viernes, 29 de abril de 2011

Soupe au Pistou - Reto "Julie & Julia" / Film & Food


Ingredientes :

250 grs de Judías Blancas
350 grs de Judías Verdes
2 Patatas
1 Calabacín
2 Puerros
2 Tomates
1 rama de Apio
Albahaca
3 dientes de Ajo
50 grs de Gruyère rallado
50 grs de Parmesano rallado
Aceite de Oliva
Sal
Azafrán
Pimienta Negra
100 grs de Pasta (Coquillettes)

Preparación :

Lo primero que hacemos es cocer las judías blancas para que estén tiernas. Para ello las habremos puesto a remojo la noche anterior. Cuando vayamos ya a cocinarlas, ponemos agua en una cazuela con las alubias, hasta cubrirlas, las llevamos a ebullición y las dejamos a fuego medio durante hora y media. Removemos de vez en cuando, con cuidado de no romperlas y las retiramos cuando estén tiernas, pero no demasiado, porque van a seguir hirviendo.


Mientras las judías cuecen, preparamos las verduras. Limpiamos las judías verdes, les quitamos los hilos y las troceamos. Pelamos las patatas y las cortamos en cubos. Troceamos de la misma manera el calabacín sin pelar. Y limpiamos bien y troceamos los puerros.

Cuando las judías ya estén tiernas, añadimos todas estas verduras troceadas y las dejamos hervir otra media hora. Si hiciera falta, añadimos al guiso un poco más de agua, ya que nos tiene que quedar un poco caldoso. Añadimos la sal y la pimienta al gusto, siendo en este caso generosos.


Mientras tanto pelamos los tomates, los despepitamos y los troceamos. Ponemos en el vaso de la batidora los dientes de ajo pelados, con un puñado de hojas de albahaca y uno de los tomates. Empezamos a batir y añadimos aceite poco a poco hasta obtener una pasta bien triturada. El otro tomate lo añadimos a la sopa en trocitos.

Cuando las verduras hayan hervido media hora, añadimos esta pasta al guiso y lo removemos bien. Cuando vuelva a hervir, incorporamos la pasta y la hervimos los minutos que se indiquen en el paquete. Después añadimos los quesos rallados (dejamos un poco para decorar el plato), removemos y la sopa está lista para servir. Tiene que resultar una sopa espesa y se sirve bien caliente.


Con esta receta voy a participar en el primer reto propuesto por Film & Food. Se trata de cocinar una receta de Julia Child, cocinera estadounidense, cuya vida se refleja en la película Julie & Julia. La historia cuenta las hazañas de Julie, bloguera que intenta realizar todas las recetas del libro de Julia Child, “Mastering the art of French cooking”. La película me encanto, vi a tantos bloguers reflejados ¡!!!!!

Por suerte, el reto que nos han propuesto desde Film & Food, consiste únicamente en hacer una receta de esta cocinera, cuyo mayor mérito, consiste en haber adaptado la cocina francesa a la mentalidad americana.


Cuando busqué que receta preparar, me resulto difícil la elección, pero cuando en la sección de sopas, vi esta receta, no lo dudé un instante. Tengo unos amigos belgas, Jeanno y Willy, de los cuales ya os he hablado en alguna ocasión, que la última vez que comieron en mi casa, hace unos dos meses, me hablaron de esta sopa. Yo les puse para comer una sopa juliana y hablando de este tema, nos recomendaron la “Soupe au Pistou”, típica de la Provenza francesa. La verdad es que no me atraía mucho.

Ellos tienen unos amigos de Marsella, Mimi y Roger, que también suelen venir por aquí, que como buenos franceses son grandes gastrónomos y Mimi es una gran cocinera. Ella debe preparar esta sopa de maravilla, al igual que la “Sopa Bullabesa”, receta típicamente Marsellesa, que por cierto la ha preparado Lola para este reto.

Al leer el primer reto y encontrar esta receta en el libro de Julia Child, pensé que me estaba llamando a gritos, a pesar de que como os digo, no  me atraía en absoluto, y decidí hacerla. Qué equivocada estaba!!!!!. Es una sopa verdaderamente deliciosa, totalmente diferente a cualquier sopa de las que estamos acostumbrados nosotros y realizada, en su origen, con productos, de temporada, aunque evidentemente, hoy en día se puede realizar todo el año.

