jueves, 31 de marzo de 2011

Bizcocho de Dátiles y Platanos


Ingredientes :

250 grs de Dátiles
100 ml de Agua
1 Limón
2 Plátanos
180 grs de Mantequilla
180 grs de Azúcar
3 Huevos
225 grs de Harina
1 ½ cucharaditas de Levadura Royal

Preparación :

Precalentamos el horno a 180º C. Guardamos 5 o 6 dátiles y el resto los deshuesamos y los ponemos en un cacito con el agua, la ralladura y el zumo del limón. Dejamos que hierva, y lo mantenemos a fuego medio durante 5 minutos, hasta que los dátiles se ablanden.

Los pasamos por la batidora y hacemos un puré. Por otro lado, trituramos los plátanos con un tenedor. Reservamos las dos cosas.


Ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar en la amasadora y los batimos con las varillas hasta que la mezcla esté blanca y esponjosa.

Añadimos el puré de plátanos y los huevos y seguimos batiendo. A continuación añadimos la harina y la levadura y mezclamos bien.

Engrasamos un molde y vertemos la mitad de la masa, extendemos por encima el puré de dátiles y cubrimos con el resto de la masa.

Cortamos en láminas los dátiles que teníamos reservados y los repartimos por encima del pastel. Lo horneamos durante una hora y cuarto más o menos o hasta que esté dorado, firme y bien hecho por dentro.

Lo sacamos del horno, lo dejamos reposar durante 15 minutos y desmoldamos. Lo dejamos enfriar totalmente y ya está listo para consumir.


Este bizcocho es ideal para merendar, acompañado de un buen café. Es muy jugoso y sabroso. El sabor del plátano, junto al dulce de los dátiles, es una mezcla inmejorable.

Esta receta es una vez más del libro “Dulces & Pasteles” de Trish Deseine. Un libro que no aprecié bien al principio, cuando lo compré, pero que poco a poco voy descubriendo y estoy encantada con el resultado de sus recetas, Salen perfectas y buenísimas!!!!

martes, 29 de marzo de 2011

Ñoquis con Chistorra


Ingredientes :

1 kg de Patatas
400 grs de Harina
100 grs de Queso Parmesano rallado
1 Huevo
Nuez moscada
Sal
Pimienta Blanca
Aceite de Oliva

2 bolas de Queso Mozarella
300 ml de Nata líquida
3 Tomates maduros
100 grs de Queso Parmesano rallado
1 ristra de Chistorra
Mantequilla
Sal
Pimienta Negra
Pimentón dulce y picante
Albahaca

Preparación :

Preparamos primero los ñoquis, poniendo las patatas a cocer con piel en abundante agua con sal. Las dejamos hervir durante 20/25 minutos, dependiendo del tamaño y de la variedad de las patatas, hasta que estén tiernas. Las dejamos enfriar, las pelamos y las machacamos con ayuda de un tenedor o de un pisapatatas.

Tenemos que conseguir un puré bien liso, por eso yo prefiero pasarlo por el pasapurés, si no, siempre me quedan grumos. Añadimos el huevo y el queso rallado y amasamos bien. Salamos y echamos nuez moscada al gusto.


Incorporamos la harina poco a poco, según la mezcla la vaya admitiendo. Tenemos que conseguir que la mezcla no se nos pegue a las manos. Yo necesité más harina de la que pone en los ingredientes. Esto, hay que hacerlo rápido para que la mezcla no se humedezca y no pida harina de más, ya que si no los ñoquis saldrían duros.

Ahora cogemos porciones de masa y hacemos rulos. Los cortamos en trocitos y les pasamos el tenedor por encima para rallarlos. Vamos poniendo los ñoquis sobre semolina, para que se sequen y no se peguen unos a otros. Ya están listos para ser cocidos.


Pero antes preparamos la salsa. Ponemos mantequilla en una sartén y freímos la chistorra en trocitos hasta que esté dorada. La retiramos y reservamos.

