domingo, 27 de febrero de 2011

Panna Cotta y Florentinas tropicales - D.B. February 2011


The February 2011 Daring Bakers’ challenge was hosted by Mallory from A Sofa in the Kitchen. She chose to challenge everyone to make Panna Cotta from a Giada De Laurentiis recipe and Nestle Florentine Cookies.


Ingredientes :

½ litro de Nata
1 lata de Leche de Coco
100 grs de Azúcar
75 grs de Coco rallado
6/8 hojas de Gelatina
100 ml de Leche
Esencia de coco (opcional)

55 grs de Jengibre confitado
55 grs de Piña confitada
90 grs de Papaya confitada
75 grs de Coco rallado
60 grs de Corn Flakes
70 grs de Nueces de Macadamia
180 ml de Leche condensada
150 grs de Chocolate Blanco de cobertura


Preparación :

Preparamos primero la panna cotta. Ponemos las hojas de gelatina a remojar en agua fría.

Calentamos la leche y añadimos el azúcar. Removemos hasta que se disuelva bien. Incorporamos las hojas de gelatina escurridas y removemos hasta que la gelatina se derrita del todo y no queden grumos.

Ponemos esta mezcla en un bol y añadimos la nata, la leche de coco y el coco rallado. Si queremos podemos añadir un poco de esencia de coco o de licor de coco para potenciar el sabor.

Mezclamos bien todos los ingredientes y repartimos la mezcla en los recipientes que vayamos a utilizar. Si lo vamos a desmoldar, antes de servirla, engrasamos los moldes.

Tiene que reposar en la nevera por lo menos 3 o 4 horas, para que cuaje bien.

Para servirlos cubrimos cada porción de panna cotta con la mermelada de mango y maracuyá.


Para hacer las florentinas precalentamos el horno a 180ºC. Y cubrimos con papel de horno, dos bandejas.

Cortamos en trocitos muy pequeños todas las frutas y quitamos las pepitas negras a la mermelada. Troceamos también las nueces y desmenuzamos los corn flakes.

Mezclamos todas las frutas cortadas con el coco, los corn flakes, las nueces, la leche y dos cucharadas de mermelada. Removemos bien. Añadimos más mermelada si hiciese falta para que la mezcla quede homogénea.

Vamos poniendo, sobre la bandeja de horno, montoncitos de la mezcla, aplastándolos con el dorso de una cuchara. Los horneamos durante unos 12 minutos, hasta que estén dorados y los enfriamos sobre una rejilla.

Derretimos el chocolate al baño maría y le añadimos una cucharada de mermelada. Untamos chocolate por el dorso de cada florentina con la ayuda de una espátula y las dejamos enfriar.  


Como habéis visto, el reto de este mes de las Daring Bakers, popuesto por  Mallory del blog "A sofa in the kitchen", era hacer una panna cotta y unas florentinas. Buscando recetas de florentinas, encontré ésta en el libro “Bake” de the Australian Women’s Weekly, un libro imprescindible para los amantes de la repostería británica. Es una recopilación extensísima ,de toda la tradición repostera de ese país. Impresionante.

Y ya que había decidido hacer unas florentinas tropicales, la panna cotta tenía que ir combinada, así que la de coco creo que era la más apropiada. El resultado, de lujo. En mi casa están esperando a que se repita… y con la cantidad de frutas desecadas que tengo…no creo que tarde mucho en repetir.

Mermelada de Mango y Maracuyá


Ingredientes :

4 Mangos
4 Maracuyás
Azúcar
1 Limón

Preparación :

La fruta debe estar bien madura. Pelamos los mangos y los troceamos, descartando la parte central fibrosa. Partimos los maracuyás por la mitad y sacamos la pulpa. Mezclamos toda la fruta y la pesamos. Pesamos la misma cantidad de azúcar o un poco menos, según el gusto de cada uno.

