miércoles, 31 de agosto de 2011

Semana Fantástica 2011


Como ya sabéis muchos de vosotros, Pilar de “La Cocina de Lechuza”, ha estado otra vez por aquí, pasando unos días de vacaciones con sus hermanas. Este año han venido más tranquilas, más relajadas y han disfrutado sobre todo del sol y de la piscina… porque la playa la han dejado para el año que viene, para tener una excusa para volver…..

Hemos pasado unos días estupendos, nos hemos reunido varias veces, siempre para comer o cenar… no tenemos remedio!!!!! Y, como el año pasado, el fin de semana, se han unido a la reunión otros bloguers, unos fijos, en plantilla y otros nuevos, que van ampliando el grupo.


Pilar ha venido con su hermana pequeña July, que repite y este año se ha incorporado también la hermana mayor, Mª Luisa…. el año que viene ya hemos quedado que vienen con madre, maridos y niños…. O no sé si es que vienen todos estos y se quedan ellas allí… no se…. ya se organizarán…

Han venido también Lola de “Lola en la Cocina”, con Pedro y Ana de “Cocina con Ana” y “Corazón de Almíbar”, con Antonio y los niños, Alberto y Ana. Estos son los fijos, imprescindibles, son ya como de la familia… o quizás más…. y han pasado aquí todo el fin de semana.

Y este año además han venido el viernes a cenar con todos nosotros Lidia de “Atrapadaen mi cocina”, con su marido Heriberto y su niña, Laura, Mª Angeles de “Cocinarsin miedo” y Laura de “Cocina x 2” que vino con su marido Pedro.


Además, por supuesto, ha estado mi familia, mi madre Marichu y mis hermanas, Alicia, Paloma y Ana. Todas han colaborado en hacer posible esta reunión y todas hemos disfrutado de ella. Seguro que repetimos…. Ana está empezando a crear un club….miedo me da...

Además de la cena del viernes en la que cada familia aportó uno o varios platos, el sábado estuvimos comiendo las sobras… y después estuvimos en la Feria de las Tres Culturas de Frigiliana. Luego, para no perder la costumbre nos fuimos a cenar…. El domingo volvimos a comer todos juntos y no fuimos capaces de acabar con todo…..


No sé por qué, pero este año no he hecho casi fotos, de hecho el sábado se me olvidó la cámara…. Así que tendréis que esperar a que todas ellas publiquen algo en su blog o en Facebook para ver todas las maravillas que comimos y disfrutar de todo lo que hicimos. 


Como siempre, además de disfrutar de la compañía de todos estos grandes amigos, una vez que se van, te quedan los recuerdos y los regalos que siempre traen. Y te queda la esperanza de que piensan volver….

Han sido unos días estupendos, hemos comido, hemos charlado, nos hemos reído, si, también hemos “cotilleado” un poco… y nos hemos conocido un poco más. Y tengo que decir que con el roce, cada vez os quiero más a TODOS!!!!!!

Y por cierto, creo que lo mejor de la reunión de este año ha sido descubrir el secreto de cómo hacer una empanada gallega de verdad y que siempre salga deliciosa… Pilar, La Lechuza, tuvo a bien ilustrarnos cómo se vigila una empanada en el horno, para que salga dorada en su punto….. menos mal, que en mi casa tengo el horno a media altura, que si no con la lumbalgia…..


Muchas gracias por todo Pilar. Por ser como eres y por compartirlo. Y lo mismo os digo a todos los demás. Y espero que el año que viene seamos muchos más, que esto sea el origen de un gran grupo. Y que sobre todo, el año que viene venga uno más, uno en concreto….


Se te nota en la mirada, que vives enamorada……. te ha acompañado la suerte…. han debido de quererte tanto, tanto…..!!!!!!!!!!!

martes, 9 de agosto de 2011

Tarta de Centeno con Arándanos


Ingredientes :

100 grs de Mantequilla
85 grs de Azúcar
1 Huevo
100 grs de Harina de Trigo blanca
60 grs de Harina de Centeno integral
1 cucharadita de Levadura

100 grs de Nata
150 ml de Crema Agria
1 Huevo
40 grs de Azúcar
1 cucharadita de Extracto de Vainilla
250 grs de Arándanos

Preparación :

Precalentamos el horno a 200ºC.

Ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar en el recipiente de la amasadora y los batimos con la pala hasta que blanqueen. Batimos ligeramente el huevo y lo añadimos poco a poco, hasta que se incorpore totalmente.


Incorporamos la harina y la levadura y seguimos batiendo, a poca velocidad, hasta que se forme una masa. No queda una masa muy compacta, pero es manejable. Hacemos una bola con ella y la cubrimos con film transparente. La guardamos en el frigorífico por lo menos ½ hora.

Pasado ese tiempo, la estiramos y cubrimos el fondo de un molde de 24 cm. engrasado. Presionamos bien hasta que todo el molde esté totalmente cubierto con una capa lisa de masa, incluido el borde.

Preparamos el relleno mezclando la nata, la crema, el huevo el azúcar y el extracto de vainilla. Batimos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Vertemos la mezcla sobre el molde cubierto de la masa y repartimos los arándanos por toda la superficie.  Horneamos la tarta durante 25 minutos hasta que la masa se dore y el relleno cuaje.

Cuando saquemos la tarta del horno, la dejamos sin desmoldar 15 minutos. Después la desmoldamos, la ponemos en un plato hasta que esté totalmente fría para servirla.


Esta es la primera receta que hago del libro “Nordic Bakery CookBook”. Una receta sencillísima y perfecta para rematar una buena comida. Es muy ligera y suave, además de tener un aspecto estupendo.

Muchas veces he reconocido que Internet me ha alegrado la vida de una manera impresionante. Lo digo en el sentido de aprovechar todas las puertas que te abre al resto del mundo. De forma literal, no hay límites. Conozco a mucha más gente a las que Internet les ha alegrado la vida en otros sentidos…. verdad…..?


No me acuerdo cómo, a través de Facebook, conocí la “Nordic Bakery” una panadería que se abrió en Londres de especialidades nórdicas. Visitando su web, encontré un producto que había visto en muchas recetas de libros británicos y que nunca pensé en encontrar: Elderflower Cordial (Licor de Flor de Saúco).

Como también sabéis, mis hermanas han estado de viaje en Inglaterra, y les pedí que se acercaran a esta tienda, para ver si me podían encontrar el producto. Pues dicho y hecho, no sólo compraron el Elderflower Cordial (que ya os pondré las recetas en las que se utiliza), sino que también me trajeron el libro de dicha panadería.

Esto no ha hecho más que empezar… se ha puesto de moda todo lo nórdico y la verdad es que para mí, era bastante desconocido, pero ya le estoy poniendo remedio y además me encanta…. ¡!!

sábado, 6 de agosto de 2011

Tartaletas de Fresa y Ruibarbo


Ingredientes :

3 tazas de Harina (350 grs)
3 cucharadas de Azúcar
1 cucharadita de Sal
¼ taza + 1 cucharada de Margarina fría (100 grs)
¾ taza de Mantequilla fría (150 grs)
½ taza + 2 cucharadas de Agua helada (125 ml)

1 Huevo
Azúcar

2 tazas de Fresas (300 grs)
3 tazas de Ruibarbo (500 grs)
Ralladura de 1 Naranja
¼ taza de Zumo de Naranja (50 ml)
¼ taza de Grand Marnier (50 ml)
1 ½ tazas de Azúcar (300 grs)


Preparación :

Para hacer la masa, ponemos en el recipiente de la amasadora la harina, el azúcar, la sal y la margarina y la mantequilla, cortadas en trocitos. Utilizamos la pala para mezclar todos los ingredientes, a velocidad baja, para que se integren bien, sin llegar a derretirse la mantequilla. Tenemos que conseguir una mezcla arenosa, uniforme. 


En ese punto añadimos agua fría, cucharada a cucharada, hasta conseguir que se forme una bola. Dependiendo de la harina, necesitaremos más o menos agua, por eso conviene echarla poco a poco y en cuanto veamos que se une bien, paramos. 


Dividimos la masa en dos partes y la estiramos, entre dos láminas de papel de horno, formando dos planchas de 3 mm de espesor. Las guardamos en el frigorífico durante al menos 1 hora. Podemos preparar la masa incluso con un día de antelación.