En esa misma sartén ponemos los tomates pelados, despepitados y en trocitos. Los dejamos pochar con un poco de sal, a fuego medio unos 5/7 minutos. Añadimos pimienta, pimentón al gusto y albahaca. Removemos bien e incorporamos la nata. Troceamos una de las bolas de mozarella y la añadimos. Dejamos hervir todo junto unos minutos.

Ahora podemos hervir los ñoquis. Ponemos una olla con abundante agua al fuego. Cuando rompa el hervor añadimos sal y un chorrito de aceite de oliva. Echamos los ñoquis al agua de uno en uno y sin que sean muchos cada vez.  En cuanto suban a la superficie ya están hechos- Los sacamos con una espumadera y los ponemos en una bandeja hasta que tengamos todos cocidos.

Precalentamos el horno a 200ºC. Echamos la mitad de la salsa en una fuente de horno. Añadimos los ñoquis y los mezclamos bien. Incorporamos el resto de la salsa. Partimos la otra bola de mozarella y la repartimos por la superficie. Espolvoreamos con el queso rallado y más albahaca y horneamos 25/30 minutos. 


Tenía muchas ganas de preparar ñoquis en casa. Nunca los había hecho, siempre he comprado los ñoquis frescos y los he cocinado. Pero en el plan que estamos ya, no se nos pone nada por delante y tenemos que intentarlo todo!!!

Vi una receta de ñoquis con chistorra en algún sitio, me quede con la idea en la cabeza y cuando quise ir a hacerla, no fui capaz de encontrarla. No tengo ni idea de donde la vi. No se si fue en Internet, en un libro, en una revista… la cuestión es que tenía que hacerla y no sabía cómo.

Así que me puse a investigar y encontré una receta de ñoquis con chorizo en “El semanal digital”. Pensé que la podía adaptar (para hacerla en mi casa tuve que suprimir la cebolla…), pero me faltaba la receta para preparar los ñoquis. Buscando por los blogs, encontré la receta en el blog de Lola, “Ajoblanco” y como me parece de absoluta confianza, no dudé en hacer su receta. No me equivoqué. Ella tiene publicado un paso a paso de la misma, excelente.

Y del resultado, qué puedo decir, qué fue un éxito. Una receta casera 100%, sabrosa y con unos ingredientes que a mi me encantan : tomate, albahaca, queso, chistorra…… una delicia.

domingo, 27 de marzo de 2011

Pastel relleno de Merengue - D.B. March 2011


The March 2011 Daring Baker’s Challenge was hosted by Ria of Ria’s Collection and Jamie of Life’s a Feast. Ria and Jamie challenged The Daring Bakers to bake a yeasted Meringue Coffee Cake.


Ingredientes :

600 grs de Harina de fuerza
55 grs de Azúcar
5 grs de Sal
7 grs de Levadura seca de Panadería
180 ml de Leche
60 ml de Agua
135 grs de Mantequilla
2 Huevos
10 hebras de Azafrán

3 Claras de Huevo
1 pizca de Sal
½ cucharadita de Azúcar Vainillado
110 grs de Azúcar

110 grs de Nueces y Avellanas
30 grs de Azúcar
½ cucharadita de Garam Masala (o canela)
170 grs de pepitas de Chocolate

1 Huevo
Azúcar Glas
Cacao en polvo


Preparación :

En un recipiente mezclamos 230 grs de harina con el azúcar, la sal y la levadura.

Ponemos un cacito a fuego medio con la leche, el agua y la mantequilla y lo calentamos hasta que la leche esté templada y se haya derretido la mantequilla. Añadimos el azafrán y lo dejamos reposar 10 minutos.

Ponemos la mezcla de harina en la amasadora y vamos añadiendo la mezcla de leche poco a poco a velocidad baja. Subimos la velocidad y batimos 2 minutos. Añadimos los huevos y 150 grs más de harina y batimos otros 2 minutos.

Ahora ya podemos añadir el resto de la harina y amasamos unos 8 o 10 minutos hasta que la masa esté firme, lisa y elástica. Si fuese necesario añadimos un poco más de harina.

