viernes, 27 de agosto de 2010

Tortilla Alaska - D.B. August 2010


The August 2010 Daring Bakers’ challenge was hosted by Elissa of 17 and Baking. For the first time, The Daring Bakers partnered with Sugar High Fridays for a co-event and Elissa was the gracious hostess of both. Using the theme of beurre noisette, or browned butter, Elissa chose to challenge Daring Bakers to make a pound cake to be used in either a Baked Alaska or in Ice Cream Petit Fours. The sources for Elissa’s challenge were Gourmet magazine and David Lebovitz’s “The Perfect Scoop”.


Ingredientes :


·         Bizcocho Mantequilla Dorada

275 grs de Mantequilla
200 grs de Harina
5 grs de Levadura Royal
3 grs de Sal
110 grs de Azúcar Moreno
75 grs de Azúcar
4 Huevos
½ cucharadita de Extracto de Vainilla

·         Merengue

8 Claras de Huevo
220 grs de Azúcar
½ cucharadita de Crémor Tártaro
½ cucharadita de Sal


Preparación :

Preparamos con antelación los helados, según la receta que publiqué el año pasado. La encontrareis aquí.

Una vez hechos los helados, rellenamos los moldes que vayamos a utilizar con una capa de cada sabor, dejando congelar una capa antes de poner la otra. Yo he usado unos boles pequeños que los podemos forrar con antelación, con film transparente, para que sea más fácil desmoldarlos. Los guardamos en el congelador hasta el momento de usarlos.


El día que vayamos a hacer el postre, preparamos el bizcocho. Precalentamos el horno a 160ºC y engrasamos un molde cuadrado de 23 x 23 cm.

Ponemos la mantequilla al fuego en un cacito y la dejamos calentar hasta que se derrita y empiece a tomar color. Empezarán a separarse la mantequilla dorada y las partículas sólidas. Hay que tener cuidado de que no se queme la mantequilla. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Colamos y reservamos.

Mezclamos la harina con la levadura y la sal y las tamizamos.

Batimos la mantequilla dorada con el azúcar moreno y el azúcar normal con la ayuda de las varillas eléctricas, hasta que estén espumosas y esponjosas. Añadimos los huevos uno a uno, mezclando bien e incorporamos el extracto de vainilla.

Añadimos la harina con la ayuda de una espátula y mezclamos con cuidado, lo justo para que se incorpore.

Vertemos la mezcla en el molde y la horneamos unos 25 minutos hasta que esté tostado por encima y al introducir una aguja salga limpia.

Dejamos enfriar el bizcocho 10 minutos en el molde y después lo pasamos a una rejilla hasta que se enfríe completamente.


Cortamos las bases de cada tartita con el mismo bol, donde hemos puesto el helado. Si el bizcocho ha salido muy grueso, cortamos las bases por la mitad.

Preparamos el merengue batiendo las claras, primero con una velocidad media y luego más rápido, añadiendo el crémor tártaro, la sal y el azúcar, poco a poco, una vez que ya estén montadas. Tienen que quedar un merengue muy, muy firme.

Rellenamos una manga pastelera con boquilla de picos y la reservamos en el frigorífico. Sacamos los helados, los desmoldamos y ponemos cada bola encima de una base de bizcocho. Con la manga pastelera rellena de merengue, vamos cubriendo toda la superficie de la bola, hasta que quede completamente tapada.


Y con la ayuda de un soplete de cocina, quemamos un poco la superficie del merengue. Si no tenemos soplete, ponemos el horno a 250ºC y le damos un golpe de horno (2 ó 3 minutos), para dorar la superficie, pero teniendo cuidado, ya que el interior es helado.

Aunque es mucho mejor comerlas en ese mismo momento, podemos volver a guardar las tartitas en el congelador hasta el momento de comerlas. No durante mucho tiempo, pero si lo suficiente para poder hacerlas antes de sentarse a la mesa.


Este mes el reto de las Daring Bakers era hacer un bizcocho de mantequilla dorada y utilizarlo para hacer una tortilla Alaska ó unos Petit Fours de Helado. Yo he optado por una tarta Alaska, porque la verdad es que tenía ganas de probarla.

Cuando yo empecé a trabajar en la hostelería, se utilizaba mucho esta tarta para bodas y banquetes, un helado cubierto de merengue tostado, que incluso se podía flambear al llevarlo a la mesa. Aharo parece que es un postre un poco pasado de moda, pero tengo que reconocer que está buenísimo, es fácil de hacer y puede quedar precioso.

En este caso la Tortilla Alaska tiene doble mérito. La he hecho a 40ºC ¡!!!!

