lunes, 27 de septiembre de 2010

Galletas Decoradas - D.B. September 2010

The September 2010 Daring Bakers’ challenge was hosted by Mandy of “What the Fruitcake?!” Mandy challenged everyone to make Decorated Sugar Cookies based on recipes from Peggy Porschen and The Joy of Baking.

Ingredientes :

250 grs de Mantequilla
250 grs de Azúcar Glas
1 Huevo XL
650 grs de Harina
1 chorrito de Leche
Extracto de Vainilla

Preparación :

La mantequilla y el huevo deben estar a temperatura ambiente, por lo que debemos sacarlos de la nevera con la suficiente antelación. Tamizamos el azúcar y la harina.

Con la pala de la amasadora, batimos la mantequilla durante un minuto para hacerla crema. Si hace falta paramos  la máquina para bajar, con la ayuda de una espátula, la mantequilla que se queda adherida a las  paredes. Batimos otro minuto.

Añadimos el azúcar a cucharadas, poco a poco, para que se vaya incorporando a la mezcla. Lo hacemos a velocidad baja. Cuando todo el azúcar esté totalmente integrado, batimos a velocidad más fuerte, bajando la mezcla con la espátula si es necesario, hasta que veamos que la mezcla es esponjosa, blanca y haya doblado su volumen. Nunca más de tres minutos.

Añadimos ahora una cucharadita de extracto de vainilla (u otro sabor que elijamos) y el huevo ligeramente batido. Batimos a poca velocidad.

Y a partir de aquí empezamos a añadir la harina, a cucharadas, dando tiempo a integrarse a cada cucharada, antes de añadir la siguiente. Cuando estemos casi acabando con la harina, y aunque siempre parezca que no se va a poder añadir toda la harina, la mezcla empezará a desmigarse. Añadimos un chorrito de leche (muy poca, unas tres cucharadas soperas) y se ligará toda la masa, formando una bola. Esto se hace un poco a ojo, según veamos la masa. Si nos pasamos con la leche, añadimos un poco más de harina.

Dividimos la masa en cuatro trozos y extendemos cada uno de ellos entre dos papeles de hornear, con la ayuda del rodillo, con el grosor deseado. Para ello nos ayudaremos de los distintos sistemas que existen en el mercado. Yo utilizo las tablitas de madera y me va muy bien.

Ponemos cada trozo de masa extendida, con los dos papeles, en una bandeja de horno y la guardamos en la nevera, por lo menos durante tres horas. Podemos poner los trozos, unos encima de otros, pero hay que tener mucho cuidado de que las plancha de masa estirada no se doblen, ni tengan arrugas, deben enfriarse totalmente lisas.

Pasado ese tiempo o incluso al día siguiente, sacamos una lámina de masa y podemos cortarla directamente. Utilizamos el cortador elegido y vamos poniendo las galletas sobre papel de horno en una bandeja de hornear, con la ayuda de una espátula. Hay que dejar una pequeña separación entre las galletas, para que no se rocen al hornearlas.

Precalentamos el horno a 180º C, calor arriba y abajo (nunca con aire). Guardamos las bandejas con las galletas cortadas, 15/20 minutos en la nevera, para que al hornearlas no pierdan la forma.

Los recortes de masa que nos van quedando, los volvemos a hacer una bola y los volvemos a estirar entre dos papeles. Enfriamos la masa estirada y volvemos a cortar. Este proceso lo podremos hacer hasta tres veces como máximo, porque la masa va perdiendo su consistencia.

Introducimos las galletas en el horno y programamos 10 minutos. El tiempo de horno va a depender mucho del tipo de horno y del tamaño de las galletas. Tendremos que vigilar las galletas a partir de los 10 minutos y esperar hasta que las veamos bien horneadas, sin llegar a coger color. En mi caso las horneo aproximadamente 14 minutos.

Las galletas al sacarlas del horno las dejamos enfriar un poco en la bandeja y cuando endurezcan, las sacamos con la ayuda de una espátula a una rejilla, hasta que se enfríen del todo totalmente.

A partir de aquí empezaríamos a decorarlas con las diferentes técnicas que existen. En este caso yo las he cubierto de fondant cortado con el mismo cortador que cada galleta y las he decorado con lunares de glasa de azúcar ( clara de huevo con azúcar glas y un chorrito de limón). Ponemos la glasa en una manga pastelera con boquilla muy pequeña y trabamos con ella.