Bañamos las paredes de un recipiente con aceite y hacemos una bola con la masa. La introducimos, lo tapamos con un paño húmedo y lo dejamos reposar 1 hora más o menos o hasta que duplique su volumen.


Mientras tanto preparamos el relleno. Por un lado mezclamos el azúcar con la ½ cucharadita de garam masala y lo juntamos con las nueces y las avellanas troceadas.

El merengue lo preparamos cuando la masa esté ya levada. Montamos las claras a punto de nieve, primero a baja velocidad y vamos incrementando hasta ponerla al máximo. A mitad del proceso añadimos los dos azúcares y continuamos hasta que las claras formen picos consistentes.

Prepamos dos bandejas de horno forradas con un silpat o con papel de horno.

Dividimos la masa en dos trozos. Mientras trabajamos con una parte, guardamos la otra forrada con film transparente. Con la superficie de trabajo enharinada, estiramos la masa con el rodillo y formamos un rectángulo de 50 x 25 cm aproximadamente.

Extendemos la mitad del merengue sobre la masa, dejando 1 cm. libre por los bordes. Esparcimos por encima la mitad de los frutos secos y la mitad de las pepitas de chocolate.


Enrollamos la masa por la parte más larga. Traspasamos el rulo a la bandeja de horno, dándole forma y cerrando los dos extremos. Tiene que quedar la abertura del rulo hacia abajo.  Los dos extremos simplemente se pegan un poco con los dedos, la masa se une fácilmente y como todavía tiene que levar, al crecer la masa, quedan totalmente cerrados. 

Con cuidado vamos adaptando el rulo hasta que forme un círculo e introducimos un aro en el centro, para que no se cierre al levar.

Con unas tijeras hacemos unos cortes en el lateral del rulo, cortando sin miedo, para que se vea el interior. Hacemos el mismo proceso con el segundo rulo.

Cubrimos las dos bandejas con un paño y las dejamos reposar 1 hora. Precalentamos el horno a 180ºC.

Con ayuda de una brocha pintamos toda la superficie de las roscas con huevo batido. Horneamos durante 25/30 minutos, hasta que la superficie se dore.

Sacamos los pasteles del horno y con mucho cuidado los retiramos del papel de hornear y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando los vayamos a consumir los espolvoreamos de una mezcla de azúcar glas y cacao. Se deben comer frescos, en el mismo día o como mucho al día siguiente.


El reto de este mes de las Daring Baker, propuesto por Jamie de Life’s a Feast y Ria de Ria’s Collection, era hacer un pastel levado relleno de merengue. Un éxito. Cuando vi las fotos y la receta, me pareció que tenía que ser difícil y complicado, pero ha resultado ser una receta sencilla, sin mucho tiempo de preparación, únicamente los tiempos de levado y con un resultado sorprendente.

Un bollo sabroso, suave y con ese punto que dan las especies al dulce, que siempre te apetece tomar un trocito más. Se podría haber hecho un solo pastel, pero creo que hubiera sido más difícil de manejar. Desde luego es un pastel totalmente recomendable, que pienso volver a hacer en la próxima merienda que organice.

viernes, 25 de marzo de 2011

Carne Picada Wellington


Ingredientes :

600 grs de Carne picada de Ternera y Cerdo
80 grs de Tomate Ketchup
4 Huevos
1 Cebolla
2 dientes de Ajo
Salvia
Perejil
25 grs de Mantequilla
200 grs de Champiñones
2 láminas de Hojaldre
Sal


Preparación :

Mezclamos la carne picada con el ketchup, tres huevos, sal y 80 ml de agua. Removemos bien para que se integren todos los ingredientes.

Picamos muy fina la cebolla y un diente de ajo, así como un poco de salvia y de perejil. Incorporamos todo esto a la mezcla de carne y removemos bien. Hacemos un rulo y le damos forma con las manos.

