jueves, 30 de junio de 2011

Pollo con Higos - Reto "Mi gran boda griega" / Film & Food


Sigo en el campo incomunicada. Solo quería que supiérais que había preparado mi receta para el reto. El lunes publicaré la receta.

!!Hasta pronto!!!!!!!!!!!!!

lunes, 27 de junio de 2011

Baklava - D.B. June 2011


Erica of Erica’s Edibles was our host for the Daring Baker’s June challenge. Erica challenged us to be truly DARING by making homemade phyllo dough and then to use that homemade dough to make Baklava.

El reto de este mes de las Daring Bakers ha consistido en preparar masa filo y con ella hacer Baklava, un dulce típicamente mediterráneo a base de frutos secos y miel. Yo lo he preparado con pistachos, nueces y almendras.

Me he ido una semana de vacaciones al campo, no me dió tiempo a programar la entrada y como siempre, al llegar allí, toda la artillería informática no sirve para nada. Excepto el móvil, que en algunos puntos de la terraza conecta, estamos incomunicadas.... El lunes próximo publicaré la receta.

viernes, 24 de junio de 2011

Popietas de Ternera rellenas


Ingredientes :

4 filetes de Ternera finos
4 lonchas de Jamón Serrano
2 bolas de Mozzarella
16 Espárragos Verdes
2 Tomates
150 ml de Nata líquida
1 pizca de Cayena molida
2 cucharadas de Vinagre Balsámico a la Trufa
Aceite de Oliva

Preparación :

Preparamos con antelación los espárragos verdes, limpiándolos y quitándoles el extremo más duro. Los cocemos en abundante agua salada durante 10 minutos y los escurrimos bien. Los reservamos sobre papel absorbente.

Pelamos los tomate, les quitamos las pepitas y los cortamos en cuadraditos.


Ahora ya podemos preparar las popietas. Limpiamos bien los filetes, quitándoles todas las telitas o grasa que pudieran tener alrededor, para que al freírlos no encojan. Los estiramos bien y si hiciera falta los golpeamos un poco con un mazo para aplanarlos y darles la mejor forma posible.

Ponemos encima de cada filete una loncha de jamón. Colocamos cuatro espárragos, dos para cada lado, en el extremo del filete por donde vamos a enrollar la popieta. Cortamos la mozzarela en láminas y distribuimos la mitad de cada bola, por encima de los espárragos, en cada filete.


Enrollamos bien cada popieta, cuidando que el relleno no sobresalga mucho y que queda bien colocado. Sujetamos el extremo exterior con palillos. 


Cubrimos el fondo de una sartén de aceite y cuando esté bien caliente, freímos las popietas. Bajamos el fuego, de manera que podamos freírlas bien por todos lados. Cuando el queso empiece a derretirse, añadimos a la sartén la nata, el vinagre y la pimienta. Removemos bien y dejamos cocinar 2/3 minutos, rascando con una espátula el fondo de la sartén, para despegar todos los jugos que se ha quedado adherido.

Añadimos los dados de tomate y servimos inmediatamente. En esta ocasión las he acompañado con unas patatas asadas a la Suiza.


Con esta receta participo en el HEMC#55 de este mes, que está dedicado a los “rollitos”. Casi a la vez de proponer Sonia de L’Exquisit este reto, Choupette del blog “Péchéde Gourmandise”, publicó esta receta. No lo dudé un momento, ésta sería mi aportación. Y además tenía en “pendientes” otra receta suya, las patatas asadas suizas, y pensé que eran perfectas para acompañar este plato. 


Una comida realmente extraordinaria. Los filetes preparados de esta manera, son muchísimo más ligeros que un “Cordon Bleu” y el acompañamiento de la salsa los hace mucho más jugosos y sabrosos. Se, que en mi casa voy a repetir muy pronto la receta. Ya me contaréis que hacéis vosotros.....

Patatas asadas a la Suiza


Ingredientes :

4 Patatas
200 grs de Bacon
60 grs de Queso Gruyère
12 rosas de Tête de Moine
100 ml de Nata líquida
Perejil
Sal
Pimienta

Preparación :

Precalentamos el horno a 220ºC. Limpiamos bien las patatas, las lavamos frotando la piel y las secamos. Las envolvemos bien en papel de aluminio y las asamos en el horno durante 45/60 minutos, dependiendo del tamaño de las patatas. Pinchamos las patatas para comprobar que están tiernas.