El reto de las Daring Baker de este mes consistía en hacer galletas decoradas, siguiendo la receta de Peggy Porschen. Yo, fiel a mi maestra, las he hecho con la receta de Bea, de “El rincón de Bea” y por primera vez, y ya he publicado unas cuantas veces galletas decoradas, he hecho un resumen de su receta. En cualquier caso os recomiendo que sigáis todos sus tutoriales, porque son mucho más detallados y completos que este resumen que he escrito yo.

Tengo el libro “Cake Chic” de Peggy Porschen y la verdad es que no tiene desperdicio, todos sus trabajos son impresionantes. De ese libro yo ya había hecho, en navidad, las galletas para el árbol. Quedaron preciosas (que no perfectas…). Y esta vez he querido hacer, por otro motivo, galletas de lunares. Ella tiene publicadas en su libro, estas maravillas.

Yo ya he publicado unas cuantas veces, las galletas que voy haciendo, en Navidad, en Halloween, o en cualquier ocasión, que siempre encontramos una excusa para hacerlas….

Todas estas galletas ya las había ido publicando, pero es que esto no tiene fin, quien me lo iba a decir a mi, cuando hice los primeros Gingerbread Men!!!

Ahora os quiero contar, que estoy a punto de comenzar un nuevo proyecto, que en unos días os hablaré de él y que las galletas se las he dedicado a él : “Polka Dot Cookery” (La cocina de Lunares) y “Polka Dot Bakery”. Quedan pocos días para empezar….  así que un poco de paciencia y ya os lo cuento todo…

Por eso últimamente estoy un poco perdida y no me da tiempo a nada, entre organizarlo todo y que los pedidos han empezado…. Esta hornada la hice ayer, un trabajo tremendo, pero con un resultado que ha merecido la pena. La idea y el sistema de trabajo es del blog “Sugar Mur”, que tiene cosas maravillosas. Chris, muchas gracias por ayudarme a poder hacer estas galletas, sola jamás las hubiera hecho.

martes, 21 de septiembre de 2010

Frittata de Borrajas

Ingredientes :

600 grs de Borrajas
50 grs de Miga de Pan
5 cucharadas de Aceite de Oliva
4 Huevos
2 cucharadas de Parmesano rallado
Mejorana fresca (u Orégano)
½ diente de Ajo
Sal
Pimienta

Preparación :

Las borrajas deben estar bien limpias y cortadas en trocitos.

Ponemos la miga de pan en un cuenco y la cubrimos de agua. La dejamos a remojo hasta que la usemos.

Ponemos tres cucharadas de aceite en una cazuela y la ponemos al fuego. Añadimos las borrajas y las rehogamos bien. Las dejamos a fuego lento hasta que estén bien tiernas (20/30 minutos).

En un bol batimos los huevos y los mezclamos con el queso Parmesano, la miga de pan bien escurrida, la mejorana picada muy fina y el ajo igualmente muy picadito. Yo puse orégano, no tenía mejorana. Añadimos las borrajas, mezclamos todo bien y salpimentamos.

Ponemos en una sartén el aceite sobrante y cuajamos la mezcla como una tortilla, por ambos lados, alisando la superficie y presionando con una espumadera.

La frittata debe quedar gruesa y bastante jugosa por dentro.

En Italia diferencian las tortillas en Frittates y Tortillas, lo que para nosotros son tortilla española o francesa, es decir, una tortilla cuajada por ambos lados, dándole la vuelta ó cuajada doblándola sobre si misma.

Hace tiempo que tenía muchas ganas de preparar alguna de las variedades de Frittate que había visto, pero no ha sido hasta que he tenido el libro “La cuchara de Plata”, que me he decidido a hacer una de ellas.

El libro me lo regaló hace poco una amiga. Si Ana, si, al final ha sido éste. No te dije nada en su momento, porque sabía que te ibas a apurar. El “Libro de Oro del Chocolate” ya lo tenía y tu me dijiste que era éste el que querías regalarme y era éste, el que yo de verdad quería ¡!!!! Así que en cuanto he podido, he ido al CI de Málaga y lo he cambiado. Estoy encantada !!!!! Por fin, después de haberlo tenido en la mano muchas veces, tenía el libro !!!