Precalentamos el horno a 200ºC. Cortamos los champiñones en láminas y los cocinamos con la mantequilla y el otro diente de ajo picado. Eliminamos el agua sobrante de los champiñones y reservamos.

Batimos el huevo que nos queda y lo mezclamos con un poco de agua. Estiramos las láminas de hojaldre y las pegamos con un poco de huevo batido. Esparcimos por el centro de las láminas los champiñones, cubriendo una superficie igual al tamaño del rulo de carne.


Ponemos el rulo encima y cortamos el hojaldre de alrededor en tiras para poder trenzarlo como se ve en la foto. Con la ayuda de una brocha pintamos toda la superficie de huevo, por dentro y por fuera.

Horneamos el rulo durante 40 minutos, tapándolo con papel de aluminio si empieza a dorarse demasiado. Servimos caliente acompañado de una ensalada, unas verduras confitadas o un puré de patata.


Una manera diferente y sofisticada de comer carne picada. Está buenísimo, la receta es de John Torode y aparece en la revista BBC GoodFood de marzo.

La mezcla interior es muy jugosa y sabrosa, sobre todo si se utiliza un buen ketchup. Yo normalmente utilizo el ketchup de Heinz, pero si puedo, compro el Catch’up de So!Go, una verdadera delicia. Y se nota en el resultado final.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Patatas con Chorizo y Bacon


Ingredientes :

1 Kg de Patatas nuevas pequeñas
2 Chorizos de guisar
100 grs de Bacon
Aceite de Oliva
Manteca de Cerdo
Perejil picado
1 diente de Ajo
Sal

Preparación :

Ponemos un puchero con agua con sal, a hervir. Pelamos las patatas, las lavamos y en cuanto rompa el hervor del agua, las echamos y las cocemos durante 7/8 minutos. Las escurrimos bien y reservamos.

Mientras tanto cubrimos el fondo de una sartén con un poco de aceite y sofreímos el chorizo y el bacon cortados en trocitos hasta que empiecen a estar crujientes y no se hayan dorado. Con ayuda de una espumadera los retiramos de la sartén y reservamos.

Añadimos a la grasa que queda en la sartén, un poco de manteca de cerdo e incorporamos las patatas escurridas. Bajamos el fuego al mínimo, tapamos la sartén y las dejamos que las patatas se hagan poco a poco, unos 15 minutos.

Cuando las patatas ya estén tiernas, subimos el fuego, añadimos el diente de ajo muy picadito y las doramos. Incorporamos el refrito de chorizo y bacon, damos unas cuantas vueltas y volcamos toda la mezcla en una fuente de servir. Espolvoreamos el perejil picado por encima.


Esta receta tan sencilla es una guarnición sabrosísima y diferente. La receta me la trajeron el otro día mi madre y mi hermana Alicia, la habían recortado de la revista “Hola” y me dijeron: Begoña, por favor, nos haces esto? Y claro no me pude negar. Es ideal para acompañar unos filetes empanados o unos flamenquines, o unas chuletas de cerdo o ….. bueno, lo voy a dejar, porque me veo comiendo patatas todos los días….

martes, 22 de marzo de 2011

Tarta de Queso y Limón con cobertura de Almendras


Ingredientes :

270 grs de Queso Philadelphia
80 grs de Azúcar glas (40 + 40)
Ralladura de ½ Limón
80 ml de Leche
4 Yemas
4 Claras
40 grs de Maizena
40 ml de Zumo de Limón
½ cucharadita de Cremor Tártaro
10 ml de Extracto de Vainilla

50 grs de Almendra tostada troceada
100 grs de Azúcar glas
2 cucharadas de Amaretto
1 cucharada de Zumo de Limón

Preparación :

“Todo el proceso debe hacerse de modo cuidadoso, sin batir enérgicamente, poco a poco hasta que los productos se mezclen o tengan la textura indicada. Así la tarta no se agrietará y tendrá un agradable aspecto.” Pepinho.

Precalentamos el horno a 155ºC. Introducimos en el horno un recipiente con agua para hornear la tarta al baño María.