La receta se preparaba al final del verano o principio del otoño, cuando se recogían las primeras “pochas”, las primeras judías frescas, que no necesitan ponerse a remojo, evidentemente y que resultan tan tiernas. Las verduras que se utilizan en la receta pueden variar, y se pueden añadir zanahorias o pimientos u otras,….

Julia Child en su afán de adaptar recetas, utiliza muchas legumbres precocinadas y verduras congeladas. Yo he preferido utilizar legumbres secas (en este caso solo blancas, pero se pueden mezclar con rojas) y verduras frescas. Además he cambiado el pan rallado por queso rallado, siguiendo la receta de la oficina de turismo de Aix en Provence


Lo que hace verdaderamente diferente esta receta es el “pistou”, una variación del pesto italiano, sin piñones, que le aporta un sabor especial y totalmente novedoso para nosotros. La pasta que he añadido son “coquillettes”, difíciles de encontrar en España (en Nerja si los venden…), pero que se consumen en toda Europa. Les llaman también macaroni.

Bueno, con toda esta historia que os he contado, espero que os animéis a prepararla y comprobéis, como hemos hecho en mi familia, lo que nos estábamos perdiendo!!!!! 

Muchísimas gracias Willis (ya se que estáis en Nerja otra vez, a ver si esta semana próxima quedamos) y por supuesto muchísimas gracias también a las chicas de Film & Food ¡!!!

miércoles, 27 de abril de 2011

Helado de Sirope de Arce crujiente, en su Cucurucho - D.B. April 2011


The April 2011 Daring Bakers’ challenge was hosted by Evelyne of the blog Cheap Ethnic Eatz. Evelyne chose to challenge everyone to make a maple mousse in an edible container. Prizes are being awarded to the most creative edible container and filling, so vote on your favorite from April 27th to May 27th at http://thedaringkitchen.com .


Ingredientes :

200 grs de Leche Condensada
600 ml de Nata (double cream)
1 cucharadita de Extracto de Vainilla
4 cucharadas de Sirope de Arce
15 caramelos Werther’s Orginal

250 grs de Azúcar
125 grs de Manrequilla
2 Huevos
250 ml de Agua caliente
250 grs de Harina
1 cucharadita de Extracto de Vainilla


Preparación :

Empezamos preparando el helado. Para ello añadimos la vainilla a la leche condesada. Batimos la nata con las varillas, sin llegar a montarla y le añadimos la leche condensada. Ponemos la mezcla en el recipiente de la heladera y seguimos las instrucciones, hasta que se forme el helado.

Trituramos los caramelos envolviéndolos en un paño y con ayuda del rodillo. Una vez que el helado esté formado, le añadimos los caramelos triturados y el sirope de arce y los mezclamos con ayuda de una espátula sin llegar a incorporarlo del todo, solamente que se mezcle, y se vean los trazos.

Ponemos la mezcla en un recipiente con tapa y lo guardamos en el congelador unas cuantas horas antes de consumirlo, mejor de un día para otro.


Para preparar los barquillos tendremos que derretir la mantequilla y batirla con el azúcar. Seguido añadimos los huevos, el extracto de vainilla y el agua caliente. Sin parar de remover la mezcla, añadimos poco a poco la harina, hasta incorporarla toda.


Con las planchas bien calientes, las engrasamos con un poco de mantequilla con ayuda de un pincel o con spray antiadherente. Echamos 2 o 3 cucharadas de mezcla cada vez, cerramos las planchas y siguiendo las instrucciones del fabricante, vamos formando los barquillos.

Servimos el helado dentro de los cucuruchos de barquillo y los rociamos con un poco de sirope de arce.


Este mes las Daring Bakes, nos han propuesto como reto, hacer una mousse de sirope de arce, presentado en un recipiente comestible. El evento lo ha organizado Evelyne, del blog Cheap Ethnic Eatz. A mi me apeteció más hacer un helado, para inaugurar ya la temporada, y lógicamente el recipiente adecuado es un cucurucho de barquillo.