Ponemos la fruta en un cazo al fuego y le añadimos el azúcar. Removemos bien e incorporamos el zumo de limón. Llevamos a ebullición y en cuanto empiece a hervir y el azúcar se disuelva, bajamos el fuego.

Dejamos que la fruta hierva unos 20/25 minutos más, hasta que toda la fruta se haya desecho y adquiera la consistencia que deseamos.


El maracuyá tiene unas pepitas negras que se pueden dejar, no son duras. A mí me gusta dejar unas cuantas porque creo que quedan bien, le dan un aspecto diferente. Pero si se prefiere se puede pasar la mermelada por un colador fino y quedará más nítida.

En este momento ya se puede envasar en frascos esterilizados y se dejan enfriar boca abajo.

Esta mermelada es una verdadera delicia. Una mezcla de sabores tropicales, refrescantes, que combinan perfectamente con muchos postres.

sábado, 26 de febrero de 2011

Pizza modo mio


Ingredientes:

1 cucharadita de Levadura seca
1 cucharadita de Sal
100 ml de Agua caliente
Aceite de Oliva
100 grs de Harina común tamizada

¼ cucharadita de Hierbas (Albahaca, Perifollo, Perejil, Cebollino,..)
Sémola gruesa

6 cucharada de Tomate triturado
Hojas de Albahaca fresca
Orégano
6 cucharadas de Parmesano rallado
100 grs de Rúcula
75 grs de Queso Roquefort
60 grs de Nueces
Aceite de Guindillas

2 Yemas de Huevo
15 grs de Parmesano rallado
1 cucharada de Perejil picado
100 grs de Foie Gras de Pato
30 grs de Carne de Cerdo Picada
1 bola de Mozzarella
Aceite de Trufa Blanca


Preparación :

Ponemos en un bol el agua caliente a la que añadimos la levadura y la sal. Removemos bien hasta que esté ligado. Añadimos poco a poco dos cucharaditas de aceite de oliva sin dejar de remover y dejamos reposar la mezcla 10 minutos o hasta que empiece a burbujear.

Añadimos entonces la harina y amasamos unos 15 minutos, hasta que la masa esté lisa y elástica. Pintamos el interior de un bol con aceite, hacemos una bola con la masa, la embadurnamos de aceite con ayuda de las manos y la ponemos en el bol. Lo tapamos con un paño limpio y lo dejamos reposar en un sitio sin corrientes durante una hora o una hora y media o hasta que haya duplicado su tamaño.

Pasado ese tiempo sacamos la masa y la aplastamos para quitarle el aire. En este punto si queremos se puede hacer una bola, la cubrimos de film transparente y la podemos congelar. Estiramos la masa y la ponemos en una bandeja, la dejamos reposar 15 minutos y ya está lista para usar.


Para la masa de hierbas naturales, una vez que la masa haya reposado y le hayamos sacado el aire, le añadimos la cucharadita de hierbas y seguimos el mismo procedimiento que con la otra masa.

Esta sería la receta de una porción de masa básica (170 grs) para una pizza de 30 cm.

Metemos en el horno la piedra refractaria y lo encendemos a 250ºC. 


Preparamos la primera pizza de rúcula, queso roquefort y nueces. Espolvoreamos la superficie de sémola y extendemos una porción de masa con ayuda de un rodillo, hasta obtener una circunferencia de 30cm. aproximadamente. La colocamos en una bandeja de pizza y la pinchamos con un tenedor. 


Cubrimos toda la superficie de tomate triturado, dejando siempre un borde de un cm. sin rellenar. Espolvoreamos con la albahaca picada y un poco de orégano. Repartimos las hojas de rúcula y el queso roquefort en trocitos. Y espolvoreamos toda la pizza con las nueces en trocitos.

Horneamos la pizza durante 6/8 minutos hasta que la base esté dorada y crujiente. La servimos caliente y añadimos unas gotas de aceite picante al gusto.