En mi cocina tengo aire acondicionado, pero si en el exterior está la temperatura a 40ªC por mucho aire que tengas, el ambiente es caluroso y como podéis comprobar en la birria de fotos que conseguí sacar, el helado no estaba por la labor de comportarse, simplemente se deshacía…..

Un postre que seguro que repetiré y mejoraré en otra época del año.

martes, 24 de agosto de 2010

Solomillo con Alioli de Sobrasada


Ingredientes :

800 grs de Solomillo de Cerdo
200 grs de Bacon en lonchas
Azúcar Moreno
Sal

1 Huevo
50 grs de Sobrasada
2 cucharadas de Miel
1 diente de Ajo
Aceite de Oliva
Sal

Preparación :

Preparamos lo primero el alioli de sobrasada. En el vaso de la batidora ponemos el huevo, el diente de ajo sin la parte interior, un poco de sal y unas cucharadas de aceite. Introducimos el brazo de la batidora hasta el fondo, lo apoyamos bien y sin moverlo lo ponemos en funcionamiento. Una vez que la salsa esté ligada añadimos la miel y la sobrasada y seguimos batiendo hasta que todo esté bien mezclado.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Cortamos el solomillo de cerdo en medallones y los rodeamos con tiras de bacon cortadas a la medida. Las sujetamos con palillos para que no se suelten.

Cubrimos el fondo de una sartén con aceite y freímos los medallones, sellándolos por todos lados y esperando hasta que tengan un color dorado. Los salamos.

Los vamos poniendo en una fuente refractaria y cubrimos cada medallón con el alioli por todas partes. Los espolvoreamos de azúcar moreno y los gratinamos hasta que estén dorados.

Los servimos acompañados de pasta cocida ó de unas patatas. Son perfectas las patatas Hasselback.


Esta receta la he visto en muchos blogs pero creo que su origen es el blog “Cocina con Ana”. Yo la he copiado de ahí. Ya sabéis que todas las recetas que publica Ana son estupendas y sobre todo, siempre salen bien, es una garantía.

Este plato es de los que triunfan siempre, es fácil y combina con muchas guarniciones. En mi casa nos encanta y desde luego ya lo hemos incorporado a nuestro recetario. Gracias Ana!!

lunes, 23 de agosto de 2010

Molletes de Antequera


Ingredientes :

600 grs de Harina Normal
50 grs de Aceite de Oliva
350 grs de Agua
1 cucharadita de Sal
1 cucharadita de Azúcar
150 grs de Masa Madre

10 grs de Levadura fresca
85 grs de Harina Normal
50 ml de Leche templada

Preparación :

Preparamos primero la masa madre. Desmenuzamos la levadura en la leche templada y removemos hasta que se diluya totalmente. Vertemos esta mezcla sobre la harina y amasamos hasta que esté totalmente integrada y se forme una bola lisa y homogénea.


Ponemos agua templada en un recipiente y sumergimos la bola. Lo tapamos con film trasparente. Usamos la bola en cuanto suba a la superficie, en unos 5 ó 10 minutos.

Ponemos la masa madre y el resto de los ingredientes en el recipiente de la amasadora y amasamos hasta formar una bola lisa. El agua la echamos en varias veces, para usar justo la necesaria, ya que la cantidad dependerá del tipo de harina.

Formamos un bola, la frotamos con harina y la ponemos en un recipiente tapado con un paño de cocina y fuera de corrientes de aire. La dejamos hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora.


Precalentamos el horno a 190ºC y ponemos un recipiente con agua en el interior. Sacamos la masa del recipiente, le quitamos el aire y la dividimos en bolas de unos 90 grs.

Boleamos cada trozo y le damos forma ovalada. Aplastamos bien, incluso ayudándonos con un rodillo, para que queden aplastaditos. Los molletes son panes bastante planos y se espolvorean con harina antes de hornearlos.

Horneamos los molletes, rociando con agua el horno los 10 primeros minutos y dejamos cocer 5 minutos más.

Los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


Los Molletes de Antequera son unas panes muy típicos de Málaga. Aunque se pueden encontrar en toda la provincia, como su nombre indica son originarios de Antequera.

Es un pan muy blandito, suave y muy esponjoso, ya que está hecho con harina normal. Es ideal para el desayuno y su mejor versión es la que va acompañada de un buen aceite de oliva y un buen jamón serrano. Sublime.

