viernes, 29 de octubre de 2010

Bacalhau à Gomes de Sá

Ingredientes :

1 Kg de Bacalao (6 trozos)
Aceite de Oliva
3 dientes de Ajo
4 Cebollas
4 Patatas grandes
150 grs de Aceitunas Negras
2 Huevos Duros
Leche
Sal
Perejil Picado

Preparación :

Ponemos a desalar los trozos de bacalao en agua 36 o 48 horas antes de prepararlo. Depende del tipo de bacalao. En este caso lo he tenido 36 horas, cambiándole el agua varias veces durante ese tiempo para que se desalase bien.

Colocamos los trozos de bacalao en una fuente y los cubrimos con agua hirviendo. Los tapamos con un paño de cocina y los dejamos 20 minutos, sin poner al fuego.

Pasado ese tiempo sacamos los trozos del agua y los limpiamos bien de espinas y pieles y los separamos en trozos, siguiendo las láminas. Los ponemos otra vez en la fuente y los cubrimos con leche caliente. Los dejamos reposar una hora y media.

Mientras tanto ponemos a cocer las patatas en abundante agua con sal, hasta que estén tiernas, pero enteras. Las escurrimos, las pelamos y cortamos en rodajas. 

A la vez ponemos en una sartén dos dedos de aceite y sofreímos los ajos y las cebollas cortados en láminas, a fuego medio, hasta que empiecen a tomar color. Mezclamos las patatas con las cebollas, sin romperlas.

Cubrimos el fondo de una fuerte refractaria con las patatas, los ajos y cebollas con su aceite y los trozos de bacalao con la leche que hayan absorbido. Añadimos la mitad de las aceitunas negras y lo metemos al horno, con el grill al máximo, durante 10 minutos, para que se dore la superficie.

Se sirve muy caliente, con el resto de las aceitunas por encima, los huevos duros en rodajas y espolvoreado de perejil picado.

Esta receta está escrita en el cuaderno de recetas de mi madre desde siempre. Era una de las recetas típicas de mi tía Menchu, una artista de la cocina y como buena gallega y con ascendencia portuguesa, una virtuosa del bacalao.

El Bacalhau à Gomes de Sá es una de las recetas portuguesas más tradicionales, creada por un comerciante de Oporto en el siglo XIX. Es sencilla y verdaderamente sabrosa. Todos sabemos que los portugueses tienen una variedad infinita de recetas de bacalao y ésta es una de las indispensables.

Mi madre tenía dos versiones muy parecidas de esta receta y buscando por Internet, la verdad es que todas las recetas que he encontrado son muy similares. Y al final he hecho la receta del libro “PiriPiri Starfish” de Tessa Kiros, un libro de cocina portuguesa en inglés….. una maravilla. Las recetas buenísimas y el diseño del libro impresionante. La fotografía, los dibujos, los comentarios,….. toda la tradición portuguesa vista por los ojos de una británica. Estamos llegando a un nivel……

Desde luego espero hacer muchas más recetas de este libro. La cocina portuguesa me parece impresionante y lógicamente con una base igual que la nuestra.

Y además con esta receta voy a participar en el concurso que ha organizado Apicius  de “La cocina paso a paso”. Como veis, este mes no me he perdido ningún concurso…..jajjaa…. Creo que la gente que los organiza tienen mucho mérito y es divertido participar.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Donuts - D.B. October 2010

The October 2010 Daring Bakers challenge was hosted by Lori of Butter Me Up. Lori chose to challenge DBers to make doughnuts. She used several sources for her recipes including Alton Brown, Nancy Silverton, Kate Neumann and Epicurious.

Ingredientes :

360 ml de Leche
70 grs de Mantequilla
14 grs de Levadura Seca de Panadería
80 ml de Agua templada
2 Huevos
60 grs de Azúcar
1 cucharadita de Sal
1 cucharadita de Nuez Moscada rallada
650 grs de Harina
Aceite de Girasol

200 grs de Azúcar Glas
4 cucharadas de Leche
½ cucharadita de Extracto de Vainilla

Preparación :

Calentamos la leche lo suficiente para derretir totalmente la mantequilla en ella. Reservamos.

En un vaso disolvemos la levadura en el agua templada y la dejamos reposar 5 minutos, hasta que empiece a esponjarse.

En el recipiente de la amasadora mezclamos la levadura con la leche con la mantequilla derretida (cuando ya se haya enfriado).