Para la pizza de foie gras preparamos una porción de masa de hierbas. Una vez que haya reposado extendida, hacemos lo mismo que la anterior. Formamos una bola, la extendemos con el rodillo y la ponemos sobre la fuente de pizza, pinchándola por todos lados.

Mezclamos las yemas el parmesano y el perejil y reservamos.



Repartimos por toda la base de la pizza el foie gras en trocitos y hacemos lo mismo con la mozzarella. La metemos al horno durante 5 minutos y en ese momento abrimos la puerta del horno y repartimos sobre la superficie la mezcla de yemas y queso.

Dejamos hornear durante otros 2/3 minutos hasta que esté dorada y crujiente. La servimos caliente y rociamos toda la pizza con gotas de aceite de trufa blanca.


Desde que el año pasado descubrí el libro “Pizza modo mio” no he utilizado otra receta para hacer la masa de las pizzas. El libro es de John Lanzafame, campeón mundial de pizzas. Su consejo es que las pizzas deben ser siempre finas y crujientes y el acompañamiento debemos adaptarlo a nuestros gustos.

Yo estoy totalmente de acuerdo con él y si además al probar sus recetas salen estupendas, qué más queremos. En este caso el relleno de la primera pizza no es de su libro, si no una adaptación de una receta de la revista BBC GoodFood. Pero la segunda receta, que creo que más original si es suya, y debo decir que las dos han estado buenísimas.

Tener las bases de pizza preparadas y rellenarlas de lo que más nos apetezca o de lo que tengamos a mano, creo que es un lujo que nos podemos permitir todos y resolvemos una cena deliciosa o una reunión de amigos en un momento.

Estas dos pizzas las preparé en un día con mucha prisa y los bordes subieron un poco, pero si la extendemos y pinchamos bien, quedan totalmente lisas y crujientes. El tomate que usé en la primera pizza era una Mousse de Tomate Raf, que compré en Almería y aunque está deliciosa, creo que es un poco dulce para una pizza. Mi opinión.

jueves, 24 de febrero de 2011

Pollo con Limón y Aceitunas


Ingredientes :

3 cucharadas de Aceite de Oliva
1,5 Kg de  Pollo
1 Cebolla
2 dientes de Ajo
600 ml de Caldo de Pollo
½ cucharadita de Jengibre en polvo
1 ½ cucharaditas de Canela
1 pizca de Azafrán
100 grs de Aceitunas Verdes
2 hojas de Laurel
2 Higaditos de Pollo
3 cucharadas de Cilantro


Preparación :

Cortamos un cuarto de limón en conserva (preserved lemon), lo aclaramos debajo del grifo de agua fría, lo escurrimos y descartamos la pulpa y las membranas, nos quedamos solamente con la piel. La secamos bien y la cortamos en tiritas finas. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC. Calentamos el aceite en una sartén y freímos el pollo troceado, hasta que tome color por todos lados. Lo vamos poniendo en una fuente de horno.

Con un poco más de aceite y a fuego medio, pochamos la cebolla y el ajo muy picaditos, hasta que estén tiernos. Añadimos el caldo, el jengibre, la canela, el azafrán, las aceitunas, el laurel y las tiritas de limón. Removemos todo bien y lo echamos sobre el pollo frito.


Horneamos el pollo, removiéndolo de vez en cuando, durante 1 hora y media, o hasta que esté bien tierno, añadiéndole durante la cocción agua o caldo si fuera necesario.

Sacamos la fuente del horno, separamos los trozos de pollo y ponemos el resto a fuego medio. Añadimos los higaditos de pollo y los aplastamos con ayuda de un tenedor para que se integren en la salsa, hasta que estén bien hechos.

Cocinamos la salsa durante 5 minutos más para que espese y ligue. Añadimos el cilantro picado. Ponemos los trozos de pollo en una fuente y vertemos la salsa muy caliente por encima.


