliz 2.012 ¡!!!!!!
Os deseo a todos los que pasáis por aquí, un año 2.012 maravilloso, que nos sigamos visitando y que todos vosotros y vuestras familias, seáis muy, muy felices!!!

viernes, 30 de diciembre de 2011

Huevos Benedictine

Ingredientes :

100 grs de Mantequilla
100 grs de Espinacas
12 lonchas de Bacon
6 Huevos
200 ml de Salsa Holandesa
Cebollino freco


Preparación :

Derretimos la mitad de la mantequilla en una sartén y rehogamos las espinacas bien limpias y troceadas. Les añadimos un poco de sal y una vez hechas, las reservamos.

En la misma sartén y con el resto de la mantequilla, freímos el bacon, hasta que esté crujiente.

Mientras tanto ponemos un cazo con agua a hervir. Ponemos los huevos con sal, sin cáscara, en trozos de film transparente, haciendo saquitos. Bajamos el fuego, para que el agua hierva muy despacio y ponemos dentro los huevos, unos 5 minutos, para escalfarlos. Deberá quedar la clara hecha y la yema, líquida.

Abrimos los muffins por la mitad y los tostamos por la parte interior. Cubrimos cada mitad del pan con espinacas, ponemos encima unas tiras de bacon y el huevo escalfado encima. Cubrimos todo con salsa holandesa y decoramos con cebollino picado.



Es una receta impresionante y al igual que la salsa holandesa, es del libro “Huevos” de Michel Roux. La preparé el día de mi cumpleaños, para el Bruch, ya que es una de las recetas imprescindibles de todo brunch que se precie. Tiene el inconveniente de que casi todo hay que prepararlo a última hora y eso es complicado. En cualquier caso, creo que es una receta que necesita práctica y pillarle el punto, por eso y como el día del brunch no le hice fotos, ayer hemos vuelto a comer estos huevos deliciosos.

El día de mi cumpleaños acompañé los huevos de trozos de Panceta a la Sidra…. un verdadero vicio… cuántas veces, los ingredientes más sencillos, son los que nos pueden satisfacer más!!! Es esta ocasión, solo hice un poquito… en Navidad no podemos acumular tanta grasa…uff….

Ah!!! Y os la recomiendo para cualquier desayuno importante….. o para una buena celebración…. o para coger fuerzas después de una noche dura… ideal para desayunar el día de Año Nuevo, después de una noche féliz!!!!!

Salsa Holandesa

Ingredientes :

300 grs de Mantequilla
1 cucharada de Vinagre de Vino Blanco
1 cucharadita de granos de Pimienta blanca
4 Yemas de Huevo
Sal
½ Limón


Preparación :

Lo primero que tendremos que hacer es clarificar la mantequilla. Para ello la pondremos en un cacito, a temperatura baja y la dejaremos derretirse. Según vaya cogiendo temperatura irá hirviendo muy poco a poco e irá soltando los sólidos de la leche.

Retiramos la mantequilla del fuego y con mucho cuidado, retiraremos todas las impurezas que estén en la superficie. Después, con una cuchara, iremos traspasando la mantequilla líquida a un bol, con cuidado de no coger las impurezas que han quedado en el fondo.

Esta mantequilla que obtenemos aguanta mucho mejor la temperatura de frituras y la podemos tener guardada en el frigorífico, bien tapada, el mismo tiempo que la mantequilla entera, sin problemas.

Ya podemos empezar a preparar la salsa holandesa. En un cacito ponemos el vinagre y 4 cucharadas de agua fría. Trituramos la pimienta y la añadimos. Una vez que empiece a hervir, lo dejamos unos 5 minutos, hasta que se reduzca a 2/3 y lo retiramos del fuego para que se enfríe.

Ponemos las yemas en un bol metálico o de vidrio que se pueda poner al baño maría. Con ayuda de unas varillas, las batimos y añadimos la mezcla anterior del vinagre. Dejamos que coja calor, sin parar de batir y esperamos a que las yemas se vayan cocinando y espesando. No deben nunca pasar de 65ºC, debemos mantener el fuego bajo para que nunca hiervan.