Añadimos los huevos, el azúcar, la sal, la nuez moscada y la mitad de la harina. Con la pala de la amasadora mezclamos bien todos los ingredientes, a velocidad baja hasta que se integre la harina. Después aumentamos la velocidad y batimos hasta que todo esté bien integrado.

Añadimos el resto de la harina y hacemos lo mismo, primero lo mezclamos lentamente y luego aumentamos la velocidad hasta que todo esté bien batido.

Cambiamos el accesorio de la máquina y ponemos el gancho amasador y batimos a velocidad media, hasta que la masa se separe de las paredes del recipiente, aproximadamente 4 o 5 minutos. Si no se hace con amasadora, si no a mano, amasamos hasta que la masa sea suave y compacta.

Hacemos una bola con la masa y la ponemos en un recipiente engrasado y lo cubrimos con un paño. Lo reservamos por lo menos una hora o hasta que duplique su volumen.

Volcamos la masa en una superficie muy bien enharinada y la estiramos con el rodillo, hasta que tenga un grosor de 1 cm aproximadamente.

Con dos cortadores de distinto diámetro, cortamos los donuts. Los vamos colocando en una bandeja con harina, los tapamos con un paño y los dejamos reposar 30 minutos. Con la masa que va quedando de los recortes, volvemos a amasarla y estirarla y seguimos cortando. 

Calentamos aceite abundante en una sartén profunda o en una cazuela, a fuego medio. Vamos friendo los donuts, hasta que se doren por los dos lados, dándoles la vuelta.

Los vamos poniendo en una fuente con papel absorbente, para que recoja la grasa en exceso. Después los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen del todo.

Preparamos el glaseado con el azúcar glas, la leche y el extracto de vainilla, lo mezclamos bien con unas varillas y lo extendemos sobre los donuts con ayuda de una brocha.

Las Daring Bakers nos han propuesto como reto dulce para este mes, preparar unos donuts. Me ha encantado el reto porque llevaba mucho tiempo queriendo hacerlos y esto como todo, es empezar. Se, que a partir de ahora, voy a probar las muchísimas variantes que se pueden hacer de este producto.

En esta ocasión he hecho una de las recetas que ellas nos han indicado y la verdad es que salen estupendamente. La masa de los donuts es una masa blanda, como toda la bollería en general, que es difícil de trabajar y desde luego la amasadora, en mi caso, es fundamental. Si se hace a mano hay que tener mucha paciencia y no caer en la tentación de añadir más harina, ya que solo se conseguiría endurecer el resultado. Con estas cantidades me han salido 12 donuts grandes y todos los círculos interiores……

Tengo que reconocer que intenté hacer otra receta que encontré en un libro de repostería y que me apeteció mucho, porque era distinta. Llevaba canela, azúcar moreno y el glaseado era con sirope de arce….. un fracaso. Una de esas recetas que según la vas haciendo ves que no te sale…. Intenté que alguien se los comiera, pero no encontré voluntarios….

Al final, esta receta, más sencilla y más tradicional, resultó mucho mejor. Y debo reconocer que el glaseado lo copié de una receta que publicó PepeKitchen y que es lo que realmente les da el sabor autentico de los donuts. El glaseado de vainilla es totalmente imprescindible.

domingo, 24 de octubre de 2010

Raviolis con Gambas, Puerros y Setas

Ingredientes :

200 grs de Harina de Fuerza
2 Huevos
1 cucharada de Aceite de Oliva
Sal

300 grs de Gambas
2 Puerros
50 grs de Setas Deshidratadas
120 grs de Mantequilla
Harina
Leche
½ vasito de Brandy
300 ml de Fumet de Pescado
200 ml de Nata
150 ml de Salsa de Tomate
100 grs de Queso Rallado
Sal

Preparación :

Preparamos primero la pasta de los raviolis. Mezclamos en la amasadora la harina, los huevos, el aceite y una cucharadita de sal. Amasamos bien hasta que se forma una bola lisa y homogénea. Si fuera necesario, añadimos una cucharada de agua para ayudar a que se forme la bola. Este proceso se puede hacer a mano.

Retiramos la masa y la ponemos en un recipiente tapada con un film transparente. Dejamos reposar la masa un mínimo de 15 minutos y un máximo de tres horas, si no se secaría mucho.

Mientras tanto preparamos el relleno. Picamos el puerro en brunoise y ponemos las setas a remojo en un bol con agua. Ponemos una sartén al fuego con 40 grs de mantequilla, añadimos el puerro y lo dejamos pochar a fuego medio.