Una vez que las patatas están asadas, preparamos el relleno. Cortamos el bacon en trocitos y lo sofreímos hasta que quede crujiente. Cortamos el queso Gruyère en daditos.

Cortamos, a lo largo, la superficie de cada patata. Y con ayuda de una cucharilla, las vaciamos, dejando una pared de patata junto a la piel, de manera que podamos rellenar la patata sin problemas.

Aplastamos con un tenedor toda la patata que hemos sacado y la mezclamos con el bacon frito. Añadimos la nata y los cubitos de queso. Echamos sal, pimienta y perejil picado al gusto, removemos y rellenamos las patatas con la mezcla.

Decoramos con las rosas de queso y servimos inmediatamente.


Cuando Choupette del blog “Péché de Gourmandise” publicó esta receta, sabía que la iba a hacer, pero nunca pensé que iba a encontrar las rosas de Tête de Moine. Casualidad, a los pocos días fui al C.I. y estaban en promoción productos de Europa, entre ellos quesos suizos. Encontré los dos tipos, el Gruyére y las rosas de Tête de Moine. Ya no había excusa, tenía que probar las patatas.

No hace falta decir que estuvieron deliciosas. Y que por supuesto, se pueden hacer con otros tipos de queso, aprovechando lo que tenemos en la despensa, o con nuestas variedades favoritas. En cualquier caso, vamos a acertar. Yo las he utilizado como guarnición de unas popietas de ternera, pero como entrante o para solucionar una cena, son perfectas.

miércoles, 22 de junio de 2011

Eton Mess Cake


Ingredientes :

175 grs de Mantequilla
5 cucharadas de Nata líquida
1 cucharadita de Extracto de Vainilla
225 grs de Harina
100 grs de Almendras molidas
1 cucharadita de Levadura en polvo
½ cucharadita de Sal fina
200 grs de Azúcar
5 Huevos
400 grs de Fresas
4 Merengues
Azúcar glas


Preparación :

Engrasamos un molde de 20 x 30 cm. Precalentamos el horno a 160ºC (140ºC con aire).

Mezclamos la mantequilla derretida en el microondas con la nata y el extracto de vainilla. Y por otro lado mezclamos la harina, con la levadura, la almendra molida y la sal.

Ponemos el azúcar y los huevos en el recipiente de la batidora y los batimos hasta que espumen y blanqueen, unos 5 minutos. Añadimos la mantequilla y seguimos batiendo. Entonces incorporamos la harina y batimos despacio hasta que se integre totalmente.


Troceamos la mitad de las fresas y las añadimos a la mezcla, con cuidado, para que no tiñan del todo la masa. El resto de las fresas las cortamos en láminas. Ponemos la mezcla en el molde y la repartimos bien, alisando la superficie. Ponemos las fresas laminadas por encima.

Troceamos los merengues y los esparcimos por toda la superficie. Horneamos el bizcocho durante 40/45 minutos, hasta que empiece a dorarse y esté bien hecho por dentro.

Lo dejamos enfriar en el molde 20 minutos y después lo pasamos a una rejilla hasta que se enfríe totalmente. Antes de servirlo, lo espolvoreamos con azúcar glas y podemos acompañarlo de crema o helado de vainilla.


Este es el bizcocho que he preparado con las fresas congeladas que os hablé ayer. Han quedado estupendas. Ahora tengo fresas para preparar postres todo el año. Hoy he experimentado con el puré de piña… lo he congelado. Ya os contaré, no se qué va a resultar, porque a la piña le pasa como a la naranja, cuando reposa, se desintegra. No se cómo quedará al descongelarse.

Espero que quede bien, porque cada vez me gustan más los postres con frutas y me encantaría disponer de todas todo el año….


Por cierto, la receta es otra vez de la misma revista, el número de junio de BBCGoodFood. Cuando vi la receta me apeteció, pero al ver que llevaba esos merengues pensé que me daba pereza prepararlos y que no los iba a encontrar…. A los pocos días, al ir a mi supermercado favorito, Iranzo, aquí en Nerja, lo primero que me encuentro son una bolsas con merengues preparados, ideales para postres…. no me pude resistir.