Ponemos el queso, a temperatura ambiente, en un recipiente para batirlo con las varillas eléctricas o con la amasadora. Añadimos 40 gramos de azúcar glas, la ralladura de limón y la leche y seguimos batiendo. Todo este proceso hay que hacerlo a velocidad muy baja, durante bastante tiempo, para que se mezcle todo muy bien y nos quede una mezcla muy lisa, pero que no incorpore nada de aire. Tiene que quedar muy cremoso.


Ahora incorporamos las yemas una a una, esperando a añadir la siguiente cuando se haya absorbido totalmente la anterior, todo esto lo hacemos muy lentamente. Seguido añadimos el extracto de vainilla, la maizena y el zumo de limón.

En otro recipiente montamos las claras a punto de nieve. Mezclamos el resto del azúcar con el crémor tártaro y a mitad del proceso lo añadimos a las claras. Las claras tienen que llegar a estar muy duras, formando picos.

Con ayuda de una espátula, incorporamos una parte de las claras a la mezcla de queso, con movimientos envolventes. De esta manera la mezcla estará menos densa y será más fácil incorporar el resto de las claras. Hay que hacerlo con cuidado para que no se bajen durante el proceso.

Engrasamos un molde desmoldable de 22 cm. y vertemos la mezcla sobre él. Lo envolvemos en papel de hornear o de aluminio, para poder ponerlo en el horno al baño María. Si el molde no fuera desmoldable no haría falta, pero luego resultará más difícil desmoldar la tarta. Yo utilizo papel Carta Fata, que sirve para envolver totalmente el molde y de esa manera tampoco se tuesta la tarta por arriba.

Horneamos a 150ºC durante 50 minutos, pasado ese tiempo apagamos el horno y dejamos la tarta dentro sin abrir la puerta, hasta que se enfríe o por lo menos una hora. De esta manera evitaremos que se resquebraje la superficie. Aunque como después lleva una cobertura de almendra, tampoco sería imprescindible.

Mezclamos en un bol el azúcar glas con el zumo de limón y el Amaretto. Batimos bien hasta que la mezcla sea totalmente lisa. Incorporamos las almendras troceadas y con esta mezcla cubrimos toda la superficie de la tarta.

Guardamos la tarta en el frigorífico, aunque es conveniente sacarla un poco antes de comerla para que se temple un poco. Esta tarta está mejor de un día para otro.


Esta tarta la he hecho muchísimas veces, es una de las primeras recetas que copié de los blogs de recetas de Internet. Os he hablado en varias ocasiones de ella, pero nunca había publicado la receta. Ayer publiqué en FB el menú que llevamos para comer en el campo y entre otras cosas estaba esta tarta. Unas cuantas personas me han pedido la receta (otros me han pedido que preferirían directamente la tarta…. verdad Iban?), así que aquí está.

La receta es de Pepinho, del blog i-recetas, para mí, el mejor blog de repostería con diferencia…. Es una pena que desde que fue padre, ha bajado el ritmo de publicación de recetas de una forma estrepitosa. Yo le echo de menos, pero así y todo, en su blog tenemos recetas para estar toda la vida probando cosas nuevas.

Esta tarta es suave, sabrosa, delicada e ideal para una comida campestre. Es muy fresquita y entra muy bien después de una buena comida. Las tartas de queso horneadas son muy delicadas, pero el resultado merece la pena.


Por cierto, pasamos un día estupendo, comimos de lujo y aprovechamos para relajarnos y disfrutar de un día de primavera maravilloso. Y mirad como está el limonero…. como cuajen todas las flores…. vamos a tener limones para regalar, ya avisaré!!!

domingo, 20 de marzo de 2011

Cola de Merluza al Horno


Ingredientes :

2/3 kilos de Merluza (la cola)
1 Limón
100 grs de Jamón en un trozo
Sal
Pan Rallado
Perejil picado
Aceite de Oliva
3 Patatas 


Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en rodajas. Las ponemos extendidas en una fuente de horno, las rociamos con un poco de aceite de oliva y las salamos. Las metemos al horno unos 20 minutos.