Esta es una receta muy típica de la cocina marroquí. Es muy fácil de hacer y resulta muy sabrosa y jugosa. En esta ocasión la he hecho siguiendo la receta del libro “Morocco”, un libro impresionante que hace un repaso exhaustivo de la cocina de ese país y que no tiene desperdicio. Un libro que va a dar mucho de si.

He probado otra receta diferente de pollo con aceitunas, del blog “Cuisine et Campagne”, qué también publicó Lola en su blog, que resulta igualmente estupenda. La mezcla de pollo con aceitunas es perfecta.

Tengo que reconocer que he cometido dos fallos al hacer esta receta. No tenía limones en conserva, porque no encuentro a la persona que antes me vendía el tipo de limones necesarios para hacerlos. Realmente se pueden hacer con limones normales, pero este tipo de limón es mucho más adecuado. Por lo que en esta ocasión he usado simplemente piel de limón, en otra ocasión os enseñaré estos limones de los que hablo..

Y lo que no tiene perdón es el tipo de aceitunas que he usado. Unas vulgares aceitunas deshuesadas de cualquier supermercado. Para corregir este fallo, prometo hacer una entrada exclusiva de las aceitunas marroquíes.

Tenemos la suerte de vivir en una zona donde la mezcla cultural es increíble. Lo mismo que tenemos todo tipo de productos europeos, tenemos todo tipo de productos marroquíes. En los puestos de especies, frutos secos y encurtidos del Mercado de Atarazanas de Málaga, hay una variedad de aceitunas marroquíes impresionantes. Ya os lo voy a enseñar. Prometido.

lunes, 21 de febrero de 2011

Barritas de Limón (Lemon Bars)


Ingredientes :

55 grs de Azúcar Glas
215 grs de Harina
170 grs de Mantequilla
60 grs de Piñones

70 grs de Harina
455 grs de Azúcar
280 ml de Zumo de Limón
1 Limón (Ralladura)
6 Huevos
1 Yema de Huevo
Sal

Azúcar Glas (decoración)

 

Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos un molde rectangular de fondo desmoldable.

Preparamos primero la base, mezclando el azúcar con la harina en el recipiente de la amasadora con la pala mezcladora. Lo hacemos a baja velocidad y vamos añadiendo la mantequilla a temperatura ambiente, en trocitos. Cuando esté todo bien mezclado, incorporamos los piñones hasta que se distribuyan uniformemente.

Distribuimos la mezcla sobre el fondo del molde preparado, presionando bien y alisando la superficie. Debe quedar de un grosor de 0,5 cm más o menos. La cubrimos con un papel de horno y lo llenamos de pesos para tartas (en mi caso unos garbanzos). Horneamos la masa unos 25/35 minutos hasta que se dore.


Mientras se hornea la base preparamos el relleno. Ponemos la harina en un bol, añadimos el azúcar y mezclamos. Incorporamos el zumo de limón y la ralladura y batimos hasta que se disuelva el azúcar.

En otro recipiente ponemos los 6 huevos con la yema y un poco de sal. Batimos bien hasta que espumen. Añadimos los huevos a la otra mezcla y batimos hasta que estén totalmente integrados.

Cuando la base esté lista, sacamos la bandeja del horno, le quitamos el papel y los pesos y vertemos la mezcla de limón directamente al molde, sin quitarlo de la bandeja del horno. Es más fácil hacerlo así, porque la mezcla es muy líquida y llega hasta el borde del molde y si lo llenamos fuera es muy probable que al llevarlo al horno, desborde.

Reducimos la temperatura del horno a 170ºC y horneamos durante 30/40 minutos, hasta que la parte del centro no tiemble.

Cuando esté listo, lo dejamos enfriar sobre una rejilla, lo cubrimos y lo dejamos enfriar bien antes de cortarlo. Con un cuchillo dentado cortamos en 12 trozos o como queramos. Espolvoreamos los trozos con azúcar glas con ayuda de un colador y servimos. Bien guardados se pueden conservar hasta 4 días.