Por cierto este bizcocho es una versión de un postre típicamente inglés, el Eton Mess, que es una mezcla de fresas con merengue y nata. Aquí podeis leer su historia. Creo que habría que probarlo....

martes, 21 de junio de 2011

Tarta helada de Fresas y Chocolate Blanco


Ingredientes :

175 grs de Galletas Digestiv
75 grs de Mantequilla
400 grs de Chocolate Blanco
400 grs de Fresas
200 grs de Azucar glas
300 grs de Queso Philadelphia
200 ml de Nata para montar


Preparación :

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida, hasta integrar bien toda la mezcla. Vertemos las galletas en un molde de fondo desmoldable de 20 cm. (previamente engrasado) y lo repartimos bien y lo aplastamos con ayuda de un vaso o cualquier otro objeto, para compactarlo sobre el fondo y que quede una capa lisa y homogénea.

Ponemos el molde a enfriar en el frigorífico, por lo menos ½ hora. Yo he utilizado una mezcla de galletas con cacao, que me había sobrado de otra preparación y he hecho una tarta más grande, porque era para muchas presonas. He hecho la tarta en un molde de 25 cm, por lo que he aumentado a ojo, las cantidades.


Derretimos 375 grs de chocolate en el microondas con mucho cuidado de no quemarlo o al baño maría, hasta que se derrita totalmente.

Separamos 6 fresas que usaremos para decorar. El resto las limpiamos y las trituramos con la batidora, hasta obtener una crema. Añadimos el azúcar, el queso y la nata y seguimos batiendo, hasta que estén integrados todos los ingredientes y la mezcla sea esponjosa. 


Incorporamos poco a poco el chocolate derretido, sin dejar de batir hasta que se incorpore totalmente. Sacamos el molde del frigorífico, limpiamos bien el borde interior del mismo y lo engrasamos. Vertemos la mezcla sobre el molde y alisamos la superficie.

Guardamos la tarta en el congelador, por lo menos 8 horas, por lo que conviene hacer la tarta con antelación. La receta indica que se puede dejar sin congelar, pero esa mezcla no es suficientemente consistente, para que solidifique y se pueda desmoldar sin problemas. Si no quisiéramos congelarla, deberíamos añadir 5 o 6 hojas de gelatina, disueltas en un poco de la nata caliente. 


Una vez que la tarta haya solidificado, limpiamos y cortamos por la mitad las fresas que habíamos reservado. Las ponemos sobre la tarta, distribuyéndolas por el borde. Derretimos el resto del chocolate blanco, le añadimos un chorrito de nata y con ayuda de una manga pastelera, lo repartimos en zig-zag por la tarta. Una vez que se enfríe, la tarta está lista para servir.


Antes de que se acaben definitivamente las fresas, quería poneros dos recetas que he hecho últimamente y que creo que realmente merecen la pena.

Las dos son de la revista BBC GoodFood de junio y aunque yo ya había dado la temporada de fresas por terminada, he vuelto a caer. No lo puedo evitar….

Este año he preparado, como de costumbre, mermelada de fresas para todo el año, mermelada de fresas y ruibarbo y puré de fresas congelado. Y aunque por aquí, todavía quedan fresas de la zona, están a punto de terminar, así que me fui corriendo a por fresas para estas recetas.


No se cómo me las arreglo, pero siempre acabo liándome. Me dio pena, pensar que ya no iba a haber más fresas y compré una cajita. Les he quitado los rabitos, las he congelado encima papel de aluminio, bien estiradas y una vez congeladas las he guardado en bolsas en el congelador. 


Para la siguiente receta (que publicaré mañana) he usado estas fresas congeladas, para ver que tal estaban y han salido perfectas. Yo había comprado fresas congeladas, pero siempre están como rotas y desmenuzadas. Nada que ver con éstas, que aunque al descongelarlas pierden toda la firmeza, quedan enteras y buenísimas!!!!

Ya he congelado dos cajitas más….. para todo el año. Hay electrodomésticos, que son, realmente, inversiones super rentables : un gran congelador. Otro problema es el espacio…..

domingo, 19 de junio de 2011

Tosta de Lomo de orza y Ajoblanco


Ingredientes :

6 rebanadas de Pan de Campagne
300 grs de Lomo de orza
200 ml de Ajoblanco


Preparación :

Preparamos un ajoblanco bastante espeso.

Escurrimos el lomo del aceite donde está conservado y lo loncheamos.