Mientras tanto limpiamos bien la cola de la merluza. Estará bien escamada y le cortamos el extremo de la cola, para que quepa bien en la fuente, entonces la pasamos por el grifo de agua fría y la secamos con papel de cocina. La salamos bien por fuera y le hacemos unos cortes, dejando unos 5 cm. entre cada uno de ellos.


En cada corte introducimos tiras de jamón o gajos de limón, alternándolos. Cuando las patatas se hayan horneado 20 minutos sacamos la fuente del horno y ponemos la merluza por encima. Rociamos la merluza y las patatas con aceite y la espolvoreamos de pan y perejil rallados.

Volvamos a meter la fuente al horno y dejaremos que la merluza se haga durante 30/40 minutos, dependiendo del tamaño de la misma. Cuando esté bien hecha por dentro, la sacamos y la servimos de inmediato, acompañada de una buena mayonesa.


Esta es una de las receta estrella de mi madre y su importancia no depende tanto de la elaboración de la receta, que es muy sencilla, como de la calidad de la merluza. La merluza debe de ser de primera y para eso debe pesar más de 3,5 kilos. y por supuesto fresca y de anzuelo No siempre se pueden conseguir ese tipo de merluza (sobre todo no se puede pagar….), pero podemos encontrar algunas merluzas intermedias (entre 2,5 kg y 3,5 kg), que nos solucionan el mono de merluza al horno, con bastante acierto.

En mi casa la merluza es “el pescado” por excelencia. Pero como éramos tantos (a diario comíamos 11 personas, por lo menos….), nunca se podía poner esta receta, porque no llegaba para todos. Entonces se reservaba para días especiales y se completaba con una fuente grande de merluza frita. Un verdadero banquete.

Hoy en día somos bastantes menos y de vez en cuando nos damos el capricho… Es una receta fácil, sana y de un resultado delicioso.

viernes, 18 de marzo de 2011

Arroz Pilaf con Carne


Ingredientes .

2 cucharadas de Aceite de Oliva
1 Cebolla
½ cucharadita de Comino (semillas)
½ cucharadita de Cilantro en grano
½ cucharadita de Tomillo seco
225 grs de Arroz Basmati
500 ml de Caldo de Pollo
200 grs de Carne desmenuzada
Sal
Pimienta Negra
3 cucharadas de Piñones tostados
2 cucharadas de Perejil picado
2 cucharadas de Cilantro picado
3 cucharadas de granos de Granada


Preparación :

Calentamos el aceite en una cazuela que tenga tapa. Añadimos la cebolla cortada en brunoise y la cocinamos 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Incorporamos el comino, el cilantro y el tomillo. Removemos y dejamos pochar a fuego medio hasta que la cebolla esté tierna, unos 10 minutos más.

Añadimos el arroz y con ayuda de una espátula, lo removemos bien para que se impregne de aceite por todos lados. Vertemos el caldo caliente, ponemos el fuego al máximo y esperamos a que empiece a hervir. Salamos al gusto. Entonces tapamos la cazuela, bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocinar el arroz unos 15 minutos, hasta que esté tierno.


Incorporamos la carne desmenuzada, la removemos bien con un tenedor y volvemos a tapar la cazuela, dejándolo cocinar otros 5 minutos hasta que el arroz se termine de hacer y se consuma todo el líquido.

Una vez bien hecho el arroz con la carne, comprobamos de sal, añadimos pimienta negra y lo retiramos del fuego. Añadimos los piñones tostados, el perejil y el cilantro muy picados y los granos de granada. Listo para sevir.


Esta receta es del último libro de Nigella Lawson, “Kitchen” y es una receta de aprovechamiento. Consiste en mezclar un arroz pilaf, es decir un arroz que se ha rehogado antes de cocinarlo, con los restos de una carne, que nos haya quedado de cualquier comida.