Había probado alguna otra receta pero ésta de “La cocinika de Ana” es la que más me ha convencido. En mi casa, como siempre, están encantados con esta variación de pan.

sábado, 21 de agosto de 2010

Ternera Rellena II


Ingredientes :

1,5 kg de Aleta de Ternera
300 grs de Carne picada (Cerdo/Ternera)
500 grs de Espinacas
3 Huevos
Aceitunas Deshuesadas
Aceite de Oliva
Harina
Pimienta Negra
Sal

2 Cebollas
1 Zanahoria grande
Perejil
1 Cerveza
Sal

Preparación :

Le pedimos al carnicero que nos abra la aleta ó tapa de ternera para rellenar. La tiene que abrir en tres partes, como un libro, de manera que nos quede una pieza de carne grande y de poco espesor, para poderla enrollar.

Lo primero que hacemos es preparar los ingredientes del relleno. Lavamos las espinacas y las cocemos al vapor 10 minutos. Las escurrimos bien y las troceamos. Reservamos.

Mezclamos la carne con las aceitunas en trocitos, salpimentamos y reservamos.

Batimos los huevos con sal y hacemos una ó dos tortillas lo más finas posible, como si fuera una crepe. Reservamos.


Extendemos la carne y cubrimos sin llegar del todo a los bordes, con la carne picada, alisando bien la superficie y sin que quede una capa demasiado espesa.

Ahora alternamos, en el mismo sentido que vamos a enrollar, tiras de tortilla con tiras de espinacas troceadas. No llegamos hasta el final del rollo, porque si no, nos va a resultar difícil enrollarlo.

Apretando con fuerza, empezamos a enrollar, con cuidado de que no se mueva el relleno, ni sobresalga. Lo atamos bien con hilo de cocina.

Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite, la ponemos a fuego fuerte e introducimos la carne, embadurnada por todos lados de harina. Doramos el rollo por todas partes, dándole vueltas. Añadimos las cebollas, la zanahoria y el perejil cortados en trozos. Echamos sal y dejamos que todas las verduras se rehoguen un poco. Entonces añadimos la cerveza y dejamos hervir a fuego suave durante 1 ½ hora ó 2 horas, dependiendo del tamaño de la pieza.  Le damos una vuelta de vez en cuando.

Retiramos la carne de la cazuela y pasamos la salsa por el pasapurés. Retiramos el hilo del rollo y cortamos en filetes. Los volvemos a poner en la salsa y servimos acompañados de pan frito, patatas, arroz ó la guarnición que más nos apetezca.


Esta receta es una variación de la otra receta de Ternera Rellena que ya publiqué. Aunque un plato guste mucho en casa, de vez en cuando hay que variarlo y esta opción para rellenar una aleta de ternera, también nos encanta.

Podemos hacer la salsa con vino blanco en vez de cerveza, pero para mi gusto está más sabrosa así. Este tipo de platos son muy cómodos, se preparan con antelación y siempre salen buenísimos. Quizás ahora con el calor no apetezcan tanto, pero es otra de las recetas que se me había quedado atrás….

viernes, 20 de agosto de 2010

Patatas Hasselback

-->
Ingredientes :

Patatas medianas
Aceite de Oliva
Romero
Sal en escamas

Preparación :

Tenemos que procurar que las patatas sean medianas, de tamaño y forma parecida. Las pelamos y con ayuda de un cuchillo de punta, las torneamos un poco para igualar la forma.

Cortamos de un lado una lamina de patata (a lo largo) para hacer de base y que la patata se mantenga de pié. A 1 cm. de la base, introducimos un palillo de brocheta, en el sentido longitudinal de la patata.

-->
Con ayuda de un cuchillo grande y bien afilado, vamos cortando las láminas de patata, llegando hasta el tope del palillo de brocheta, de manera que no cortamos del todo y queda la patata entera. Hay que hacerlo con mucho cuidado y despacio, para no estropear ninguna lámina y procurando que queden todas parecidas de grosor. Para la segunda patata ya se le ha cogido el tranquillo.

Precalentamos el horno a 220º. Ponemos las patatas en una fuente de horno, después de lavarlas y secarlas muy bien. Se rocían con aceite de oliva, sal y romero al gusto. Metemos la bandeja al horno y tenemos las patatas a 220º durante 5 minutos. Subimos la temperatura a 240º y las mantenemos durante una hora y cuarto u hora y media, hasta que estén doradas.

Esta receta la publico Zerogluten hace mucho tiempo y en mi casa la hemos hecho ya muchísimas veces, pero no se porqué no la había publicado.

Es una guarnición buenísima, diferente y que consigue sorprender, sin tener un trabajo excesivo. Os la aconsejo para cualquier comida entre familiares ó amigos, tenéis asegurada una ovación.

jueves, 19 de agosto de 2010

Magdalenas Clásicas


Ingredientes :

2 Huevos (L)
175 grs de Azúcar
60 ml de Leche
190 ml de Aceite de Girasol
210 grs de Harina floja
5 grs de Levadura Royal
Sal
Ralladura de Limón
Canela en Polvo
Azúcar

Preparación :

Batimos con las varillas de la amasadora eléctrica, los huevos con el azúcar, hasta que blanqueen.