El libro no tiene desperdicio y al encontrar ese mismo día borrajas en el CI, (aunque yo creía que eran más de invierno….), no dudé en preparar esta receta. Desde luego va a ser la primera de otras muchas que pienso probar. La cocina Italiana es tan diversa y tan apetecible….

lunes, 20 de septiembre de 2010

Ensalada de Remolacha

Ingredientes:

2 Remolachas
5 Rodajas de Piña
200 grs de Tomates Cherry
1 bote de Espárragos
1 lata de Atún

Preparación :

La remolacha viene ya cocida y pelada. Si no fuera así, tendríamos que cocerla con sal hasta que estuviera tierna y pelarla. La cortamos en cuadraditos y reservamos.

Ponemos en un bol los tomates cherry cortados por la mitad, los espárragos troceados al igual que la piña y el atún escurrido y desmigado. Añadimos a esta mezcla unas cucharadas de salsa rosa y removemos.

Al final incorporamos la remolacha troceada y salsa rosa hasta que toda la mezcla quede bien envuelta en salsa. Al remover la remolacha irá soltando su color y al final todo quedará rosa, sin remedio.

Una ensalada fácil, diferente y que por aquí, que todavía estamos en verano, sigue apeteciendo. Es una especialidad de mi hermana Alicia, que aunque poco, de vez en cuando también entra en la cocina…

Acabo de oír que hoy estamos en alerta naranja por lluvias…..

sábado, 18 de septiembre de 2010

Tostada de Presa Ibérica


Ingredientes :

300 grs de Presa Ibérica
4 Tostadas de Pan de Campagne
Aceite de Trufa
Sal Maldon

Preparación :

Partimos en lonchas la presa ibérica y las hacemos a la plancha con un poco de aceite. Cuando están bien hechas, las retiramos y echamos un poco de sal Maldon por encima. Tostamos el pan,

Cubrimos cada tostada con un hilo de aceite de trufa, ponemos los trozos de carne y los cubrimos con rebanadas de queso. Los ponemos debajo del grill para que el queso se derrita, pero sin que lleguen a tostarse.

Se comen inmediatamente.

Esta ha sido nuestra cena de hoy. Un lujo.

martes, 14 de septiembre de 2010

Conservas : Guindillas en Vinagre - D.C. September 2010


The September 2010 Daring Cooks’ challenge was hosted by John of Eat4Fun. John chose to challenge The Daring Cooks to learn about food preservation, mainly in the form of canning and freezing. He challenged everyone to make a recipe and preserve it. John’s source for food preservation information was from The National Center for Home Food Preservation.


Ingredientes :

Guindillas
Vinagre
Agua
Sal

Preparación :

Lavamos bien las guindillas y las secamos con un paño. Limpiamos bien los frascos donde vayamos a envasarlas, hirviéndolos en agua, para desinfectarlos bien.

Rellenamos los frascos hasta la mitad con una mezcla al 50% de agua y vinagre. Añadimos ½ cucharilla de sal y lo agitamos bien, para disolverla.

Introducimos las guindillas bien ordenadas, hasta llenar el frasco, pero sin que queden apretadas. Rellenamos el frasco hasta arriba con agua. Cerramos y dejamos en un lugar seco y sombrío, reposando por lo menos un mes, antes de empezar a utilizarlas.

Este es el sistema como se envasan las guindillas de Ibarra y no se muy bien como quedaran éstas otras, pero creo que servirán para acompañar algunos guisos, aunque por lo que me han avisado, pican como demonios…!!!!!!


El reto de este mes de las Daring Cooks ha sido hacer alguna receta y conservarla. Se trataba de conocer los diferentes procedimientos de preservación y conservación de los alimentos.

En mi casa siempre ha habido una gran tradición de conservación de productos, sobre todo verduras y hortalizas. Estoy hablando de cuando no existían los grandes congeladores que tenemos hoy en día, ni los sistemas de envasado al vacío, ni las cosechas eran tan largas.


Cuando yo era joven en el norte, las cosechas de verduras eran muy limitadas en el tiempo y había que aprovechar el momento. Para nosotros el mes de septiembre era el mes de envasar todo lo posible, para disfrutar de ciertos productos todo el año. 

Era imprescindible envasar tomate y pimientos rojos. Preparábamos kilos y kilos de estas verduras y llenábamos la despensa. No duraban todo el invierno, pero si que los estirábamos todo lo posible.  El tomate se envasaba cocido y triturado y se conservaba con ácido salicílico, unos polvitos blancos que vendían en las droguerías. Qué antigua soy, verdad? Esto lo hacíamos cuando yo era muy pequeña. Más adelante ya pasamos a envasar la salsa de tomate ya hecha, en frascos de cristal, hirviéndolos y haciéndoles el vacío, al enfriarse bocabajo. Igual que los pimientos rojos asados.