Yo, en este caso he utilizado un resto de Lomo de París (receta que ya os explicaré y publicaré, pero os adelanto que es como un jamón cocido, pero con el lomo de cerdo en vez de la pata….), que me sobró en navidad y que congelé. Evidentemente, se puede utilizar cualquier resto de cerdo, pollo, ternera o cualquier otra carne asada.

Y tengo que decir que resulta un plato completísimo, diferente y cómodo de hacer. Nos ha encantado. Aquí no se tira nada!!!!

miércoles, 16 de marzo de 2011

Solomillo de Cerdo asado con Kumquats


Ingredientes :

2 Solomillos de Cerdo
Aceite de Oliva
2 Cebollas
20 Kumquats
Tomillo
500 ml de Caldo de Pollo
2 Anises estrellados
Sal


Preparación :

Precalentamos el horno a 200ºC (180ºC con aire). Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y lo ponemos a fuego fuerte. Salamos las piezas de solomillo y las metemos en la cazuela para dorarlas bien por todas partes.

Sacamos el cerdo y lo reservamos. Bajamos el fuego y añadimos las cebollas cortadas en juliana. Removemos bien, para recoger todos los jugos y dejamos pochar la cebolla hasta que empiece a tomar color.

Añadimos los kumquats y volvemos a introducir la carne. Espolvoreamos con tomillo y añadimos el caldo y los anises.


Metemos la cazuela al horno y asamos los solomillos durante 35 minutos, hasta que esté bien hecho por dentro. Si fuera otra pieza de cerdo lo dejaríamos 10 minutos más, para que estuviera más tierno.

Sacamos la cazuela del horno, apartamos los solomillos y reducimos un poco la salsa en el fuego. Servimos la carne troceada, cubierta con la salsa, las cebollas y los kumquats. En este caso además hemos añadido unos tomates confitados en aceite con azúcar y sal.


Una receta muy sencilla y deliciosa. Tenía ganas de cocinar con kumquats, sobre todo ahora que parece que todo el mundo tiene un árbol de estos cítricos en su casa. De verdad, por aquí hasta hace pocos años no se veía esta fruta y resulta que ahora la venden en todas las fruterías, pero es local, de los frutales de la zona y todo el mundo te ofrece para repartir la producción casera, increíble.

Y como al final he reunido unos cuantos, he hecho una mermelada impresionante, con la técnica de siempre, pero después de pasarle un poco la batidora, lo he pasado por un colador, porque se cuelan muchas pepitas y tiene unas membranas muy gruesas. Ha resultado uno de las mejores mermeladas que he hecho nunca.

La receta de los solomillos es de la revista BBC Olive de febrero. Ellos la hacen con un chuletero de cerdo, quitándole los huesos después de cocinado. El anís estrellado aporta su punto.

lunes, 14 de marzo de 2011

Papas Rellenas con Salsa Criolla - D.C. March 2011


Kathlyn of Bake Like a Ninja was our Daring Cooks’ March 2011 hostess. Kathlyn challenges us to make two classic Peruvian dishes: Ceviche de Pescado from “Peruvian Cooking – Basic Recipes” by Annik Franco Barreau. And Papas Rellenas adapted from a home recipe by Kathlyn’s Spanish teacher, Mayra.


Ingredientes :

1 kg de Patatas
1 Huevo

2 cucharadas de Aceite de Oliva
250 grs de Carne Picada de Ternera
12 Aceitunas Negras
3 Huevos cocidos
½  Cebolla
100 grs de Pasas Sultanas
1 Guindilla
2 dientes de Ajo
1 cucharadita de Comino molido
½ cucharadita de Pimentón Dulce
¼ copa de Vino Blanco
Sal
Pimienta Negra

1 Huevo
Harina
Cayena Molida
Sal
Pan rallado
Aceite de Oliva


Preparación :

Ponemos las patatas a hervir en abundante agua, con un poco de sal. Las dejaremos hervir hasta que estén tiernas en su interior, unos 20 minutos. Lo comprobaremos pinchando las patatas con una aguja. Cuando las patatas estén listas, las escurrimos bien y las dejamos enfriar.