Una vez que las yemas han espesado, las retiramos del fuego y otra vez, sin parar de batir, añadimos 250 grs de mantequilla clarificada templada, poco a poco, en forma de hilo. Obtendremos una crema espesa, lisa y uniforme. Entonces le añadimos el zumo de ½ limón y la sal.

Pasamos la salsa por un colador, para retirar los trozos de pimienta y algún posible grumo y ya está lista para servir.

La receta es del libro “Huevos” de Michel Roux. Esta salsa, siendo verdaderamente deliciosa, es terriblemente delicada. Las posibilidades de que se corte son muchas y sobre todo, tiene el inconveniente de que hay que tomarla recién hecha, ya que no se puede calentar. Bueno se puede calentar, pero casi seguro que se corta al hacerlo. De todas formas, en caso de que se nos corte, con las varillas y batiendo fuerte, añadimos unas gotas de agua fría y se consigue otra vez emulsionar.

En cualquier caso, yo os la recomiendo. La receta es prácticamente la misma que aparece en el libro “La cocina completa” de la Marquesa de Parabere, pero aquí, no clarifican la mantequilla, supongo que quedará más pesada. En este libro hay una segunda receta, vamos a decir de una “falsa” salsa holandesa, que tengo que probar, porque una de sus virtudes, es precisamente, que no se corta. Ya os contaré.

La salsa es ideal para acompañar pescados, verduras o huevos. Yo la he preparado para acompañar unos Huevos Benedictine.

Y que no se me olvide que, el hecho de clarificar la mantequilla, lo deberemos tener en cuenta los que, como yo, disfrutamos de la comida hecha con mantequilla…. sin olvidar, por supuesto, que la mejor grasa para freír, sigue siendo el Aceite de Oliva Virgen Extra.

Muffins Ingleses (English Muffins)

Ingredientes:

300 ml de Agua templada
1 cucharadita de Levadura seca
450 grs de Harina de Fuerza
1 cucharadita de Sal
25 grs de Mantequilla
Aceite de Girasol
25 grs de Semolina


Preparación :

Disolvemos la levadura en el agua templada. Ponemos en el recipiente de la amasadora la harina con la sal. Incorporamos la mantequilla derretida y el agua con la levadura. Amasamos unod 10 minutos, hasta que la masa esté lisa. La sacamos, hacemos una bola, la engrasamos y la volvemos a poner en el recipiente, tapado con un paño, para que repose durante 1 hora.

Cubrimos una bandeja con un paño y esparcimos la semolina por encima. Sacamos la masa y hacemos bolas (nos saldrán 10/12 unidades). Las vamos poniendo sobre el paño y las aplanamos un poco con la mano. Volvemos a esparcir semolina y cubrimos con otro paño. Las dejamos levar 20 minutos.

Ponemos al fuego una sartén, con calor medio-alto, y la engrasamos un poco con ayuda de un brocha. Vamos poniendo los panecillos (3 o 4 cada vez) y los dejamos del mismo lado unos 10 minutos. Entonces les damos la vuelta y los dejamos otros 3/4 minutos, hasta que se doren. Los vamos sacando a una cesta de pan y los cubrimos con un paño para que mantengan el calor.

Para comer estos panecillos, los cortamos por la mitad y los tostamos por la parte interior. Se comen untados de mantequilla, mermelada o acompañados de huevos o queso. También podemos congelarlos sin ningún problema y comerlos después como recién hechos.


Estos panecillos, como su nombre indica, son típicos de Inglaterra y allí se utilizan para el desayuno. Son facilísimos de hacer y están buenísimos. Para hacerlos he utilizado la receta que publicó hace poco Joana, de “Mis recetas bordadas”, una bilbaína, que vive en Londres y que este año ha tenido el mérito de organizar el AIG. Toda una azaña!!!!!!