Cuando notemos que el puerro empieza a ablandarse, añadimos las setas bien escurridas y cortadas en trozos pequeños. Rehogamos y dejamos que sigan pochando durante 10/15 minutos más. Añadimos sal al gusto.

Quitamos las cabezas de las gambas, las pelamos y las cortamos en trocitos. Las añadimos al guiso y esperamos a que las gambas tomen color. Entonces incorporamos una ó dos cucharadas de harina y rehogamos. Vertemos un poco de leche y removemos bien, para que se integre por toda la masa. Dejamos que hierva todo el conjunto y añadimos un poco más de leche, si fuera necesario, para obtener la consistencia deseada.

Dejamos hervir la mezcla 7/8 minutos y retiramos del fuego. La dejamos enfriar para utilizarla.

En la misma sartén bien limpia ó en otra cazuela, ponemos el resto de la mantequilla a derretir. Añadimos tres cucharadas de harina y removemos bien con las varillas. Incorporamos el brandy, removemos y dejamos que evapore.

Añadimos el caldo de pescado poco a poco, sin parar de remover, para obtener una velouté ligera. Salamos.

Dejamos hervir la mezcla a fuego medio y añadimos la nata. Removemos bien e incorporamos la salsa de tomate. Cuando todo el conjunto esté bien mezclado, añadimos el queso rallado. Dejamos que se deshaga, removiendo sin parar, y retiramos del fuego. Reservamos.

Ya tenemos el relleno de los raviolis y la salsa, ahora rellenaremos los raviolis. Sacamos la masa del bol y la dividimos en dos trozos. Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo sobre una superficie enharinada. Tenemos que procurar hacer dos rectángulos, del mismo tamaño.

La masa nos tiene que quedar lo más fina posible. Marcamos sobre uno de los rectángulos, los cuadrados, sin llegar a cortarlos (como podéis apreciar, yo llegué a cortarlos….). Ponemos en el centro de cada cuadrado una cucharada de relleno. Colocamos el segundo rectángulo de masa sobre el primero, y estiramos la masa, de manera que se cubran todos los cuadrados y nos queden marcados los bordes de cada uno. 

Con un cortados de pasta ondulado, cortamos todos los cuadrados, de manera que se cierren bien todos los bordes. De todas maneras, cogemos cada cuadrado y nos aseguramos que tiene todos los bordes bien sellados, si no, humedeciéndolos con un poco de agua los vamos cerrando y los vamos colocando en una bandeja espolvoreada de semolina, para que no se peguen unos con otros. Los dejamos secar unos 15 minutos..

En este punto podríamos congelar los raviolis. Pero en este caso los vamos a cocer. Ponemos un cazo con mucha agua y sal y hervimos los raviolis unos 5 minutos, ya que al ser pasta fresca se cuecen rápido. Yo los hago en dos tandas, para que no se apretujen y no se rompan, pero supongo que dependerá de la destreza de cada uno. Los sacamos y los escurrimos.

Para emplatar, como me ha sobrado un poco de relleno, he puesto una cucharada en el centro del plato, tres raviolis alrededor y cubrimos con la salsa muy caliente. Espolvoreamos con perejil picado. Servimos inmediatamente.

Pepekitchen nos ha propuesto para este mes un concurso, en el que se participa con una receta de pasta y marisco. Como yo hice un curso con él, de pasta fresca, que me encantó, he creído que lo más propio sería participar con un plato con este ingrediente.

Por eso, con esta receta participo en ese concurso. El curso lo hicimos en verano y la verdad es que con el trabajo de esa época, las visitas que tuvimos y que, aunque no os lo creáis, todavía no me he comprado la maquinita de hacer pasta fresca, no había probado a hacer la pasta en casa. 

Y desde luego, me tengo que poner con más empeño, porque merece la pena. El plato ha quedado estupendo, sabroso y muy ligero. Una receta de esas, que con muy pocos ingredientes y no mucho trabajo, podemos sorprender a nuestros comensales. Y mejorar los raviolis, que es posible, es solo cuestión de práctica….. y de comprarme la maquinita…..

viernes, 22 de octubre de 2010

Pudding a la Nesseirode

Ingredientes :

40 Castañas
1 vaina de Vainilla
220 grs de Azúcar
30 grs de Pasas Sultanas
50 grs de Naranja Confitada
10 Cerezas Confitadas
400 ml de Leche
250 ml de Nata
50 ml de Licor de Cerezas
50 ml de Vino de Málaga dulce
6 yemas de Huevo

Preparación :

Primero preparamos las castañas, les hacemos un corte en la piel con ayuda de un cuchillo y las ponemos en un cacito cubiertas de agua. Las ponemos a hervir y las dejamos 5 minutos desde que rompa el hervor.