Tostamos el pan y lo untamos con el aceite del lomo. Con ayuda de una cuchara, cubrimos el pan con ajoblanco. Ponemos por encima las lonchas de lomo y cubrimos con un poco más de ajoblanco.

Se sirven así, en frío. 


En esta ocasión os propongo una tosta muy, muy andaluza. Como sabéis, el ajoblanco, es uno de los platos más conocidos de la cocina malagueña. Y el lomo de orza, igualmente, es un plato tradicional de todas las zonas de interior de Andalucía.

El verano pasado, cuando estuve en Almería, tuve ocasión de comprar un lomo de orza envasado por una empresa granadina, y en la misma tienda, me recomendaron que lo preparara así. Después lo he comprado varias veces más. Para una cena improvisada es perfecto. Tengo publicadas varias recetas de tostas, me encantan y además de dar poco trabajo, el resultado siempre es bueno. 



Con esta receta quiero participar en el concurso organizado por Dolors del “Blog deCuina”, en colaboración con la empresa “Gourmet Rural”. Se trata de presentar una rebanada de pan con algún producto de cerdo. En este caso, he utilizado este lomo, que es el que yo encuentro por aquí, pero Gourmet Rural tiene unos productos envasados en tupí, que de verdad, tengo ganas de probarlos todos…… poco a poco irán cayendo, seguro.

Y si alguien se anima a preparar el lomo en casa os dejo los enlaces de dos Anas andaluzas, que tienen unas recetas impresionantes. Ana de “La cocina de mama” tiene publicado el “Lomo en manteca” y en el blog de Ana, “Cocina con Ana”, podéis encontrar el “Lomo en adobo” con especias árabes, que no tiene desperdicio.

Tosta de Pera y Stilton


Ingredientes :

6 rebanadas de Pan de Campagne
50 grs de Mantequilla
Rúcula
2 Peras Williams
225 grs de Queso Stilton


Preparación :

Tostamos las rebanadas de pan en el grill o en el tostador de pan. Las untamos de mantequilla  y las ponemos en una fuente de horno.

Repartimos las hojas de rúcula por encima. Pelamos las peras, las cortamos en láminas y las vamos poniendo por encima de la rúcula. Con ayuda de los dedos, desmenuzamos el queso y también lo repartimos por encima.

Las horneamos al grill hasta que el queso se derrita y haga burbujas. Servimos calientes.


Las tostadas nos van a servir igual como aperitivo o como entrante de una comida informal.

Esta es una receta de la cocina tradicional británica (Lockets savoury)  y, aunque la he visto en varios sitios, yo la he hecho según la receta de Gerard Baker, de la revista BBC GoodFood de abril, de la sección “Tesoros Británicos”.

viernes, 17 de junio de 2011

Pollo a la plancha con Ali-oli de Lima


Ingredientes :

3 Pechugas de Pollo
2 Limas
2 dientes de Ajo
Sal
Perejil
Pimienta Negra
Aceite de Oliva
Mayonesa
Rúcula
Tomates Cherry
2 Patatas


Preparación :

Fileteamos las pechugas y las aplanamos con ayuda del rodillo, poniendo el pollo entre dos láminas de film transparente. Picamos muy fino un diente de ajo y lo ponemos en un recipiente junto al zumo de una lima y sal. Picamos el perejil y lo añadimos. Introducimos los filetes de pollo, los removemos bien, molemos la pimienta negra por encima y los dejamos en adobo por lo menos, ½ hora.

Ponemos la mayonesa en el vaso de la batidora, troceamos el otro diente de ajo por encima y añadimos el zumo de media lima. Batimos bien, hasta que el ajo quede bien integrado.

Pelamos las patatas y las partimos en bastones. Añadimos sal y las freímos en abundante aceite, hasta dorarlas.

Ponemos a calentar la plancha por la parte acanalada, la untamos de aceite y freímos los filetes de pechuga de pollo, hasta que estén bien hechos por dentro y dorados por fuera.

Servimos las pechugas acompañadas de patatas fritas, una ensalada de rúcula y tomates cherry y un poco de mayonesa.


Os preguntaréis cómo tengo la poca vergüenza de poner esta receta y además recomendárosla. Pues, a pesar de lo que estéis pensando, os digo que esta receta es deliciosa para el verano. Es rápida, sencilla, sana y sabrosa. Qué más queremos ¡!!!!!!