Hace ya tres años que compré la heladera y la verdad es que le he sacado mucho rendimiento. Me encantan los helados. Para completar el equipo, el año pasado en una oferta de Lidl compré la máquina para hacer barquillos. En principio parecía un trasto más, pero no, ha resultado estupenda. Hay que practicar un poco, pero se consiguen barquillos deliciosos, de formas variadas y espero probar también con otras recetas. Los cubreconos de craft, los hizo Paloma. Podréis verlos aquí.


El helado casero, con barquillos caseros me parece una propuesta inmejorable y este helado, con sabor a caramelo, es ideal para empezar la temporada. La próxima vez, lo voy a preparar con miel de caña de Frigiliana, ya que me he propuesto promocionar este producto de la zona y actualizar su uso. La receta es de BBC Good Food.

Y por cierto, a ver, si practicando, consigo hacerle una foto medio en condiciones a un helado. Después de tener toda la mañana el horno encendido y con mi familia esperando al postre, esto fue lo único que fui capaz de sacar….

sábado, 23 de abril de 2011

Hornazo de Loja


Ingredientes :

1 Vaso de Aceite
2 cucharadas de Matalauva (Anís Verde)
300 grs de Agua o Suero de Leche (buttermilk)
25 grs de Levadura fresca
850 grs de Harina (yo he usado de fuerza)
2 Huevos
125 grs de Azúcar
Ralladura de 1 Limón
1 pizca de Sal
1 Huevo

4 Huevos
Azúcar


Preparación :

Freímos el aceite con el anís y lo dejamos enfriar. Calentamos un poco el suero de leche y disolvemos la levadura en él. Ponemos todos los ingredientes, excepto el aceite, en el recipiente de la amasadora y mezclamos bien, hasta conseguir una masa lisa.

Añadimos el aceite y seguimos amasando otros 10 minutos. Yo he añadido un poco más de harina, para obtener una bola de masa lisa. Hacemos la bola, la cubrimos de harina y la dejamos reposar bien tapada hasta que duplique su volumen, unas 2 horas.

Pasado ese tiempo, le sacamos el aire a la masa, la amasamos un poco con las manos y la dividimos en 4 porciones. Cortamos un trozo de cada porción y con el resto hacemos una bola. La aplastamos con el dorso de la mano y hacemos un hueco en el centro. 


Limpiamos bien los huevos y ponemos uno en el centro de cada bola. Con el trozo de masa que hemos cortado hacemos dos tiras y las ponemos sobre el huevo, haciendo una cruz. Dejamos reposar los hornazos sobre una bandeja de horno cubierta con papel parafinado, los tapamos bien con un paño y dejamos que leven por lo menos 1 hora.

Precalentamos el horno a 200ºC. Cuando estén listos, los pintamos de huevo batido y según el gusto de cada uno, se pueden espolvorear con azúcar. Bajamos el horno a 190ºC y horneamos durante 20 minutos. Se dejan enfriar sobre una rejilla y ya están listos.


Esta es mi segunda aportación a los dulces de Semana Santa para el HEMC de este mes. Cuando pregunté por aquí por lo dulces típicos de Semana Santa, la verdad es que no supieron darme mucha información. Es verdad que en esta zona de Málaga, no hay unos dulces típicos para esta época del año. Se suelen hacer pestiños o roscos igual que en Navidad, y torrijas como en todas partes, pero nada más especial. 


Pero como suele ocurrir en estas ocasiones, si le preguntas a un grupo, al final siempre alguien sabe de algún postre que se preparaba en su casa o algún dulce de un pueblo determinado. Había quien decía que era muy típico el arroz con leche, pero yo no creo que sea tradicional de esta zona. Y al final, un amigo se acordó de que en el pueblo de la familia de su mujer, en el interior de la provincia de Málaga, se preparaban hornazos.

Para mi el hornazo era el de Salamanca, con la carne de cerdo en el interior, buenísimo!!!  Lo comento en mi casa y resulta que mi hermana Ana, cuyo “ex” es de Loja, se volvía loca con los hornazos de Loja y con los bollos de aceite. Nos pusimos a buscar la receta, lo consultamos con una amiga suya de allí y nos confirmaron que los hornazos son como los bollos de aceite pero con un huevo en el centro. 