He visto esta receta e muchos sitios y en muchos libros y siempre la pongo en “pendientes”, pero nunca la había hecho. Ha tenido que ser ahora cuando la he hecho, con un nuevo libro de repostería que me han regalado. Bueno, me han regalado tres. Mi hermana Ana ha debido decidir invertir en ella misma, comprando todo lo que encuentra de cocina, ya sean accesorios (véase Kitchen Aid) o libros o ingredientes o lo que sea….

Ya sabéis que cada vez que ha ido de viaje ha comprado todo lo que ha encontrado por cada sitio que pasa (ese verano va a Inglaterra a una boda… estoy deseando que vuelva…). Ahora, después de los regalos de navidad, les ha tocado el turno a tres libros impresionantes. 

Reyes, una compañera del colegio de Paloma, que han recuperado gracias a FaceBook, le comentó a Ana que la última moda en EEUU era una bakery en San Francisco que se llamaba “Tartine Bakery” y que hacía cosas impresionantes. Buscando información sobre este sitio, Ana encontró los libros que tenían publicados. Por supuesto el paso siguiente fue ir a Amazon.uk y buscarlos. Y buscando, buscando, pidió estos tres libros: Tartine, Tartine Bread y Bourke Street Bakery.

El primero es un libro de repostería impresionante, el segundo es de recetas de pan y recetas con pan y el tercero es otra Bakery de Sidney, que tampoco tiene desperdicio, unos panes y unos pasteles increibles….

La receta que os he propuesto hoy es del libro “Tartine” y es una verdadera delicia. Ellos tuestan más la base para que quede más crujiente, pero a mi, personalmente no me gustan las cosas muy hechas, por eso las he dejado un poco más blanquitas. A los que os guste el limón, esta es vuestra receta. Publiqué hace tiempo una tarta de limón muy buena, pero creo que estas barritas son superiores.

Y a mi hermana Ana, además de agradecerle los regalos, le animo a que siga invirtiendo con esta alegría (eso dice ella…. será que le saca una buena rentabilidad a la inversión….), pero realmente me empieza a faltar mucho tiempo para hacer todo lo que quisiera….

domingo, 20 de febrero de 2011

Endivias caramelizadas con Jamón


Ingredientes :

6 Endivias
40 grs de Mantequilla
4 cucharaditas de Azúcar
50 grs de Pan rallado
70 grs de Queso Parmesano rallado
2 cucharadas de Tomillo
120 ml de Nata
12 lonchas finas de Jamón Serrano
Aceite de Oliva
Sal
Pimienta Negra
Perejil picado

Preparación :

Precalentamos el horno a 200ºC. Cortamos las endivias por la mitad. Derretimos la mantequilla y el azúcar en una sartén y cuando empiece a hacer burbujas, ponemos las endivias boca abajo, con la parte del corte sobre la sartén. Bajamos el calor y dejamos cocinar unos minutos, presionando de vez en cuando sobre las endivias. 


Cuando las endivias estén bien doradas y tiernas las retiramos. Como no nos habrán cabido todas las endivias en la sartén, repetiremos esta operación hasta acabar con todas. No debemos amontonar las endivias, así que es mejor hacerlo en dos o tres veces.

Forramos una fuente de horno con papel y ponemos las endivias con la parte caramelizada hacia arriba. Les añadimos sal y pimienta.

Mezclamos en un bol el pan rallado con el queso, el tomillo y la nata. Removemos bien y añadimos un poco de sal y pimienta. Extendemos esta mezcla sobre las endivias y cubrimos cada una con una loncha de jamón.

Horneamos las endivias 15/20 minutos hasta que las endivias estén tiernas y el jamón crujiente (a mí no me gusta muy crujiente…). Servimos regado con un poco de aceite de oliva y espolvoreado con perejil.