Las vamos sacando de 4 en 4 con cuidado de no quemarnos y las pelamos quitándoles la cáscara y la piel interior. Hay que hacerlo deprisa y sacando las castañas poco a poco del agua, ya que cuando se enfrían es más difícil pelarlas.

Una vez que estén todas peladas y bien limpias, las ponemos otra vez a cocer con 300 ml de agua, 50 grs de azúcar y ½ vaina de vainilla. Dejamos cocer a fuego medio hasta que estén bien cocidas, aproximadamente durante una hora. Las trituramos con la batidora y pasamos la mezcla, aún caliente, pon un colador muy fino para asegurarnos de que quede muy fina y sin grumos. Reservamos.

Mientras se cuecen las castañas, preparamos una crema inglesa, mezclando las yemas con 150 grs de azúcar, batiéndolos bien, hasta blanquear. Hervimos la leche con ½ vaina de vainilla y dejamos infusionar hasta que se temple.

Retiramos la vainilla y mezclamos la leche con los huevos, fuera del fuego, sin dejar de batir. Ponemos la mezcla en el fuego medio y removemos bien hasta que espese, con cuidado de que nunca hierva. Reservamos tapado con un film de plástico.

Ponemos las pasas sultanas con el vino dulce y 20 grs de azúcar, a hervir suavemente durante 10 minutos. Seguido añadimos la naranja confitada y las cerezas cortadas en trocitos pequeños. Se mezclan bien y se dejan enfriar.

Ya tenemos todos los ingredientes preparados para empezar a hacer el pudding. Mezclamos el puré de castañas con la crema inglesa y las frutas. Removemos bien,  para que quede una mezcla homogénea.

Ponemos esta mezcla en la máquina de hacer helado y la dejamos hasta que se forme una crema helada. Si no tenemos esta máquina lo metemos al congelador y lo sacamos de vez en cuando para removerlo y no se formen cristales. Tardará unas tres horas.

Una vez que tenemos la crema helada, la mezclamos, batiéndola con la nata y el licor de cerezas. Ponemos la mezcla en un molde con la forma que deseemos servir y lo volvemos a meter al congelador, por lo menos durante 4 horas, para que se congele totalmente.

Para servirlo, lo desmoldamos, metiendo el recipiente en agua caliente y yo en este caso, lo he puesto sobre una base de crema inglesa, mezclada con salsa de caramelo y lo he cubierto con más salsa de caramelo salada, receta de Lola, impresionante!!!!

Hoy me he enterado que en la página “Recetas Online” habían organizado un concurso de “recetas de cocina especial otoño”. Tenía esta receta pendiente de publicar y me ha parecido que encajaba bien en el concurso, el problema es que la fecha tope era hoy!!!!! Así que me he puesto corriendo a redactarla y aunque a última hora, he conseguido publicarla…..

Las castañas las compré en Madrid, son de la sierra de Gredos, y tenían tan buena pinta, tan fresquitas, tan brillantes…. no me pude resistir.Y cuando llegan las castañas, ya sabemos, el otoño ya está aquí!!!!

Me gustan mucho las castañas, pero no tengo costumbre de utilizarlas en la cocina, pero creo que este año, voy a cambiar de costumbre. No había hecho nunca puré de castañas y aunque es un poco pesado, creo que el resultado merece la pena. Ya tengo otra receta esperando…..

La receta de hoy es del libro “Confitería y Repostería” de la Enciclopedia Culinaria de la Marquesa de Parabere. Ya sabéis, mi “maestra”…… Muchas veces me pregunto qué hubieran hecho hoy en día, personas como ella ó como mi abuela, que hacían estas recetas en su época. No me explico cómo hacían el puré de castañas sin Minipimer y este pudding sin frigorífico……

miércoles, 20 de octubre de 2010

polkadotcookery.blogspot.com

Por fin, el blog de nuestro taller de cocina, Polka Dot Cookery, está activo!!!

Ya podeis ver los cursos, las fechas, los precios, vamos, lo que estabáis esperando!

Como suele pasar en estos casos, las cosas no salen siempre como uno quiere, y se producen retrasos, errores, imprevistos,.... pero todo llega y aunque aún falta información y muchos cursos por añadir, ya se puede empezar a consultar el calendario y el resto de la información.