Mientras tanto preparamos el relleno. Limpiamos y troceamos las fresas y hacemos lo mismo con el ruibarbo. Mezclamos la fruta con la ralladura de naranja, el zumo, el licor y el azúcar. Calentamos la mezcla y la dejamos hervir unos minutos. La dejamos enfriar totalmente y la colamos.

Necesitamos que la fruta esté lo más escurrida posible, para que no empape la masa. El líquido sobrante lo podemos guardar para reducirlo más  y utilizarlo como sirope en cualquier otro postre.


Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos los moldes de tartaletas. Sacamos la masa del frigorífico, la estiramos un poco más, para que quede más fina y cortamos 24 círculos usando un cortador ondulado, de diámetro superior al del molde. Cubrimos con ellos los moldes y presionamos bien para encajarlas perfectamente, igualando con los dedos la superficie de los bordes.

Volvemos a estirar los recortes y cortamos 24 tiras de unos 12 cm de longitud por ½ cm de ancho, para hacer las rejillas. Guardamos todo en el frigorífico durante 30 minutos.



Pasado ese tiempo, rellenamos cada tartaleta con dos cucharadas de la mezcla de fruta. Batimos el huevo y con ayuda de una brocha, pintamos los bordes de la tartaleta. Cortamos las tiras de la rejilla en 4 trozos y formamos con cuidado la misma, apretando bien en los extremos, para que se fije a la base. Si hiciera falta recortamos el exceso de masa de las tiras, con cuidado. 

Pintamos toda la superficie de la rejilla con huevo y la espolvoreamos con azúcar. Volvemos a refrigerar las tartaletas 30 minutos. Después, las horneamos durante 50/60 minutos, hasta que estén doradas en la superficie.



Una vez horneadas, las sacamos inmediatamente a una rejilla, para que los líquidos no ablanden la masa. Las dejamos enfriar y las servimos a temperatura ambiente. Estas tartaletas hay que comerlas en el día. 



Unos pastelitos deliciosos, con una masa muy fácil de trabajar y con esa mezcla tan especial de sabores, de la fresa y el ruibarbo. La receta la vi en el blog “Not so humble pie”, y me gustaron nada más verlos. Pero la receta original es del nuevo libro de Martha Stewart, “New Pies & Tarts”…. mi perdición.

Un libro básicamente dedicado a tartas de frutas y algunas otras delicias dulces y saladas… no tiene desperdicio. Ya he probado más recetas y realmente es difícil decidirse por cual hacer. Todas entran por los ojos y todas son riquísimas.


Y además he querido empezar por esta receta, para enseñaros el artilugio que me han traído mis hermanas de Inglaterra. Es un palo de madera para ayudar a cubrir bien los moldes de tartaletas con la masa. Una vez que cubres los huecos del molde con los círculos, con la ayuda de este cacharrito, la masa se adhiere bien a las paredes y lo más importante, saca todo el aire del interior, por lo que las tartaletas quedan siempre perfectamente formadas.

Yo ya tenía la bandeja para hacer tartaletas (es parecida a la de los mini muffins, pero son un poco más pequeñas, de Gibraltar) y había encontrado este invento por internet, pero te lo vendían con la bandeja (aquí). Ahora me lo han comprado suelto y sirve para los dos tipos de bandeja, mini muffins y tartaletas, cada una por un extremo. No se me resiste ya ningún tipo de tartaleta, dulce o salada….


Ya sabéis que este verano estoy un poco perdida, pero intentaré publicar alguna receta más durante este mes. No tengo mucho tiempo, porque cuando quise decidir que era hora de retomar el blog, mi madre se puso enferma y necesita mucha atención. Después de una semana de hospital, ahora ya está en casa y hay que atenderla 24 horas. El estar tantas horas en casa supone poder cocinar y leer y visitar los blogs de los demás, pero no me permite concentrarme en redactar recetas ni escribir comentarios, para eso necesito más dedicación…

La última semana de agosto también voy a estar ocupada, pero por otros motivos que muchos ya sabéis, así que en septiembre espero poder cogerle el ritmo en condiciones a todo esto y mientras tanto me dejaré ver de vez en cuando…. Espero que todos estéis disfrutando del verano.