Esta receta la preparamos el otro día en casa para un almuerzo, como entrante y fue un éxito total. Es suave, ligera y diferente. La receta es del libro de Ottolenghi “The cookbook”. He tardado mucho en empezar a hacer recetas de este libro, pero de la que he empezado…. no se parar….

Todavía tengo que probar las que ha hecho Lola, de “Lola en la cocina”, que ha publicado ya unas cuantas y todas impresionantes… La verdad es que hay algunos libros de cocina que no tienen desperdicio… imprescindibles. Este es uno de ellos.

sábado, 19 de febrero de 2011

Terrina de Pimientos al Estragón – Homenaje a Santi Santamaría


Ingredientes:

4 Pimientos Rojos
1/4 l de Caldo de Ave 
10 grs de Gelatina en polvo
1 cucharada de Estragón picado

300 grs de Lomos de Bonito del Norte
4 cucharadas de Aceite de Oliva
Sal fina 
1 cucharada de Vinagre de Estragón
1 cucharadita de flor de sal 
1 cucharadita de perejil picado 
Hojas de Estragón


Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Limpiamos los pimientos con un paño y los metemos al horno, poniéndolos sobre la bandeja del horno cubierta de papel de aluminio. Los horneamos 25 minutos, bajamos el horno a 170ºC, les damos la vuelta y los horneamos durante otros 15 minutos.

Sacamos los pimientos del horno y los ponemos en un bol. Tapamos el bol con una tapa o con papel de aluminio y los dejamos hasta que se enfríen totalmente. Entonces los sacamos, les retiramos la piel, las pepitas y los cortamos en tiras anchas.

Calentamos el caldo, añadimos la gelatina en polvo y el estragón. Removemos bien. Engrasamos los moldes que vamos a utilizar y echamos una cucharada de líquido sobre cada uno, colándolo para que no caiga estragón. Dejamos enfriar en el frigorífico.

Una vez que esa gelatina cuaje, ponemos una capa de tiras de pimiento y cubrimos con otra cucharada de caldo. Volvemos a dejarlo en el frigorífico enfriando. Hacemos esto dos o tres veces más dependiendo del molde que usemos. Cuando llenemos el molde lo dejamos enfriar varias horas.

Desmoldamos y acompañamos de trozos de bonito del norte, regados por una vinagreta de aceite, sal fina y vinagre de estragón y decorado con perejil picado y hojas de estragón fresco. Sobre las terrinas de pimiento espolvoreamos un poco de flor de sal.


Con esta receta me sumo a la iniciativa de Decuina.net, de preparar una receta de Santi Santamaría como homenaje a este gran cocinero. La receta original está preparada acompañando a la terrina de pimientos con huevos de codorniz escalfados. Yo he preferido acompañar las terrinas individuales con bonito del norte. Es lo que me ha apetecido.

jueves, 17 de febrero de 2011

Panceta a la Sidra


Ingredientes :

1 kg de Panceta con piel
1 Zanahoria
1 Cebolla
Apio
2 dientes de Ajo
Tomillo Fresco
2 hojas de Laurel
500 ml de Sidra
2 cucharadas de Vinagre de Sidra
1 litro de Caldo de Pollo
Aceite de Oliva
Sal
Sal Maldon

2 Patatas
1 Manzana
100 ml de Nata
1 cucharada de Mantequilla

1 Col rizada
2 cucharadas de Nata
1 cucharada de Mostaza Antigua


Preparación :

Esta receta debemos hacerla en dos días. Precalentamos el horno a 180ºC/ 160ºC con aire.

Utilizamos una cazuela que podamos meter en el horno y donde todos los ingredientes quepan de forma cómoda. Pelamos y troceamos la zanahoria, la cebolla, el apio y los dientes de ajo. Ponemos toda la verdura en la cazuela y añadimos el tomillo y el laurel.