Os iré informando de las novedades, pero a partir de ahora lo haré en una pestaña aparte, para no mezclarlo con mi blog, cada cosa en su sitio.... y también pondré información en la barra lateral. Ya lo vereis....

sábado, 16 de octubre de 2010

Panecillos Franceses para morirse.... - Día Mundial del Pan 2010

Ingredientes :

550 grs de Harina de Fuerza
200 ml de Leche
155 ml de Agua
2 cucharadas de Aceite de Girasol
25 grs de Levadura Fresca (1 cucharada de levadura seca instantánea)
1 cucharadita de Sal
1 cucharada de Azúcar

Preparación :

En el recipiente de la amasadora mezclamos la mitad de la harina, la levadura disuelta en un poco de leche, el azúcar y la sal. Y seguido añadimos el aceite, el resto de la leche y una parte del agua. El resto del agua la añadiremos si  la masa la admite, pero debemos tener cuidado, porque no todas las harinas admiten el mismo líquido y también depende de la humedad ambiental.

Mezclamos bien, a velocidad media, para que se integren todos los ingredientes. Incorporamos poco a poco el resto de la harina y seguimos amasando, hasta que se forme una bola que se separe de las paredes. Si hiciera falta añadimos agua.

Aumentamos la velocidad y amasamos durante 7/8 minutos hasta que la masa se vea lisa, homogénea y elástica. Todo este proceso, por supuesto, se puede hacer a mano.

Volcamos la masa sobre una superficie enharinada y formamos una bola. Untamos de aceite las paredes de un bol, introducimos la bola de masa y lo cubrimos con un paño. Dejamos levar durante 1 hora aproximadamente, hasta que veamos que ha duplicado el volumen.

Volvemos a volcar la masa sobre la superficie enharinada, le sacamos el aire aplastándola con la palma de la mano y la dividimos en 10 partes iguales, más ó menos de 100 grs.

Formamos una bola con cada trozo y las vamos disponiendo sobre una ó más bandejas de horno cubiertas con Silpat ó papel vegetal. Tendremos cuidado de dejar espacio entre las bolas, para que no se junten al levar.

Tapamos las bandejas con un paño y dejamos levar 45 minutos. Precalentamos el horno a 200ºC, con un recipiente con agua en el interior.

Pasado ese tiempo, hacemos un corte en el centro de cada panecillo y espolvoreamos con harina. Horneamos durante 15/20 minutos, hasta que estén dorados. Enfriamos sobre una rejilla.

Esta es la receta que he elegido para celebrar el Día Mundial del Pan, que como todos los años, nos recuerda y recopila Zorra en su blog. Una receta fácil, sencilla, rápida y con un resultado espectacular. Unos panecillos suaves, sabrosos, con una miga deliciosa y un olor incomparable. El nombre es el original, panecillos franceses para morirse….

Ya sabéis que yo era de las que pensaba que hacer pan era algo complicadísimo, y la verdad es que nada más lejos de la realidad. Realmente para hacer pan hace falta sacar un poco de tiempo, pero siempre se encuentran recetas que, como ésta, se hacen sin complicaciones. 

La receta la he encontrado en el blog “Les gourmandises d’Isa”, blog canadiense que me encanta, que a su vez lo copió del blog de Sandra, “Le Pétrin”, blog francés, indispensable para encontrar recetas de pan. Ella, a su vez, la copió del blog  “Mom’s recipes and more”, de cocina israelí y ella la encontró en la web “allrecipes.com”, web de EEUU, que recopila recetas de todo el mundo.

Por lo tanto, esta receta lleva mucho tiempo dando vueltas por la red, desde 2005, y ahora la he preparado yo desde Nerja y espero que recorra toda la geografía española, por que la verdad es que merece la pena. Y además admite todo tipo de ingredientes añadidos (queso, semillas,…) y de terminaciones, en plan rústico como éstos, o bañados con huevo, con semillas, etc…

Para los que todavía no os atrevéis a meteros de lleno en este mundo del pan, os los recomiendo. Son ideales para preparar en una comida familiar, o de amigos y dejar a todos asombrados, con un pan casero delicioso.

jueves, 14 de octubre de 2010

Rollitos de Col rellenos - D.C. October 2010

Our October 2010 hostess, Lori of Lori’s Lipsmacking Goodness, has challenged The Daring Cooks to stuff grape leaves. Lori chose a recipe from Aromas of Aleppo and a recipe from The New Book of Middle Eastern Food.