La vi en la revista Olive BBC de junio y me entró por los ojos. Por aquí hace ya un calor terrible y estos son los platos que apetecen. No me parece muy correcto llamar ali-oli a esa mezcla, pero ahora en verano, yo prefiero usar mayonesa industrial (yo uso Ligeresa), por precaución. Os recomiendo que leáis los consejos de Carlos Dube sobre este tema.

Y para el que tenga ganas de hace un ali-oli de verdad, os recomiendo las recetas de Dolors en “Blog de Cuina”, a la que considero la reina de este tema en la blogosfera… y creo también que fuera de ella. En ese enlace podéis ver sus cuatro versiones.

miércoles, 15 de junio de 2011

Cakewich


Ingredientes :

2 tazas (280 grs) de Harina
1 ½  cucharadita de Levadura en polvo
¼ cucharadita de Sal
¾ taza (150 grs) de Mantequilla blanda
1 ½ tazas (280 grs) de Azúcar
2 cucharaditas de Extracto de Vainilla
6 Claras de Huevo
¾ taza (180 ml) de Leche

¼ taza (50 grs) de Mantequilla blanda
½ taza (100 grs) de Mantequilla de Cacahuete
¾ taza (150 grs) de Azúcar glas
½ cucharadita de Extracto de Vainilla
½ taza (100 grs) de Mermelada de Fresa


Preparación :

Precalentamos el horno a 160ºC y ponemos la bandeja del horno en el nivel medio. Engrasamos la superficie interior del molde de Cakewich (o cualquier otro molde).

Mezclamos la harina, la levadura y la sal en un bol y removemos bien. En otro recipiente batimos con las varillas de mano, las claras con la leche, hasta mezclarlas del todo. Al no utilizar las yemas, la mezcla sale más blanca.


En el recipiente de la batidora ponemos la mantequilla con el azúcar y las batimos a velocidad media durante 5 minutos, hasta que la mezcla sea esponjosa. Añadimos el extracto de vainilla, y batimos un rato más, a máxima velocidad.

Bajamos la velocidad y añadimos poco a poco la harina, alternándola con la leche, de manera que todo se mezcle bien hasta que combinemos el total de los ingredientes y la mezcla sea homogénea.

Con ayuda de una espátula, vertemos la mezcla sobre el molde y alisamos la superficie. Horneamos el bizcocho durante 60/70 minutos, hasta que se haga perfectamente en el interior y al introducir un palillo, salga totalmente limpio.

Lo dejamos enfriar dentro del molde, sobre una rejilla, una hora. Desmoldamos y lo seguimos dejando sobre la rejilla, hasta que se enfríe totalmente.


Para hacer el relleno, batimos las dos mantequillas con las varillas eléctricas, hasta que estén bien mezcladas y esponjosas. Poco a poco le vamos añadiendo el azúcar, hasta que se integre totalmente. Añadimos el extracto de vainilla y batimos tres minutos más.

Para preparar el sándwich gigante, cortamos el bizcocho por la mitad, con un cuchillo de sierra o un cortador de bizcochos. Le damos la vuelta a las dos mitades, de manera que queden encaradas las dos superficies horneadas.

Untamos una de ellas con la mantequilla, cubriendo bien toda la superficie. Y extendemos la mermelada de fresas por encima. Tenemos que conseguir una capa lo suficientemente gruesa, para que, al poner la segunda parte del bizcocho, se deje ver el interior.

Para cortarlo en porciones más fácilmente, es mejor dejarlo enfriar una hora en el frigorífico.


¡Qué típico Americano!!!!! Verdad?.  En cuántas películas hemos visto preparar un sándwich de mantequilla de cacahuete y mermelada…. Tengo que reconocer, que es una mezcla que nunca me ha apetecido, pero ahora que la he probado, oye, que tiene su punto!!!!

Claro, que creo que no es igual esta mezcla con un buen bizcocho, que entre pan y pan de molde industrial. Yo os recomiendo que probéis esta versión.

Y para todos aquellos que estáis pensando mal, no, no me he comprado el molde. En un pedido que hice hace tiempo a Amazon, se lo pedí a una amiga, Lucía, que quería sorprender a su hijo. Le dije que en cuanto lo estrenara, me lo prestara para probarlo yo también. El caso es que Lucía no ha llegado a estrenarlo y el otro día me lo trajo, para que lo hiciera yo. Me ha faltado tiempo!!!