Regamos todo con la sidra, el vinagre y el caldo. Añadimos la sal y lo ponemos al fuego hasta que empiece a hervir. Bajamos el fuego y entonces introducimos el trozo de panceta. Debe quedar totalmente sumergido. Si faltara líquido le añadimos más o un poco de agua. Cubrimos con una tapadera o apretamos con papel de aluminio, para que la carne quede siempre sumergida. Yo he puesto un trozo de Albal y he tapado la cazuela, de manera que hiciera presión.

Horneamos durante 3 horas. Pasado ese tiempo sacamos la cazuela del horno y dejamos enfriar la panceta dentro del líquido, sin sacarla. Una vez frío, sacamos el trozo de panceta con cuidado y lo ponemos en una fuente. Nos aseguramos de quitarle bien todos los trocitos de verduras y hierbas.

Cubrimos bien la panceta con film transparente y la ponemos entre dos bandejas lisas, con peso por encima, bien distribuido (ya sabéis que yo uso en estos casos bricks de leche, lo más fácil de amontonar). Dejamos enfriar toda la noche en el frigorífico. Colamos todo el caldo de la cocción y lo guardamos también, bien tapado en frío.


Al día siguiente desenvolvemos la panceta y la ponemos sobre una tabla de corte. Cortamos los bordes de la pieza para igualarla y obtener un trozo de carne totalmente regular. Cortamos ese trozo en cuatro o seis trozos, dependiendo del tamaño de la pieza. Reservamos.

Del líquido de la cocción que habíamos guardado, vertemos unos 300 ml en un cacillo y lo ponemos a hervir. Cuando rompa el hervor, bajamos el fuego y dejamos cocer hasta que se reduzca por lo menos en 2/3 y empiece a parecer un sirope. Aromatizamos con unas gotas de vinagre.

Para terminar de cocinar la panceta, cubrimos con aceite el fondo de una sartén y la ponemos a fuego fuerte, para que se caliente mucho. Llegado a ese punto, bajamos el fuego y ponemos los trozos de panceta con la piel hacia abajo. Hay que tener cuidado porque suele salpicar con el chisporroteo. Dejamos que se fría durante unos 5 minutos, hasta que la piel esté crujiente. Le damos la vuelta y lo hacemos por el otro lado unos tres minutos, hasta que se dore un poco.


Retiramos del fuego, le echamos un poco de sal Maldon por encima y servimos sobre un puré de manzana y acompañado de una col a la mostaza. Regamos el plato con unas gotas de la reducción del caldo. Prepararemos los acompañamientos antes y lo último es freír la panceta, para no tener que recalentarla.

Para hacer el puré cocemos las patatas peladas, 10 minutos y la manzana, también pelada, 5 minutos. Las escurrimos bien y las estrujamos o pasamos por el pasapurés. Incorporamos la nata y la mantequilla, salamos al gusto y lo mezclamos todo bien hasta obtener un puré homogéneo y liso.

Para preparar la col, la troceamos en juliana, la cocemos en abundante agua con sal durante 5 minutos. La enfriamos pasándola por agua fría, la escurrimos bien y la ponemos en una sartén a sofreír. Añadimos la nata y la mostaza, removemos bien y servimos.


Esta receta impresionante, es una de esas recetas que se me meten a mí en la cabeza y no paro hasta hacerla. La he visto en varios sitios, pero últimamente en las revistas inglesas de recetas, que leo todos los meses, ha aparecido varias veces. Está de moda. Por eso he averiguado un poco más y al final me he decidido a hacer esta versión de la revista GoodFood BBC de febrero, oficiada por el Food Editor de la revista, Barney Desmazery.

A los que disfrutáis de este tipo de recetas os la recomiendo sin reservas. Espectacular. Creo que es una receta super actual con un ingrediente de toda la vida. Cuando fui a comprar la panceta a mi carnicería habitual y le expliqué al carnicero lo que quería, sacó de la cámara el costillar completo y con una destreza increíble, separó las costillas y me dio el resto en un trozo, la piel con el tocino entreverado.