Hoy en día yo sigo envasando la salsa de tomate, pero lo hago una vez al mes aproximadamente, porque hay tomates todo el año. Cuando veo que se va a acabar, hago unos cuantos frascos más, para que no falte nunca.


En cambio los pimientos ahora los congelo, tanto asados en tiras como en crudo, cortados en trocitos, en aros ó como me apetezca para usarlos en los diferentes guisos. También congelo las judías verdes y las acelgas, limpias, sin hilos y cortadas ya listas para usar. Se escaldan, se escurren bien y se congelan, una vez frías. Este año he congelado también calabacín troceado en crudo.

Tampoco hace falta hacerlo en grandes cantidades, hay todo el año. Se hace más por comodidad, que por  acaparar. Cuando yo era pequeña las judías verdes tenían un ciclo de unos tres meses. Nos pasábamos todo el verano comiendo, igual que el bonito. Mi hermana la pequeña también envasaba muchísimos espárragos blancos, que siguen siendo estacionales. Pero por aquí resulta muy car, no merece la pena. Ella los compraba en origen, en Navarra, en cantidades exageradas.


Todos conocéis mi afición a las mermeladas, dulces y jaleas de todo tipo. Envaso estos productos con todo tipo de frutas y las vamos comiendo todo el año. Las frutas siguen siendo muy estacionales, por eso hay que aprovechar las cosechas y a lo largo de todo el año, hay algún tipo de fruta para envasar.


Lo que si que hago desde hace unos años es congelar purés de frutas, sobre todo de fresas y albaricoques que son las que más utilizamos después para hacer tartas y helados. Este año he congelado también albaricoques en almíbar. Veremos que resulta. Y también congelo muchos frutos rojos : frambuesas, moras, grosellas, arándanos,… siempre que los encuentro a buen precio los compro y los congelo. Siempre está bien tenerlos a mano. Y hago lo mismo con el ruibarbo.


También he preparado algunas frutas en almíbar y luego las he envasado en frascos de cristal al vacío. Este año he preparado higos. Me encantan y se que en invierno los voy a agradecer para preparar algún postre.

Y tampoco faltan los caldos de verdura, pollo ó pescado que, en envases de diferentes tamaños, se congelan para tenerlos a mano en cualquier preparación. O el tocino ibérico en trocitos, para ir sacándolo según lo necesitemos en nuestras salsas.

Y por cierto Pilar de “La cocina de Lechuza” me ha enseñado, que ella congela todos los restos de salsa que le quedan y luego las utiliza para acompañar ó saborizar cualquier otro plato. Aquí no se tira nada!!!!


Y este año, en el que por fin nuestras macetas se han comportado un poquito (Paloma tiene mucha paciencia), estoy envasando albahaca, menta, perifollo, perejil,….. y congelándolos. No hay más que salir a la terraza y recolectar. Es genial!!!!


Y todo este rollo que os he soltado, es solo para que las Daring Cooks vean, que yo de este tema ya sabía un poquito y tenía experiencia, y no os vayáis a creer, con la fama que tengo, que todo esto lo he preparado al mismo tiempo, no. Qué la ventaja de las conservas es que se van haciendo durante todo el año, según se producen los ingredientes y nos tienen entretenidos todo el año.

Este año me he quedado con las ganas, como tantos años, de envasar bonito. Nunca encuentro el momento, quizás por el calor, pero todo llegará.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Vidriera de Gelatina

Ingredientes :

Gelatina de 6 sabores diferentes
1 bote de Leche Condensada
30 grs de Gelatina en Polvo neutra

Preparación :

En este caso he usado gelatina concentrada, pero servirían igual los sobres de gelatina en polvo. He disuelto cada gelatina en medio vaso de agua caliente y una vez que se ha disuelto del todo, he llenado el vaso con agua fría. Podemos dejar la gelatina en el vaso o ponerla en otros moldes engrasados y dejarla enfriar del todo en la nevera.

Una vez que la gelatina se ha cuajado del todo (mejor de un día para otro) la desmoldamos y la cortamos en cubos. Mezclamos los cubos de todos los colores y los ponemos en un molde de cake, bien engrasado.

Calentamos un vaso de agua y disolvemos la gelatina en polvo neutra. La mezclamos en un bol con la leche condensada y batimos bien para que resulte una mezcla homogénea. La dejamos enfriar, hasta que pierda todo el calor, pero sin darle tiempo a cuajar.