En cuanto podamos, pelamos las patatas y las aplastamos con ayuda de un tenedor o de un prensa patatas. Añadimos el huevo, sal y pimienta y amasamos bien la mezcla, hasta que esté bien lisa y homogénea.


Mientras cuecen las patatas podemos ir preparando el relleno. Ponemos las pasas a remojo con agua. Picamos en trozos pequeños la cebolla y el ajo.

En una sartén profunda ponemos un poco de aceite. Añadimos la cebolla y el ajo y los pochamos a fuego medio. Una vez que ya esté transparente, añadimos la guindilla troceada (opcional) y la carne. Mezclamos todo bien y esperamos a que se fría la carne por todos lados.

Escurrimos las pasas y las añadimos a la sartén junto con el comino y el pimentón. Rehogamos y cocinamos unos minutos.

Incorporamos el vino blanco y desglasamos la sartén con él. Añadimos las aceitunas partidas en trozos. Las cocinamos un rato y añadimos los huevos cocidos troceados. Retiramos la sartén del fuego y dejamos enfriar la mezcla.


Ahora que tenemos preparado el puré de patatas y el relleno, ya podemos preparar las papas rellenas. Para ello pondremos en un bol harina con sal y cayena (opcional), en otro huevo batido y en otro pan rallado.

Dividimos la masa en tantas porciones como queramos hacer (6/8 normalmente). Nos enharinamos las manos y cogemos una porción de masa. La extendemos en la palma de la mano y ahuecamos el centro. Con una cuchara ponemos una porción de relleno en el centro y cerramos la masa en redondo, con ayuda de la otra mano. Hacemos lo mismo con todas las porciones de masa.

Rebozamos cada papa rellena, pasándola primero por harina, luego por huevo y por último por pan rallado. La cerramos bien y le damos forma con las dos manos.

Ponemos aceite abundante en una sartén y freímos las papas a fuego medio. Les vamos dando la vuelta hasta que estén bien doradas por todas partes. Las escurrimos en papel absorbente y las servimos inmediatamente.

Estas patatas se suelen servir acompañadas de una Salsa Criolla. Esta salsa se hace con dos cebollas rojas cortadas en medias lunas muy finas. Las ponemos a remojo en agua con sal, 10 minutos, para quitarles el amargor. Las escurrimos y las ponemos en un bol mezcladas con una cucharada de vinagre, el zumo de una lima y sal y pimienta al gusto. Podemos añadirle un poco de guindilla picante si nos gusta.

Yo acompañé las papas con las torres de verduras que os presenté el otro día, con una ensalada verde y unos tomates confitados, por lo que al final no hice la salsa criolla…. 


El reto de las Daring Cooks de este mes, presentado por Kathlyn de “Bake Like a Ninja”, ha sido preparar dos especialidades de la cocina Peruana: ceviche de pescado y papas rellenas. Ya sabéis que yo, el único pescado que como crudo, son los boquerones en vinagre, y aunque tengo que reconocer que hay ceviches con una pinta estupenda, no he sido capaz de prepararlo. Seguro que llegará el día, pero será en otra ocasión…..

Y para que veais algunos ejemplos de ceviche impresionantes os dejo estos dos enlaces de Kako, chilena que reside en Suiza, como muchos de vosotros sabéis y que de vez en cuando nos ofrece recetas de su tierra maravillosas. Creo que el día que me anime, empezaré por estas dos recetas: Ceviche de Ostras y Ceviche de Salmón.


Por cierto, las papas rellenas están buenísimas, aunque tengo que decir que no resulta nada fácil rellenarlas. Hay que amasar muy bien el puré y encontrar el punto para que no se peguen a las manos y se puedan moldear. No es fácil, pero tampoco imposible, además merece la pena intentarlo por el resultado.

Conseguimos hacer un almuerzo, mezclando la cocina peruana y mediterránea, delicioso.