He utilizado esta receta para preparar Huevos Benedictine, una maravilla!!

jueves, 29 de diciembre de 2011

Lomo de Paris

Ingredientes :

1 ¼ kg de Sal gruesa
150 grs de Azúcar morena
75 grs de Sal de Nitro
3 l de Agua
10 grs de Pimienta Negra
8 grs de Enebro
2  ramas de Perejil
1 rama de Tomillo
1 hoja de Laurel

1 ½ kg de Cinta de Lomo de Cerdo
100 grs de Sal gruesa
30 grs de Sal de Nitro

1 Cebolla
2 Zanahorias
2 Puerros
Perejil
Tomillo
Laurel

Huevo hilado
Guindas

Preparación :

Lo primero que preparamos es la salmuera. Mezclamos en una cazuela todos los ingredientes y la ponemos al fuego. Cuando rompa el hervor, la dejamos hervir 10 minutos y la retiramos del fuego. Dejamos que se enfríe totalmente, dejándola en un sitio fresco, mejor toda la noche.

Limpiamos bien el trozo de lomo de cerdo, quitándole toda la grasa e igualando los extremos. Lo lavamos bien con agua y lo secamos con un paño seco. Mezclamos la sal gruesa con la sal de nitro. Pinchamos todo el trozo de carne con una aguja y la untamos por todos lados con la mezcla de sales. Frotamos bien para que la sal impregne el lomo totalmente.

Metemos la carne en la salmuera y ponemos un peso encima (una tabla, un frasco lleno de agua,…), para que quede totalmente sumergida. Ponemos la cazuela en un lugar fresco y dejamos el lomo en salmuera tres o cuatro días. El tiempo dependerá del tamaño del lomo y de la temperatura exterior. A mayor tamaño y menor temperatura, necesitaremos más días de salmuera.

Una vez que terminemos la salmuera, retiramos el lomo y lo lavamos en el grifo con agua fría. Llenamos un recipiente con agua fría y sumergimos la carne, dejándola desalarse durante 6/8 horas, cambiando el agua una o dos veces durante ese tiempo.

Ponemos entonces una cazuela llena de agua al fuego. Pelamos y cortamos todas las verduras y cuando rompa el hervor, las añadimos al agua junto con las hierbas aromáticas. Introducimos también el lomo y lo dejamos hervir durante 1 hora y media. Una vez cocido, lo sacamos lo secamos con un paño y lo guardamos bien tapado, en frío hasta que lo vayamos a consumir. 

Para servirlo, lo cortamos en lonchas finas, lo acompañamos de huevo hilado y lo decoramos con guindas.

Esta es una de las recetas más tradicionales de mi casa, para Navidad. Mi madre preparaba todos los años los fiambres de Navidad: Gallina trufada, Lomo Trufado, Lengua en Escarlata, Lomo de París, …. Incluso un año preparó un Jamón de York… delicioso, pero 5 o 6 kilos de jamón, por muy grande que fuera nuestra familia….. acabamos hartos de él…..

Y de todas las recetas de mi madre, de las que tengo publicadas 146 y faltan unas pocas, ésta es la única de la que no tenemos la receta original. Llevo años buscándola y no soy capaz de encontrarla. No he encontrado ninguna referencia en ningún sitio, ni libro, ni por Internet, ni preguntando a todo entendido que me encuentro… desesperante.

Sé que la receta existe porque el Lomo de París se vende como embutido en las charcuterías especializadas (en “La moderna” de Bilbao por ejemplo), pero la receta es imposible de encontrar. Mi madre, como ya sabéis, no anda muy bien de memoria, así que desde hace muchos años, no recuerda ni remotamente de que le estamos hablando. Todavía tengo la esperanza de que mi tía Menchu, cuñada de mi madre, encuentre entre sus cientos de recetas, el cuaderno de recetas de mi abuela y por fin, la receta escrita, aparezca. Ya he quedado con ella, para pasar unos días en Madrid y recuperar su recetario completo, una verdadera joya.

El año pasado, una amiga de Bilbao, me mando una copia del cuaderno de recetas de su madre y venía la receta del “Lomo de París”, pero estaba incompleta. Solamente venía la primera parte, la de poner el lomo en sal. Mi madre, como para otras tantas cosas, utilizaba para hacer los fiambres, el libro de “La cocina completa” de la Marquesa de Parabere. Ahí podemos encontrar la receta para hacer la lengua en escarlata. 

El proceso es el mismo que para hacer este lomo o hacer el jamón de York. Se trata de poner en salmuera la carne, con sal de nitro, que es la que le da ese color rosa característico, luego desalarlo y cocerlo con verduras. En este libro explica dos formas de hacer la salmuera, una directamente con la sal, enterrando la carne y esta otra, disolviendo la sal y condimentándola.