La vertemos sobre los cubos de gelatina y removemos bien, para que no queden huecos sin rellenar. Por eso es muy importante que la mezcla esté bien fría, porque si no derretiría a los cubos de gelatina. Dejamos enfriar el conjunto en la nevera durante unas cuantas horas, hasta que todo esté bien cuajado.

Este mes la anfitriona de HEMC es Eva de “El fogón de Eva” y  cuando anunció que la receta debería ser una receta con gelatina, sabía que ésta iba a ser la propuesta que iba a presentar. 

Vi esta receta en el blog “Jasmine cuisine”, un blog canadiense que me encanta y del que he hecho ya varias recetas, y me pareció preciosa. Tengo que reconocer que no me gustan mucho las gelatinas, pero la verdad es que son tan vistosas y dan tanto juego, que merece la pena probar.

Hice la receta cuando Jasmine la publicó y la verdad es que no me salió, porque al no estar acostumbrada a trabajar con las gelatinas, las diluí demasiado y al cortarlas se rompían. Como no me la iba a comer no insistí, por eso esta era mi oportunidad de volver a probarla y esta vez si, esta vez ha salido perfecta. El único secreto es hacer las gelatinas muy concentradas.

Para las personas a las que si os gusten las gelatinas, creo que es una manera divertida de presentarlas, verdad?

viernes, 10 de septiembre de 2010

Por fin !!!!!!! Ha nacido Ibon

Hemos estado dos semanas esperando a que nuestra prima Isabel, fuera abuela por primera vez ¡!!!!! Ayer por fin, su hija Bego dio a luz a un niño, al que le han puesto de nombre Ibon.

Llevamos todo el embarazo preparando la tarta de pañales que le queríamos enviar. Mis hermanas se han encargado de las labores (podéis verla en este enlace) y yo he ayudado a montar la tarta y he hecho las galletas. Es la primera tarta que hemos hecho de este tipo y la verdad es que quedan muy vistosas.

Ayer ya ha salido la tarta para Bilbao y espero que les guste mucho y que les sorprenda. Nosotras seguro que repetimos, es divertido prepararla.

Además hoy me ha tocado preparar mini brownies para el cumpleaños de un niño, Elias, que cumplía 6 años

Y otros cupcakes para una cena marinera en la playa… cosas de mi hermana Ana… por eso no me da tiempo ni a publicar, ni a  comentar, ni…. bueno, por esto y por algo más....

martes, 7 de septiembre de 2010

Pimientos de Colores


Ingredientes :

1 Pimiento Verde
1 Pimiento Rojo
1 Pimiento Amarillo
Aceite de Oliva
1 Limón
Cilantro en grano (coriandro)
Cilantro fresco
Sal


Preparación :

Preparamos los pimientos cortándolos por la mitad, quitándoles el rabo y las pepitas y cortándolos en trocitos.

Ponemos aceite en una sartén y añadimos los pimientos. Cocinamos a fuego medio durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadimos una cucharada de cilantro en grano, el zumo del limón y un poco de agua.

Salamos y le echamos un poco de Piment d’Espelette, al gusto de cada uno. Removemos todo y tapamos. Lo dejamos cocinar a fuego suave durante 30 minutos.  Reservamos en caliente para servirlos.

Servimos como acompañamiento de pescado ó carne, espolvoreándolo de hojas de cilantro fresco troceado.


Esta receta tan sencilla me ha servido para variar el uso de los pimientos como guarnición. Como todos sabéis, nos Ana de “Cocina con Ana” nos regaló un cargamento de verdura y entre ella, venían unas cuantas cajas de pimientos de colores.

Una vez que ya he preparado toda la verdura para congelar, ahora ha llegado el momento de comerla, así que he buscado recetas diferentes para poder comer todos los días estas deliciosas verduras.


Lola de “Lola en la cocina” también publicó una receta estupenda que va a caer muy pronto, pero yo tenía pendiente esta receta, que la publicaron en “Meilleur du Chef” y creo que era el momento oportuno para probarla. Y ha sido un acierto. Sencilla, sabrosa y diferente. Ideal para acompañar pescado a la plancha. En este caso han sido unos filetes de merluza, en la receta original acompañan a unos filetes de salmonete. Y en esta ocasión no tenía cilantro fresco, así que no lleva el detalle final.

El Piment d’Espelette se podría sustituir por pimentón, pero resulta más suave de sabor (no está ahumado) y el que yo tengo, que me lo regaló Cristine, una amiga francesa del Rincón de la Victoria, es un poco picante. Delicioso.