Añadimos la leche y el aceite, batiendo a poca velocidad. Mezclamos la levadura, una pizca de sal, la ralladura de un limón y una cucharadita de canela en polvo con la harina tamizada, la incorporamos a la mezcla  y seguimos batiendo a marcha lenta, hasta que obtengamos una masa homogénea. Seguramente necesitaremos parar de vez en cuando la amasadora, para bajar de las paredes la masa adherida, con la ayuda de una espátula.


Una vez conseguida esa masa, batimos la mezcla a velocidad rápida, durante 2 ó 3 minutos y dejamos reposar la masa en el recipiente tapado con un paño húmedo, durante 1 hora por lo menos, en el frigorífico. Se puede tener toda la noche.

Precalentamos el horno a 250ºC. Ponemos la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y ponemos, en la bandeja de muffins, las cápsulas de papel. Las rellenamos tres cuartas partes de su capacidad. Espolvoreamos con azúcar toda la superficie.


Las horneamos a 210ºC de 14 a 16 minutos, hasta que estén bien hechas por el interior. Las dejamos enfriar 5 minutos en la bandeja y las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen totalmente.

Estas son las magdalenas de Xavier Barriga que ha hecho este año casi todo el mundo. Yo no acababa de encontrar el momento de hacerlas, hasta que hace poco las publicó Mª Dolores de “Cuinant” y ya no pude esperar más. Desde entonces las he hecho varias veces, porque son tan fáciles, tan rápidas y con un resultado tan espectacular, que me encanta hacerlas.


Una receta de las de toda la vida, pero supongo que en unas proporciones y una técnica exactas, porque salen perfectas. Yo no les pongo canela porque me harta un poco y las hago sólo de limón, deliciosas.

Como veis, el libro “Pan” sigue dando que hablar….

miércoles, 18 de agosto de 2010

Bollos de Leche


Ingredientes :

500 grs de Harina de Fuerza
12 grs de Sal
40 grs de Azúcar
25 grs de Leche en Polvo
20 grs de Miel
1 Huevo
250 grs de Leche
50 grs de Mantequilla
25 grs de Levadura fresca

1 Huevo para pintar
Sal

Preparación :

Partimos la mantequilla en trozos pequeños y la dejamos a temperatura ambiente 30 minutos.

Mezclamos todos los ingredientes excepto la leche y la levadura. Amasamos a mano ó con ayuda de la amasadora y vamos añadiendo la leche según la vaya pidiendo la masa. Al final añadimos la levadura. Tenemos que conseguir una masa firme y lisa.

Cortamos porciones de 80 grs, las boleamos y las dejamos reposar 30 minutos en una bandeja, bien tapadas con un paño húmedo.

Pasado ese tiempo formamos barritas sin punta con cada bola y las ponemos en la bandeja del horno, cubierta de papel parafinado. Pintamos las barritas con el huevo batido con un poco de sal. Les hacemos unos cortes casi laterales y profundos con una cuchilla y las dejamos fermentar bien tapadas en un lugar cálido durante 90 minutos.

Precalentamos el horno a 250ºC y ponemos un recipiente con agua para generar vapor. 

Cuando los panecillos hayan duplicado su volumen, los volvemos a pintar de huevo y los horneamos a 230ºC  durante 12 minutos. Cuando estén dorados, los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


Estos panecillos son una vez más del maravilloso libro “Pan” de Xavier Barriga. Son parecidos al Pan Dulce con Regaliz. Hay que ver el juego que nos ha dado este libro esta año, verdad? Es que cuando se encuentra un libro en el que todas las recetas son apetecibles…. poco a poco y con tiempo, las vamos probando todas….

Esta receta la hice hace mucho tiempo, pero como supongo que os pasa a todos los que tenéis un blog de recetas, vamos probando cosas nuevas, haciendo recetas que nos apetecen y luego no tenemos tiempo para publicar tanto…. Bueno, hay gente que si, que publican sin parar, qué mérito!!!!

Por eso voy a aprovechar estos días que quedan de agosto para publicar unas cuantas recetas de esas que se me han quedado atrás y que en muchos casos he copiado de vuestros blogs durante este año. Y que por supuesto están todas buenísimas!!!!!!

sábado, 14 de agosto de 2010

Empanadillas de Bonito - D.C. August 2010


The August 2010 Daring Cooks’ Challenge was hosted by LizG of Bits n’Bites and Anula of Anula’s Kitchen. They chose to challenge Daring Cooks to make pierogi from scratch and an optional challenge to provide one filling that best represents their locale.