He encontrado referencias a los hornazos en todo el interior de Andalucía, lo mismo en Dúrcal, que en Jaén o en la zona de Pizarra… es decir todas las zonas interiores de las provincias de Málaga y Granada, o en Jaén ó Cordoba. Ayer Ana Mª de “Cocinando entre olivos”, nos enseñaba en FB unas fotos de hornazos de Dúrcal y viendo la pinta, no he podido resistir más y los he preparado.

La receta que he utilizado es del blog “La panadería de Meri” y corresponde al “Hornazo de Jaén”, pero en Loja lo preparan igual pero sin cubrirlos de azúcar. Por eso yo los he hecho de las dos formas, aunque no sabría deciros cual está más rico!!!! Y para darle gusto a Ana, he decidido publicarlos como “Hornazos de Loja”.

viernes, 22 de abril de 2011

Bacalao al Pil-Pil


Ingredientes :

6 trozos de Bacalao
6 dientes de Ajo
1 Pimiento Choricero ó 1 Guindilla
Aceite de Oliva

Preparación :

48 horas antes de preparar el plato, ponemos a desalar el bacalao, en un recipiente con abundante agua, de manera que todos los trozos queden bien cubiertos. Cambiamos el agua cada 6 horas más o menos, limpiando bien el recipiente cada vez. Dos horas antes de cocinarlo, sacamos el bacalao, lo enjuagamos bien y lo ponemos a escurrir entre papel de cocina.

Cortamos los ajos en láminas y el pimiento o guindilla en tiras. Ponemos aceite abundante en una fuente de barro y freímos los ajos. Cuando empiecen a tomar color, añadimos el pimiento y dejamos hasta que se doren los ajos. Retiramos los ajos y el pimiento y reservamos. El aceite lo pasamos a otro recipiente y lo dejamos templar. 


Volvemos a poner el aceite en la fuente de barro e incorporamos los trozos de bacalao. Lo cocinamos a fuego medio, primero con la piel hacia abajo, dos o tres minutos y luego con la piel hacia arriba. Entonces empezamos a mover la fuente, con movimientos de vaivén, sin parar, hasta conseguir que el aceite empiece a ligar con la gelatina del bacalao y emulsione.

Este proceso suele durar unos 15 minutos. No es fácil de hacer y no siempre sale. Hay diferentes trucos para conseguirlo, como ayudarnos con un tenedor, o con un colador. O retirar el bacalao y ligar el aceite por separado. También añadir unas gotas de agua al mover la salsa. Creo que lo mejor es que cada uno pruebe su sistema.

Una vez que la salsa ha ligado, retiramos la fuente del fuego y decoramos con los ajos y el pimiento dorados.


Para mi gusto, esta es la mejor receta de bacalao, la más simple y la que te permite disfrutar del bacalao tal cual. Pero tengo que reconocer también, que no es fácil de hacer. Va a depender mucho de la calidad del bacalao y de la mano de cada uno.

A mi madre, Marichu, le salía delicioso, pero a mi no me sale bien. No consigo que la salsa engorde de verdad, pero no desisto de conseguirlo, ya me conocéis. Es una receta de mucho riesgo, porque hay que prepararla a última hora (aunque se puede recalentar) y nunca sabes si te va a salir bien. La única ventaja es que si no te sale, te queda un bacalao al pil-pil de verdad, es decir con el aceite y los ajos sin emulsionar.

El verdadero pil-pil es así, aceite, ajo y guindilla, muy caliente y el pescado hecho justo con el calor que desprende esa mezcla. En Málaga son muy típicas las gambas al pil-pil hechas de esta forma. El famoso bacalao al pil-pil de la cocina vasca, es un pil-pil emulsionado, una variación de esa otra receta. Por eso, si no te sale una, por lo menos te queda la otra versión…. el que no se consuela…

Os pediría, que si alguno tiene algún truco de verdad efectivo para hacer esta receta, que nos lo enseñe. En mi casa os lo agradecerán, dejaré de experimentar….

jueves, 21 de abril de 2011

Torta Pascual


Ingredientes :

300 grs de Harina de fuerza
50 grs de Manteca de Cerdo
1 Huevo
25 grs de Levadura fresca
6 cucharadas de Leche Condensada
Ralladura de 1 Limón
1 cucharadita de Extracto de Vainilla

1 l. de Leche
2 Huevos
6 Yemas de Huevo
250 grs de Azúcar
100 grs de Harina
1 corteza de Limón
1 Canera en rama
1 vaina de Vainilla

1 Huevo
2 cucharadas de Almendras picadas
2 cucharadas de Nueces picadas
Azúcar Glas

Preparación :

Empezamos preparando la masa. Ponemos un dedo de agua caliente en un vaso y disolvemos en ella la levadura. Mezclamos en el recipiente de la amasadora la levadura, con la manteca, el huevo, la leche condensada, la ralladura de un limón y el extracto de vainilla. Mezclamos con las varillas hasta que se forme una mezcla homogénea y suave.