Ingredientes :

500 grs de Carne picada (Ternera + Cerdo)
65 grs de Arroz
1 cucharadita de Pimienta de Jamaica
2 cucharadas de Aceite de Oliva
1 cucharadita de Canela
Sal
Pimienta Blanca
1 Cebolla
150 grs de Piñones

12 hojas de Col
12 Orejones de Albaricoque
3 cucharadas de pasta de Tamarindo
60 ml de Zumo de Limón
Sal
Aceite de Oliva

Preparación :

Ponemos el arroz a remojo, cubriéndolo de agua, durante 30 minutos.

Mezclamos en un recipiente la carne, el arroz, la pimienta de Jamaica, el aceite, la canela, sal y pimienta blanca al gusto, la cebolla picada en brunoise y los piñones. Removemos bien, hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Reservamos.

Obtenemos la pasta de tamarindo, como hicimos en esta otra receta. Poniendo a remojo la pulpa y obteniendo la pasta al aplastarla. Reservamos.

La receta original es con hojas de parra, pero yo he preferido hacerlo con col. No es fácil sacar enteras las hojas de una col, pero no hay que preocuparse si se rompen, sirven para enrollarlas.

Escaldamos las hojas de col en agua con sal durante 3 minutos. Las escurrimos bien y las extendemos en la superficie de trabajo.

Rellenamos cada hoja, poniendo una cucharada de relleno en el centro de cada una. Enrollamos sobre si misma, doblando bien los laterales, para que quede bien cerrada. Hacemos lo mismo con cada hoja de col.

Cubrimos de aceite el fondo de una fuente de horno y vamos colocando en ella los rollitos de col, con el cierre de cada uno hacia abajo.

Echamos por encima los albaricoques secos, tapamos y ponemos a fuego medio, hasta que los rollitos empiecen a sudar, pasados unos 8 minutos.

Cubrimos la superficie de cada rollito con pasta de tamarindo. Mezclamos el zumo de limón con sal y agua suficiente para cubrir los rollos hasta por lo menos, sus ¾ partes.

Cubrimos el recipiente y lo ponemos a fuego medio hasta que empiece a hervir. Entonces bajamos el fuego y dejamos hervir 40 minutos. De vez en cuando regamos la superficie de cada rollo con el jugo del recipiente, hasta que estén tiernos. Tiene que consumirse el líquido, pero sin llegar a secarse del todo.

Para servirlos, los sacamos de la fuente con cuidado de no romperlos.

El reto de este mes de las Daring Cooks era hacer Rollitos de Hojas de Parra rellenos, receta típica de los paises del Mediterráneo oriental. Ni siquiera me he planteado buscar hojas de parra, que quizás por aquí no hubiera sido difícil, directamente decidí que los hacía con col, que me apetecían mucho más.

Tengo que reconocer que no ha sido una receta que me haya entusiasmado, pero bueno, hay que probar un poco de todo y con lo rarita que soy yo, ha sido todo un logro hacer esta receta. Quizás me hubieran gustado más si me los hubiera llevado un poco a mi terreno, con un relleno más a nuestro estilo…. pero claro, hubiera sido otra receta…..

lunes, 11 de octubre de 2010

Natillas

Ingredientes :

1 litro de Leche
6 Yemas de Huevo
200 grs de Azúcar
50 grs de Maizena
½ rama de Vainilla

Preparación :

Ponemos las yemas y el azúcar en un bol y los batimos con las varillas hasta que blanqueen y dupliquen su volumen.

Diluimos la maizena en un poco de leche y la añadimos a las yemas. Seguimos batiendo hasta que se incorporen totalmente.

El resto de la leche la ponemos a calentar con la rama de vainilla abierta, hasta que empiece a hervir. La retiramos del fuego y dejamos que la vainilla infusiones 10 minutos. Si en vez de vainilla en rama usamos extracto de vainilla o azúcar vainillado, tendremos que dejar, de todas maneras, templar la leche. Retiramos la vaina de vainilla.

Vertemos la leche sobre la mezcla de huevos, muy poco a poco, sin dejar de remover con las varillas, con cuidado, para que las yemas no cuajen.

Volvemos a poner toda la mezcla en el cazo a fuego suave y otra vez, sin parar de remover, batimos hasta que espese la crema. Si no tenemos un buen cazo, que difunda bien el calor, este paso es mejor hacerlo al baño maría.