Mi madre hacía la lengua en escarlata con el primer sistema (que sepáis que nunca os voy a hacer esta receta, solo ver la lengua de ternera, muero…lo siento), poniendo la lengua en sal durante varios días y así es como lo describe la receta que me mandó mi amiga de Bilbao, para hacer el lomo. Pero yo he probado las dos formas y creo que para el lomo es mejor la segunda, porque la otra lo reseca demasiado.

Así, que hasta que no encuentre la verdadera receta que hacía mi madre, ésta, poniendo el lomo en salmuera, desalándolo después y cociéndolo con verduras, va a ser la que yo prepare todos los años para estas fiestas. Si algún día encuentro la otra, la probaré y os la comunicaré. 


El año pasado, además del lomo, preparé un jamoncito pequeño. Después de cocerlo, lo impregné de azúcar moreno y cortado en lonchas, dentro de un bollito dulce casero….. qué queréis que os diga, que me sigue emocionando lo de hacer todo caserito…..

Y también espero que mi carnicero, Miguel, se fíe de mi y me de más Sal de Nitro. Según la receta hacen falta 105 grs y él no me da ni la mitad…. Dice que “es peligroso”…. La verdad es que hoy en día no es fácil conseguir esta sal. Antes la vendían en las droguerías, ahora la utilizan los charcuteros y no se vende al por menor. Por eso, el lomo ha quedado tan pálido, su color debería ser mucho más rosa, como el jamón de York…. pero para eso me tengo que ganar la confianza de Miguel… por ahora ya le he mandado un poco de Paté de cerdo, unos polvorones,….en fin, esas cosas….

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Mannele

Ingredientes :

300 grs de Harina de Fuerza
25 grs de Azúcar
12 grs de Levadura fresca
1 Huevo
150 grs de Leche (incluye el peso del huevo sin cáscara)
40 grs de Mantequilla
Ralladura de un Limón
¼ cucharadita de Sal
Pepitas de Chocolate

1 Huevo

Preparación :

Ponemos en el recipiente de la amasadora la harina, el azúcar, la ralladura de limón y la sal. En un recipiente aparte mezclamos la leche con el huevo batido. En total tienen que pesar 150 grs. Les añadimos la levadura y la mantequilla derretida. Incorporamos esta mezcla a la harina y amasamos hasta obtener una masa lisa y suave. Deberemos amasar unos 12/15 minutos, a velocidad media.

Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en el recipiente, bien tapado con un paño húmedo en un sitio cálido, durante dos horas.

Pasado ese tiempo, volvemos a amasar la masa sobre una superficie de trabajo enharinada. La estiramos con ayuda de un rodillo y la cortamos con un cortapastas con forma de monigote. Vamos poniendo los muñequitos en una bandeja de horno, cubierta con papel. Cuando hayamos cortado toda la masa, decoraremos cada muñeco con pepitas de chocolate, poniéndoles ojos y botones. Los tapamos con un paño y dejamos levar la masa una hora. También podemos hacer lo muñecos a mano, como hace Elvira, pero yo no soy tan artista…

Precalentamos el horno a 180ºC. Con la ayuda de un pincel, pintamos las piezas con huevo batido y las horneamos durante 15/20 minutos, hasta que estén doradas. Las dejamos enfriar sobre rejilla.

El Mannele es como se conoce en la zona de Estrasburgo en Francia, a este tipo de monigote, hecho con una masa de bollo de leche y decorado con pepitas de chocolate. Es el mismo que se conoce como Mannala en la zona de Mulhouse o Jean Bonhomme en otras zonas de Francia o Grittibänze en la parte alemana de Suiza. Se prepara para San Nicolas, el 6 de diciembre, patrón de los niños y se toma con chocolate caliente. Ese día muchos niños europeos reciben sus regalos de navidad.

Desde que Elvira de “Los cerezos en flor” publicó su Grittibanz hace dos años, tenía metido en la cabeza preparar esta receta. Incluso una amiga de Ginebra, por recomendación de Elvira,  me trajo la harina que venden allí preparada para hacerlos y por dos veces se ha caducado…. Un desastre. Elvira hace los muñequitos ella misma, con un arte impresionante. No me parecían muy fáciles de hacer, bueno, hacerlos si es fácil, lo peor es que me salieran bonitos….