Cambiamos al gancho amasador y añadimos la harina. Amasamos hasta formar una bola lisa, unos 10 minutos. Yo he tenido que añadir un poco más de harina. Hacemos una bola y dejamos reposar una hora bien tapada.


Mientras tanto preparamos la crema pastelera, poniendo la leche a calentar, a fuego suave, con la cáscara de limón, la canela y la vaina de vainilla abierta. La dejamos calentar poco a poco para que infusionen los sabores, sin que llegue a hervir, durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, la dejamos reposar otros 10 minutos para que se temple.

En un recipiente aparte batimos los huevos, las yemas, el azúcar y la harina, con ayuda de unas varillas, hasta que espumen.

Cuando la leche esté templada, la vertemos poco a poco sobre los huevos, sin dejar de batir. Ponemos otra vez la mezcla en el cazo, a fuego suave y sin parar de remover y sin dejar que hierva, esperamos a que espese y desaparezca la espumilla que se forma en la superficie. Retiramos el limón, la canela y la vainilla.

Dejamos reposar la crema removiéndola de vez en cuando para que no se forme costra en la superficie, hasta que se temple.


Precalentamos el horno a 180ºC. Una vez que la masa esté disponible, le sacamos el aire, la amasamos un poco con las manos y la estiramos con el rodillo. Engrasamos un molde redondo y si no es desmoldable, le ponemos dos tiras de papel de horno, en cruz, para ayudarnos a  desmoldar la torta sin problemas. Cubrimos el molde con la masa estirada, ajustándola bien a las paredes.

Pintamos toda la superficie de la masa con huevo batido y rellenamos con la crema pastelera. Espolvoreamos con la mezcla de almendras y nueces y la metemos al horno, durante 40 minutos, hasta que se dore.

Sacamos el molde del horno, lo dejamos enfriar 15 minutos sobre una rejilla, desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glas.


En un día como hoy, Jueves Santo, lo propio es publicar una receta típica de estas fechas. En este caso he elegido la Torta Pascual, según la receta del libro “Dulces y postres de las monjas”, de Sor Isabel de la Trinidad. Y con ella voy a participar en el HEMC53 de este mes, dedicado a los dulces de Semana Santa y organizado por Mª Luz de “Hoy no se qué cocinar”.


Y aunque no es un libro que me entusiasme, tengo que reconocer que esta torta está buenísima¡!!!!!! El libro no me gusta, lo primero porque no tiene muchas fotos, entonces si no conoces la receta, a veces no es fácil hacerse a la idea de cómo es el resultado final, y lo segundo porque las recetas no son muy concretas y no siempre salen como es debido.

En este caso, yo he decidido que la harina es de fuerza, porque con esa cantidad de levadura, que hay que disolverla y ya que hay que dejar reposar la masa, he deducido que la masa sería tipo panadera. Además las únicas referencias que he encontrado de torta pascual, son recetas parecidas a la Torta Pascualina, típica argentina, que viene a ser una versión salada de esta otra, con espinacas y huevos cocidos.


Y aunque yo le he tenido que añadir más harina, porque no había manera de hacer una bola, me ha gustado mucho el resultado. Cuesta un poco partirla, porque la crema se desparrama, pero la mezcla de sabores es deliciosa.

Os quería animar a que vinierais a ver la Semana Santa malagueña, pero desgraciadamente, creo que vamos a poder disfrutar poco de ella, porque el clima no da tregua. Aun así, si tenéis oportunidad, no dejéis de pasar por aquí, de verdad que la Semana Santa malagueña merece la pena. Sin duda!!!!

martes, 19 de abril de 2011

Galletas de Pascua


Desde que empecé a hacer galletas decoradas, no dejo pasar la ocasión de preparar algunas, cada vez que llega una fecha señalada. Ya os he hablado alguna vez de las ventajas de vivir en un sitio turístico, entre ellas encontrar todo tipo de productos extranjeros. 