Mientras espesamos la crema, habrá una espumilla en la superficie. Cuando esta espuma desaparezca, es que ya está lista. La retiramos del fuego y la volcamos en un recipiente para enfriarla. En este caso he utilizado recipientes individuales y las he rematado con una galleta. Convendría removerlas mientras  enfrían, para que no se forme costra encima. Pero si las tapamos o cubrimos con un film transparente, evitaremos que la costra se forme. Las guardamos en el frigorífico para que se enfríen totalmente.

El otro día me di cuenta de que no tengo publicada casi ninguna receta de los postres tradicionales caseros y por eso voy a empezar a ponerle remedio. Me encantan este tipo de postres y los hago habitualmente, por eso quizás no les doy importancia, pero desde luego, son indispensables en mi recetario familiar.

La receta es la típica de la natillas caseras de todas las casas, pero en este caso las proporciones y el procedimiento son de la receta de Francisco de “Compilación de recetas”. Cuando él la publicó, la probé y sale tan perfecta, que nunca he vuelto a hacer otra. Es exacta. Y me saldrá mejor y con mejor color, cuando sea capaz de comprar huevos de calidad, seguro. 

Algunos de vosotros sabéis que he estado un día en Madrid por motivos familiares, y os dije que iba a aprovecharlo para hacer algunas compras. Pues he de confesaros que he batido MI PROPIO RECORD……….

Otras veces os enseño todas las compras y os cuento las tiendas que he visitado, pero esta vez la verdad, es que me da vergüenza. Como puede ser que en 24 horas, sea capaz de llenar tantas bolsas, de recorrer tantas tiendas y de revisar tan variados artículos. Le di la vuelta completa a Madrid… bueno casi…..

Así que esta vez os las iré enseñando poco a poco y hoy voy a empezar por esos paños de cocina de cuadros, que compré en Textura y esos frasquitos de cristal con tapa, de Vinçon. He comprado dos modelos, los otros los veréis cuando publique el flan de huevo. Me parecen preciosos!!! Y las pasras de té son de Viena Capellanes, no me puedo resistir....

Bueno, pues además de todas estas compras y de estar con mi familia y reencontrarme con algunos primos que no veía hacía millones de años, en este viaje hemos tenido (fui con Paloma), un minuto de gloria. Si, dentro de toda la actividad febril de esas 24 horas en Madrid, hubo un minuto mágico. Conocí a Su y a su marido Jesús, de Webos Fritos ¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Fue sólo un minuto de intercambio de besos, abrazos y regalos, pero fue muy intenso!!!. Ellos tenían que irse para Guadalajara y nosotras para la ducha (después de un día agotador y nos quedaba todavía la cita familiar), pero mereció la pena. Ahora, ya se seguro, que en mi próximo viaje a Madrid tengo que reservar un espacio de tiempo para ellos. Sin remedio.

domingo, 10 de octubre de 2010

Amigo Invisible Gastronómico 2010

Un año más Bea, de "El rincón de Bea", ha puesto en marcha el Amigo Invisible Gastronómico. Este año Carol, de "Ilustradora Infantil" ha diseñado un banner precioso, en el mismo nivel que su blog, y Bea ha retomado el tema con su entusiasmo habitual. 

Yo ya me he apuntado y estoy impaciente, esperando a ver a quien me toca regalarle, con la novedad, este año, de que puede ser alguien internacional!!!!

Me encanta este mundo de los blogs.... no nos da un respiro!!!!

domingo, 3 de octubre de 2010

Polka Dot Cookery

Ayer, por fin, empezamos nuestra nueva andadura. Mi hermana Paloma y yo hemos abierto un Taller de Cocina. Si, como lo oís, nos hemos liado la manta a la cabeza y lo hemos hecho.

Como muchos de los que  seguís este blog sabéis, trabajamos en el sector turístico, en una empresa de alquiler de apartamentos turísticos y ahora, sin dejar nuestra actividad, hemos decidido ampliar fronteras. Quién me iba a decir a mi que lo que empezó como una recopilación de las recetas de mi madre, se iba a convertir en mi vida……

Yo, de profesión, soy economista y cuando llegué a Nerja hace 22 años, lógicamente, donde encontré trabajo fue en un hotel. Era muy joven, había trabajado poco y no sabía ni lo que era una gobernanta. Muy en mi papel de querer hacer las cosas bien, hice un Master de Dirección de Empresas Turísticas y decidí que ese era mi mundo.