En la receta original solo utilizan la parte del tocino, pero a mi me dio pena quitarle el resto, así que utilicé el trozo entero y creo que quedó mucho más sabroso.

Allí mismo, en la carnicería, me encontré con una amiga inglesa, Ana, que se partía de risa y me dice, Begoña, te acuerdas cuando el tocino era comida de pobres? Y es verdad, quién me iba a decir a mí que os iba a recomendar que probarais un trozo de panceta crujiente…. delicioso!!!!!


He visto preparar este tipo de receta de varias maneras, en este enlace podéis ver un pintxo de panceta confitada, impresionante. O en este otro, donde Iñigo Aguirre prepara un tocino crujiente, inspirado en la cocina china, espectacular.

O la panceta con piquillos que preparó Juan Andrés R. Morilla en Gastrotur (foto superior), en Granada cuando estuvimos en noviembre, que servía de acompañamiento a un lomo, creo  recordar que de dorada, forrado de lonchas finas de panceta. Este estaba cocinado con la técnica de baja temperatura, envasado al vacío y enfriado instantáneamente con procesos e instrumental que nosotros no tenemos en casa…. pero todo se andará…..


Hay otra versión buenísima, "Roast Pork Belly", hecha con la pieza completa, como he hecho yo, no solo separando el tocino, pero que finaliza el asado con sal, que aparece en el maravilloso libro de Ottolenghi, que es, seguro, la siguiente receta que voy a probar. Por suerte, en mi casa, aunque tenemos muchos problemas como todo el mundo, ninguno sufrimos de colesterol …. así que seguiremos probando…..

martes, 15 de febrero de 2011

Galletas Principe


Ingredientes :

250 grs de Harina
150 grs de Mantequilla
80 grs de Azúcar
20 grs de Almendra en polvo
1 cucharada de Azúcar Vainillado
1 Yema de Huevo
1 pizca de Sal
200 grs de Chocolate Negro
2 cucharadas de Nata


Preparación :

Ponemos en un bol la harina tamizada, la almendra en polvo, el azúcar, el azúcar vainillado, la sal y la mantequilla cortada en dados pequeños. Trabajamos la mezcla con la punta de los dedos para no calentar demasiado la mantequilla y así obtener una masa quebrada.

Añadimos la yema de huevo y mezclamos un poco hasta formar una bola de pasta lisa y homogénea. Cubrimos la bola con film transparente y la dejamos reposar al fresco durante una hora.


Precalentamos el horno a 180ºC.

Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo, hasta dejarla con un espesor de 0,3 cm (la receta decía 0,5 cm y creo que es demasiado gruesa). Cortamos las galletas de ayuda de un cortapastas redondo acanalado. Vamos poniendo las galletas en una fuente de horno cubierta de papel de horno.

Cuando hayamos cortado todas, metemos las bandejas al frigorífico 15 minutos para que se enfríen las galletas. Las sacamos y con la ayuda de un palillo decoramos con agujeritos, haciendo líneas por toda la superficie.

Las metemos al horno durante 10 minutos más o menos, hasta que estén bien doradas. Después de hornearlas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Derretimos el chocolate junto con la nata al baño maría. Con la ayuda de una cucharilla extendemos el chocolate desde el centro de cada galleta, con cuidado de que no rebose. Dejamos enfriar un poco y ponemos otra galleta encima, presionando un poco y dejamos enfriar del todo.


Esta receta es del blog “Paprikas” y desde que la publicó no he parado hasta probarlas. Tengo que reconocer que no son como las originales, pero están buenísimas y os recomiendo que las probéis.

Son muy fáciles de hacer y aguantan muy bien guardadas en un recipiente bien cerrado. Podemos sorprender a la familia y amigos ofreciéndoles estas galletas, aunque dentro de poco no sé qué vamos a dejar para comprarlo hecho… jajajaa…..