La Pascua es una fecha especial para este tema, ya que en toda Europa se celebra mucho y entre que aquí venden todo tipo de huevos, conejos, flores, chocolates,… y una, que no puede dejar pasar nada y lo que no lo compra, lo hace …. he juntado un quintal de productos de Pascua, como podéis ver …..


He comprado huevos de chocolate, almendras de París, unos huevecitos pequeños de Lidl, avellanas con  chocolate, huevos de gominola,….


Y he hecho infinidad de galletas, conejos, flores de todo tipo, huevos, patitos,…. Las he empaquetado y mañana las repartiré por el vecindario….


He teñido huevos, he preparado cupcakes blancos con sprinkles de Pascua y mis hermanas han hechos unos conejitos preciosos….. los podéis ver aquí.


Todo esto antes de irnos unos días al campo (al lado de la playa) a descansar  y a disfrutar de lo que cocinan los demás…. que no va a ser siempre una la que cocine, aunque también lo he hecho. No nos ha acompañado mucho el tiempo, así que hoy nos hemos vuelto, porque allí sin sol…. no hay quien lo aguante….


Pero antes de venirnos, comimos el otro día un pescado… impresionante, sardinas, lubina, sargo salvaje,….. en “La restinga” en el límite de Nerja con Torrox. Os lo recomiendo, muy bien cocinado y una calidad excepcional. El precio, lógicamente  a tono… pero sin exceso.


Y por cierto, también estuvimos en un mercadillo que organizaron los residentes alemanes en Torrox y además de comprar unos panes y quesos buenísimos, compré una variedad de gominolas de frutas, como no había visto nunca antes. Gominolas de todas las frutas imaginables : naranja, limón, manzana, pera, fresa, frambuesa, kiwi, pomelo, coco, mora, mango, piña …… no me pude resistir….

Ya estoy por aquí y con unos días por delante con mucho tiempo libre, así que espero distribuirlo bien entre cocinar, visitaros, comentar, leer y como no, salir un poco a ver el ambiente festivo y la Semana Santa andaluza, que merece la pena visitarla. Animaos!!!! La playa la dejaremos para otro momento….

jueves, 14 de abril de 2011

Salchichas para llevar - D.C. April 2011


Renata of Testado, Provado & Aprovado! was our Daring Cooks’ April 2011 hostess. Renata challenged us to think “outside the plate” and create our own edible containers! Prizes are being awarded to the most creative edible container and filling, so vote on your favorite from April 17th to May 16th at http://thedaringkitchen.com!


Ingredientes :

1 lámina de Hojaldre
12 Salchichas
Mostaza Antigua de Dijon
1 Huevo
Mantequilla

Preparación :

Ponemos un poco de mantequilla en una sartén y freímos las salchichas para dorarlas por fuera. Las reservamos. Precalentamos el horno a 200ºC.

Estiramos la plancha de hojaldre y la cubrimos de mostaza con ayuda de una brocha. La cortamos en cuatro trozos y ponemos en cada uno de ellos tres salchichas. Doblamos el hojaldre y lo cerramos como un sobre.


Ponemos los sobres en una fuente de horno cubierta con papel parafinado y los pintamos con huevo batido. Los horneamos durante 10/15 minutos hasta que se doren por todos lados. Los retiramos del horno y los servimos en caliente.


El reto de este mes de las Daring Cooks, presentado por Renata de Testado, Provado & Aprovado, era presentar un plato en un recipiente comestible. Como veréis, no me he complicado mucho con esta receta, pero en cualquier caso es una forma divertida de presentar unas salchichas, fácil de hacer y además están buenísimas.

La idea la vi en la revista BBC GoodFood de abril. Acompañaban las salchichas con unas cebollas caramelizadas y yo le añadiría un buen puré de patatas.  

martes, 12 de abril de 2011

Tarta de Pera


Ingredientes :

4 Peras
2 Limones
300 grs de Azúcar

200 grs de Mantequilla
200 grs de Azúcar Glas
3 Huevos
200 grs de Almendra molida
50 ml de Ron

140 grs de Mantequilla
20 grs de Azúcar
1 Huevo
225 grs de Harina


Preparación :

Empezamos preparando la masa de la base. Batimos la mantequilla con el azúcar con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que blanqueen. Añadimos el huevo y seguimos batiendo, hasta que esté totalmente incorporado.