Por eso cuando vi esta receta en el blog de “Paprikas”, fue cuando me decidí. Con un cortador si que me iban a salir!!!! Y además si tienes un cortador que te marca los ojos, la boca y los botones…. hacerlos no tiene ningún mérito. Son riquísimos y muy fáciles de hacer, a partir de ahora los haré sin ninguna pereza…. Aunque creo que también debería intentar, hacer yo misma los muñequitos…..como tantas cosas, a lo mejor es ponerse a ello….

Publicar hoy, 28 de diciembre, esta receta, no ha sido casualidad....  hoy son los Santos Inocentes.... tened cuidadito por ahí... Yo con enseñaros este monigote, me conformo. ¿No os gusta la palabra "monigote"? Me encanta.

martes, 27 de diciembre de 2011

Pan de Nueces y Tosta de Camembert con Manzana - D.B. December 2011

Our Daring Bakers Host for December 2011 was Jessica of My RecipeProject and she showed us how fun it is to create Sour Dough bread in our own kitchens! She provided us with Sour Dough recipes from Bread Matters by Andrew Whitley as well as delicious recipes to use our Sour Dough bread in from Tonia George’s Things on Toast and Canteen’s Great British Food!

Pan de Nueces

Ingredientes:

Harina de Fuerza de Trigo Integral
Agua

50 grs de Nueces
50 ml de Agua
2 cucharadas de Miel
20 grs de Mantequilla
Sal fina

100 grs de masa madre de Trigo Integral
220 ml de Agua
15 grs de Levadura fresca
100 grs de pasta de Nueces
100 grs de Nueces partidas
350 grs de Harina de fuerza de Trigo
100 grs de Harina de Centeno
50 grs de Harina Integral de Trigo
1 ½ cucharadita de Sal fina

Preparación :

Para preparar el pan de nueces, empezaremos preparando una masa madre de trigo integral, después haremos una crema de nueces y finalmente prepararemos el pan.

Para preparar la masa madre necesitamos 5 días. Tendremos suficiente masa para nuestro pan y nos quedará masa madre para seguir refrescándola y utilizarla en posteriores preparaciones de pan.

Día 1:

40 grs de Harina de fuerza de trigo Integral
45 ml de Agua

Mezclamos la harina y el agua en un bol, hasta hacer una pasta. Cubrimos el bol con  film transparente y lo guardamos en un sitio cálido, hasta el día siguiente.

Día 2 :

40 grs de Harina de fuerza de trigo Integral
45 ml de Agua
85 grs de masa del día anterior

Juntamos la harina y el agua con la mezcla del día anterior en el mismo bol, hasta hacer otra vez una pasta. Volvemos a cubrir el bol con  film transparente y lo guardamos en un sitio cálido, hasta el día siguiente.

Día 3 :

40 grs de Harina de fuerza de trigo Integral
20 ml de Agua
170 grs de masa del día anterior

Juntamos la harina y el agua con la mezcla del día anterior en el mismo bol, hasta hacer otra vez una pasta. Volvemos a cubrir el bol con  film transparente y lo guardamos en un sitio cálido, hasta el día siguiente.

Día 4 :

120 grs de Harina de fuerza de trigo Integral
100 ml de Agua
230 grs de masa del día anterior

Juntamos la harina y el agua con la mezcla del día anterior en el mismo bol, hasta hacer otra vez una pasta. Volvemos a cubrir el bol con  film transparente y lo guardamos en un sitio cálido, hasta el día siguiente. La mezcla empezará ya a burbujear. Si no fuera así, tendríamos que tirar la mezcla y volver a empezar.

Día 5 :

Es el día que vamos a utilizar la masa madre y para ello la refrescamos. Utilizaremos parte de la masa que tenemos hasta ahora.

160 grs de Masa madre
50 grs de Harina de fuerza de trigo Integral
150 grs de Harina Blanca
120 ml de Agua

Mezclamos todos los ingredientes y los dejamos reposar bien tapados, cuatro horas, hasta que empiece a burbujear y se expanda. Ya tenemos la masa madre lista.