Por supuesto, que esta receta no deja de ser un bizcocho con un relleno diferente, pero lo de tener forma de sándwich gigante queda muy gracioso y además, lo podemos rellenar de lo que más nos guste: crema pastelera y mermelada, lemon curd, crema de chocolate (nocilla),……

Y para todos aquellos que se os haya encaprichado el molde, que seguro que sois más de uno, ahora lo podéis comprar aquí.

martes, 14 de junio de 2011

Ensaladilla Rusa gratinada - D.C. June 2011


Jami Sorrento was our June Daring Cooks hostess and she chose to challenge us to celebrate the humble spud by making a delicious and healthy potato salad. The Daring Cooks Potato Salad Challenge was sponsored by the nice people at the United States Potato Board, who awarded prizes to the top 3 most creative and healthy potato salads. A medium-size (5.3 ounce) potato has 110 calories, no fat, no cholesterol, no sodium and includes nearly half your daily value of vitamin C and has more potassium than a banana!


Ingredientes :

4 Patatas
2 Zanahorias
100 grs de Guisantes
100 grs de Maiz
1 bote de Espárragos
1 lata de Bonito en Aceite
Sal
3 Huevos
150 ml de Mayonesa
100 ml de Nata líquida
Queso Mozzarela rallado


Preparación :

Cocemos las patatas y las zanahorias en abundante agua hirviendo con sal, durante al menos 20 minutos, hasta que estén tiernas por dentro. Las escurrimos y las dejamos enfriar.


En este caso he utilizado guisantes y maíz congelados, y simplemente los he dejado descongelar sobre papel absorbente, para que eliminen bien todo el agua que sueltan. Lo mismo he hecho con los espárragos.

Ponemos agua a hervir en un cacito. Separamos las claras de las yemas, de los tres huevos. Cuando el agua rompa a hervir, echamos en ella las tres yemas, con cuidado de no romperlas. Las dejamos unos 5 minutos, hasta que estén bien cocidas. Las escurrimos y reservamos.


Pelamos las patatas y las zanahorias y las cortamos en cubos. Las vamos poniendo en una fuente de horno, las mezclamos con los guisantes, el maíz y los espárragos troceados.

Escurrimos el bonito, lo desmenuzamos y lo añadimos. Mezclamos bien todos los ingredientes, pero con cuidado, para no romperlos demasiado y que se haga una masa. Echamos por encima las yemas cocidas en trocitos.


Mezclamos la mayonesa y la nata y esparcimos la mezcla por encima del resto de los ingredientes. Removemos un poco, sin llegar a mezclarlos. La cantidad de salsa dependerá del gusto de cada uno.


Precalentamos el horno poniendo el grill. Batimos las claras a punto de nieve, bien firmes. Añadimos con cuidado la mozzarella rallada, mezclándola bien, pero sin bajar las claras. Esparcimos esta mezcla por toda la fuente, alisamos la superficie y la gratinamos en el horno, hasta que se dore. 


El reto de las Daring Cooks de este mes, propuesto por Jami Sorrento  consistía en hacer una ensalada de patatas. Una ensalada, de las muchas variantes que podemos encontrar alrededor de todo el mundo.  

Cómo ya tenía publicada la ensaladilla rusa, que creo que junto con la tortilla de patatas, son las más típicas tapas españolas, empecé a buscar otras opciones. Pensé en hacer unas patatas bravas o unas patatas con ali-oli, tan típicas, pero no me parecían una ensalada como nos pedían.

Foto extraida del blog Pepa Cooks
Pepa Cooks se encargó de recordarme la más que típica, ensalada malagueña, de patatas, naranja y bacalao. Yo no me acordé de ella, porque no tengo la costumbre de prepararla en casa, pero es realmente deliciosa. Aquí podréis ver la versión de Carmen Rosa

Foto extraida del blog Canecositas
Y seguía yo dando vueltas al reto, pensando en hacer la flor de ensaladilla, con Pringles, que tanto juego ha dado en la blogosfera, cuando Luisa Alexandra, del blog portugués del mismo nombre, publicó esta receta. Me pareció una manera diferente de presentar una ensaladilla y sin muchas complicaciones.


Yo la preparé en una fuente de horno como hizo ella, pero creo que también tiene que quedar muy bien en ramequines individuales como aperitivo o como guarnición. O en cazuelitas individuales de ración. En la cocina, como en la vida, hay que renovarse o morir…..