Incorporamos la harina con ayuda de una espátula hasta formar una bola de masa esponjosa, uniforme y lisa. La dejamos reposar 30 minutos cubierta con film transparente, dentro del frigorífico.


Pelamos las peras y las cortamos en gajos. Exprimimos uno de los limones y rociamos las peras. Ponemos el azúcar en un cazo con medio litro de agua y la ralladura y el zumo del otro limón. Lo llevamos a ebullición y lo retiramos del fuego. Introducimos las peras dentro y las cocinamos a fuego suave, hasta que estén tiernas, unos 10 minutos. Las dejamos enfriar dentro del almíbar.

Hacemos la crema “frangipane”, batiendo la mantequilla con el azúcar. Añadimos los huevos uno a uno hasta incorporarlos y mezclamos con la espátula la almendra molida y el ron.

Precalentamos el horno a 190ºC. Estiramos la masa entre dos papeles de horno, con la ayuda de un rodillo, hasta un tamaño suficiente para cubrir un molde de 25 cm de diámetro. Con cuidado extendemos la masa por el fondo y los lados del molde. Lo cubrimos con papel de horno, ponemos unos pesos y horneamos durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo quitamos el papel y los pesos y horneamos otros 10 minutos para que la masa se tueste. Lo sacamos del horno y bajamos el calor a 160ºC.

Extendemos la crema frangipan por toda la base de la tarta y la cubrimos con los trozos de pera bien ordenados en filas. Espolvoreamos azúcar glas por toda la superficie y horneamos la tarta durante 45 minutos, hasta que la superficie esté bien dorada. La dejamos enfriar sobre rejilla y la servimos acompañada de helado de vainilla o crema. 


Otra tarta de frutas, que tanto me gustan, delicada, sabrosa, fácil y rápida de hacer. La verdad es que creo que con la primavera, lo que más me apetecen son este tipo de dulces, con frutas. Y como la variedad es tan inmensa, creo que no voy a terminar nunca de probar tartas diferentes.

Una vez más, la receta es de la revista BBC Olive de marzo 2011. Me faltan días para poder probar tantas recetas apetecibles, tanto dulces como saladas. Entre las revistas, los libros, la TV, Internet,…. cuánto hemos aprendido ¡!!! No creeis?

domingo, 10 de abril de 2011

Pollo al Ajillo


Ingredientes :

1 kg de Pollo troceado
6 dientes de Ajo
Harina
2 Patatas
Sal
Aceite de Oliva
1 vaso de Vino Blanco
Perejil


Preparación :

Troceamos el pollo al gusto de cada uno. En este caso yo solo he usado pechugas, así que simplemente las he limpiado bien y las he troceado. Salamos todos los trozos.

Pasamos todos esos trozos de pollo por harina, de manera que queden rebozados, pero que no tengan un exceso de harina. Ponemos un dedo de aceite en una sartén y freímos el pollo, hasta que estén dorados por fuera. Vamos sacando los trozos a una fuente cubierta con papel absorbente y cuando hayamos frito todos los trozos, los reservamos.

Colamos el aceite usado, limpiamos la sartén y volvemos a cubrir con el aceite usado y un poco más. Fileteamos los ajos y los freímos hasta que estén dorados. Incorporamos el pollo frito y rociamos, fuera del fuego con el vino blanco. Lo dejamos hervir a fuego medio durante unos 20 minutos, hasta que el vino se evapore y el pollo absorba el sabor del ajo.

En una sartén aparte freímos las patatas cortadas en cuadraditos. Y en el momento de servir las añadimos al guiso de pollo, espolvoreamos todo con perejil picado  y lo mezclamos bien.


En mi casa nadie quiere comer huesos, por eso todas las recetas de pollo las hago casi siempre, solo con pechugas. En este caso, la receta creo que mejora usando el pollo entero troceado, pero en cualquier caso, así también está buenísimo.

Una receta sencilla, de las de todos los días, que se puede dejar preparada con antelación y siempre resuelve una buena comida.