Ingredientes :

½ vaso de Agua
½ vaso de Aceite
½ vaso de Vino Blanco
Sal
Harina (la que admita)

300 grs de Bonito del Norte en aceite
1 Cebolla grande
1 Pimiento Verde
2 Huevos cocidos
Aceite de Oliva
Sal


Preparación :

Preparamos primero el relleno. Cortamos la cebolla en juliana y la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite. Cuando la cebolla empiece a estar transparente añadimos el pimiento en tiras y los dejamos hasta que estén bien hechos. Añadimos el bonito escurrido y desmenuzado, removemos bien y rectificamos de sal.

Fuera del fuego añadimos los huevos cocidos picados y los mezclamos bien. Reservamos la mezcla.


Ahora preparamos la masa. Ponemos los ingredientes líquidos en el recipiente de la amasadora. Vamos echando harina y amasando. Empezamos con unos 200 grs. Añadimos harina hasta que se forme una bola homogénea, lisa y que no se pegue a los dedos.

La sacamos del recipiente, boleamos y la dejamos reposar 15 minutos antes de utilizarla.


Estiramos la masa con el rodillo lo más fina posible y la cortamos en forma de círculos, del tamaño que deseemos hacer las empanadillas. Las rellenamos con una cucharada de la mezcla de bonito y las cerramos con la ayuda de un tenedor, formando estrías. Yo prefiero este sistema más que los aparatitos de cerrar empanadillas.


Ponemos aceite en una sartén y cuando esté muy caliente, freímos las empanadillas hasta que estén doradas por los dos lados. Las vamos pasando a un papel de cocina absorbente y servimos inmediatamente.

Con esta cantidad de masa me han salido doce empanadillas y una pequeña empanada, que he horneado a 200ºC durante 25 minutos. Deliciosa.


El reto de las Daring Cooks para el mes de agosto era preparar empanadillas. Hacer la masa y el relleno. La variedad de empanadillas en las diferentes cocinas del mundo es increíble. Nos han dado la opción de hacerlas saladas ó dulces, pero recomendaban hacer empanadillas que reflejaran la manera de cocinarlas en tu entorno.

En mi casa nos encantan las empanadillas y las comemos muy variadas, pero nunca había hecho la masa. Con las obleas de empanadillas de La Cocinera, de toda la vida, la verdad es que nunca me lo había planteado.


Por supuesto, para buscar la receta en este caso, recurrí a la maestra, Pilar de “La cocina de Lechuza”. He copiado la receta de la masa para empanadillas que ella propone y pensaba hacer el relleno de bonito que se ha hecho en mi casa siempre, con cebolla, pimiento rojo y salsa de tomate. Pero encontré la receta de empanada de bonito de su blog y me apeteció una barbaridad probarla. He acertado en los dos casos, la masa y el relleno. Una delicia.

Lo malo de estas cosas y de aprender tanto, es que ahora, en mi casa, no van a querer las de toda la vida…. con lo buenas que nos habían parecido hasta ahora. Pero como siempre, lo casero es infinitamente mejor y en este caso el resultado ha sido espectacular.

viernes, 13 de agosto de 2010

Otro viaje al Norte


Ayer volvió mi hermana de sus vacaciones en Asturias y Santander. Parece que se está convirtiendo en una costumbre, en verano, hacer este viaje al Norte y yo estoy encantada….. siempre viene cargada de verdaderas maravillas…

Aunque ahora con el rollo del peso de los equipajes en los aviones, ha tenido que controlarse… una pena. 

Y además ha estado en casa de una amiga en donde no les falta un detalle. Ella se ha sentido como en Farmville, pero con música…. ella me entiende…


Ya tenemos en nuestra despensa bonito, anchoas, sobaos, quesos variados, sidra, dulce y mermelada de manzana, chocolates, mermeladas para tartas,…… una alegría!!!

(foto extraida de la web de Lidl)
Y quiero aprovechar para recomendaros los cuchillos de cerámica que han puesto en oferta esta semana en Lidl. Yo los he comprado esta mañana y no he querido deciros nada hasta que los he probado y la verdad es que no tienen nada que envidiar al cuchillo de cerámica que compré el año pasado en Madrid y que me costo un ojo de la cara….. estoy encantada.

No se si dará el mismo resultado, pero creo que merece la pena probar. La verdad es que da gusto trabajar con estos cuchillos y en Lidl están a muy buen precio.