Ahora preparamos la crema de nueces. Mezclamos las nueces, el agua, la miel, la mantequilla derretida y una pizca de sal. Trituramos con la batidora, hasta obtener una pasta fina.

Ya tenemos todos los ingredientes y podemos preparar el pan.

En un bol mezclamos la masa madre con el agua y la levadura. Añadimos la pasta de nueces y las nueces partidas.

En el recipiente de la amasadora ponemos los tres tipos de harina y la sal. Añadimos la mezcla de ingredientes líquidos y amasamos hasta obtener una bola lisa. La tapamos y la dejamos reposar 10 minutos.

Engrasamos con aceite la superficie de trabajo y ponemos la masa encima. Amasamos un poco y volvemos a dar forma de bola. Engrasamos el recipiente donde teníamos la masa y la dejamos reposar bien tapada, otros 10 minutos. Repetimos el proceso y dejamos reposar la bola 1 hora. 

Forramos dos boles o banetones con un paño limpio, enharinándolos por todos lados. Dividimos la masa en dos partes, damos forma de bola a cada una de ellas y las colocamos en los recipientes con la unión hacia arriba. Tapamos la masa cerrando con el paño y la dejamos reposar hasta que dupliquen su volumen.

Precalentamos el horno a 210ºC, poniendo en el interior la piedra de hornear. Cuando esté listo el horno, espolvoreamos la piedra con harina y colocamos cada pan, dándoles la vuelta, con mucho cuidado. Con una cuchilla hacemos cortes en la superficie, formando rombos. Horneamos cada pan unos 40 minutos, hasta que estén bien tostados. Los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Tosta de Camembert con Manzana

Ingredientes:

1 pieza de Queso Camembert
2 Manzanas pequeñas
2 cucharadas de Nata
1 cucharada de Sidra natural
20 grs de Mantequilla
Pimienta Negra

Pan de Nueces

Preparación :

Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos en rodajas. Derretimos la mantequilla en una sartén y salteamos las manzanas en ella, a fuego medio. Cuando empiecen a hacerse y a ablandarse, añadimos la sidra y dejamos que evapore. Retiramos las manzanas y reservamos.

Cortamos las dos tapas del queso, en dos rebanadas de 1 cm. Aproximadamente. Las troceamos y las ponemos en un cacito junto a la nata. Lo ponemos al fuego y esperamos a que el queso se derrita. Pasamos la mezcla por la batidora, para que quede más lisa, le añadimos un poco de pimienta y reservamos.

Forramos un molde con film transparente o con el mismo papel que envolvía el queso. Cortamos el resto del queso en lonchas.


Ya podemos montar la terrina. Empezamos poniendo una capa de lonchas de queso. Después una capa de manzanas y cubrimos todo con crema de queso. Hacemos el mismo proceso dos veces más. Hasta llegar al borde del molde. Cerramos, tapándolo con el papel y lo guardamos en la nevera por lo menos tres horas, con un peso encima para prensarlo.

Para preparar las tostas, calentamos la terrina un poco, al horno o al microondas, tostamos rebanadas de pan de nueces y ponemos lonchas de la terrina de queso sobre el pan. Deliciosas.

El reto de las Daring Bakers de este mes lo ha propuesto Jessica de “ My Recipe Project” y ha consistido en preparar un pan partiendo de una masa madre agria y hacer unas tostas con el mismo. Entre las diferentes propuestas había un pan francés tipo “Campagne” y propone hacer un “Welsh Rarebit”, una tosta de queso, típica de Gales.

Como yo ya tenía publicado un “Pan deCampagne” y unas "Patatas Rarebit", que viene a ser lo mismo que la tosta, pero en vez de poner la mezcla de queso sobre un pan, se pone sobre una patata asada, decidí variar un poco el reto y he preparado un pan de nueces partiendo de la masa madre que nos proponía Jessica, pero haciendo una receta del libro de Dan Lepard , “Hecho a mano”.