Fui cambiando de hoteles, recorrí la costa, casi siempre en el departamento de Administración, Personal y COMPRAS!!!!!!! Imaginaos lo que yo aprendí de artículos de cocina, menaje, alimentación y bebida, lencería, mobiliario,….. y poco a poco me fui haciendo un hueco en la profesión.

Después de un breve paso por Tenerife, volví a Nerja y he estado ocho años trabajando como directora de una empresa de alquileres turísticos. Muy bien. Han sido los años dorados de la economía y la verdad es que ha sido fácil. Pero hace dos años, cuando empezaron los problemas, la empresa cerró y mi hermana Paloma y yo, nos quedamos con una parte de ella, aguantando el chaparrón y esperando tiempos mejores.

Y como dice Ana en su comentario, Paloma ha sido una gran Secretaria de Dirección, trabajando en Bilbao y en Madrid muchos años y ha trabajado conmigo durante 8 años como Jefa de Recepción... tiene una capacidad de trabajo inagotable..... y domina el ingés y el francés... mis idiomas son lo mismo, pero de andar por casa.....

Por eso, entre que el trabajo durante este tiempo no ha sido mucho y con todos los problemas familiares de estos últimos años, he podido dedicarme a la cocina con más ahinco. Y lo que empezó como una afición, como una manera de llenar el tiempo que tengo que pasar en casa, va a acabar convirtiéndose en un sueño: dedicarme a ello.

Y es que llega un momento en la vida (yo estoy muy cerca de los 50….) en el que te planteas que que es mejor, matarte por llegar, por subir, por demostrar,… o hacer lo que uno realmente quiere y aprecia, y yo he tenido la inmensa suerte de hacer esto último: a partir de ahora, sin dejar de llevar el tema de los alquileres, me voy a dedicar a hacer lo que me gusta: COCINAR.

El taller que hemos montado se llama “Polka Dot Cookery” (la cocina de lunares), y está enfocado en dos sentidos, por un lado vamos a dar cursos de cocina española para extranjeros y por otro, cursos para todos, de técnicas y cocinas del mundo. La idea es ofrecer alojamiento y cursos, para los extranjeros. Una semanita en Nerja, repleta de actividades....

Y además hemos creado también “Polka Dot Bakery”, en donde se podrán realizar pedidos de galletas y tartas para regalar, tartas de pañales, pequeños caterings para reuniones, y todo lo que nos vaya surgiendo…..

 
Ayer hicimos la presentación oficial ante unas cuantas amigas de Nerja, para arrancar y rodar. Lo pasamos muy bien, nos reímos, hablamos, cocinamos y nos comimos lo cocinado. De esto se trata, de pasar buenos ratos aprendiendo. Muchísimas gracias a todas por venir!!!

A partir de ahora, en unos días, pondré el enlace con la página propia, el calendario de los cursos y otras actividades que vamos a realizar.

En cuanto la gente se ha ido enterando, se han ido entusiasmando y ya nos han empezado a hacer pedidos de muchas cosas, por eso estos días he hecho tantas galletas y tartas…. Y en una semana tengo que dar un cocktail de un cumpleaños…. todo un primer reto!!!!

 
 
El taller lo hemos montado en la misma oficina que teníamos, entre Paloma, yo y mi primo IKEA.....jejje... Creemos que ha quedado muy bien, cómodo, actual, vistoso y muy, muy práctico. Nos faltan todavía algunos detalles (el resto de los taburetes llegaban en una semana y han pasado ya tres……) y rematar todo el tema de imprenta, pero había que empezar y arrancar, así que ayer, por fin, ha nacido

Polka Dot Cookery & Bakery¡!!!!!!

El resto de la historia os lo iremos contando a partir de ahora, y espero poder ponerme al día en vuestros blogs, comentar sin prisas, redactar las recetas acumuladas para poder publicarlas, seguir aprendiendo de todos vosotros y sobre todo seguir conociendo tanta gente maravillosa como he conocido hasta ahora y compartir con ella todas mis aventuras….. cómo cambia la vida!!!!!

Y ayer para rematar el día, estaba también nuestra hermana Ana, (en su Aula de Música) con un grupito de niñas, de aquí de Nerja, que estaban ensayando para cantar y tocar en la boda de una amiga, una boda rociera, y nos animaron la mañana. Lo hacen estupendamente!!!! Y además podeis ver en la foto, la parte de la habitación que sigue siendo “Reservas de Nerja S.L.”…. jajajaaa…..