Y como acompañamiento del pan, me decidí por la terrina que acababa de publicar Anna de “Tomates verdes fritos”, que me pareció impresionante. No me equivocaba. La mezcla de queso Camembert y manzana, no defrauda. Ella lo riega con Calvados, yo he utilizado una sidra irlandesa…. que encuentro aquí en Nerja, ya que no encuentro asturiana o donostiarra…. increíble.

Y ya de paso aprovecho para enseñaros el recipiente que me trajeron de Dorchester, mis hermanas, este verano. Es especial para calentar quesos y preparar el queso horneado con vino blanco…. uhmmm…. como el que preparé una vez con Torta del Casar y Salmorejo…. o hacer esta terrina tan buena y comerla con este pan de nueces tan sabroso. El hecho de añadirle esa crema de nueces, potencia el sabor del pan, de una manera impresionante.

Lo de hacer pan con masa madre tengo que practicarlo más, pero la verdad es que no ha sido la mejor fecha para aprender.... en mi frigorífico no cabe un alfiler y la masa madre moriría por algún rincón, sin ser descubierta.... pero ya llegará enero y febrero......

domingo, 25 de diciembre de 2011

Kransekake

Ingredientes:

450 grs de Almendra molida
4 Claras de Huevo
450 grs de Azúcar Glas
Harina para espolvorear

1 Clara de Huevo
Azúcar glas
Perlas de Azúcar plateadas

Preparación :

Ponemos la almendra molida en un bol y añadimos una clara de huevo. Las mezclamos bien, formando una pasta.

Incorporamos el azúcar glas y el resto de las claras y removemos hasta que se forme una masa compacta. Ponemos el  bol al baño maría para que se caliente la masa. Removemos sin parar, hasta que la almendra empiece a soltar su aceite y así se formará una bola de masa lisa y muy maleable.

Hacemos una bola, la cubrimos de film transparente y la guardamos en el frigorífico toda la noche.

Al día siguiente, precalentamos el horno a 205ºC. Estiramos la masa y vamos formando rulos, de diferentes larguras, para ir haciendo las diferentes roscas. Engrasamos los moldes y los espolvoreamos con harina.

Formamos los aros y cerramos los extremos con cuidado, intentando que se note el cierre lo menos posible. Los vamos poniendo sobre los moldes, hasta completar los 18 aros.

Los horneamos unos 10 minutos, hasta que estén hechos. Pero sin dejar que se doren mucho. Los dejamos enfriar en los mismos moldes.

Para montar el Kransekake, espolvoreamos azúcar glas en una bandeja y ponemos el aro más grande como base. Hacemos glasa real, mezclando la clara de huevo con el azúcar glas, hasta obtener una pasta bastante firme. Ponemos la glasa en un biberón o en una manga pastelera con una boquilla del 2.  Vamos haciendo ondas de glasa sobre la superficie del aro y decorándolas con perlas plateadas. Antes de que seque la glasa, colocamos encima el siguiente aro. Y repetimos la misma operación, hasta terminar con todos los aros.

Podemos espolvorear la torre con azúcar glas, añadirle decoraciones de fondant o pasta de azúcar, o pincharle palillos con banderitas para darle colorido.

Para comerla, se van separando con cuidado los aros y se cortan en trozos de unos 5 cm.


Desde que vi estos moldes en Lakeland, una tienda on-line inglesa, sabía que algún día caerían. Me parecieron tan preciosos, que merecía la pena intentarlo. El Kransekake es un pastel de Navidad típico de Noruega y se trata de un mazapán hecho en aros, y colocados en forma de torre. Creo que el resultado ha merecido la pena, porque además de quedar espectacular, ha estado buenísimo!!!!!

Para hacerlo son necesarios estos aros, que te permiten hacer los 18 aros con unas diferencias muy pequeñas de diámetro y así encajan perfectamente. Pero no son imprescindibles. Estoy segura de que muchos de vosotros sois capaces de hacer unas plantillas de 18 aros concéntricos, empezando por el más grande de un diámetro exterior de 21 cms. y terminando por el más pequeño de 7 cms. La disminución entre un aro y el consecutivo es de 0,8 cms aproximadamente. El esfuerzo compensa. Sorprenderéis a cualquiera y estáis a tiempo de prepararlo para la fiesta de fin de año…. mis vecinos ya recibieron ayer uno y desde luego que se sorprendieron….